miércoles, 21 de octubre de 2009

Ley de Ingresos para el 2010 Aprobada en el Congreso

Mi primera reacción a lo aprobado en el Congreso está en mi columna de hoy en la sección de Finanzas del Universal: Ley de Ingresos: Cirugía Cosmética

20 comentarios:

Martha G. Carmona dijo...

Efectivamente, más de lo mismo… Qué mal que, teniendo la oportunidad de llevar a cabo una reforma que atacara los problemas de raíz, el Congreso se esté limitado a mantener la misma dinámica [errónea] de planeación y que no logre ampliar la base impositiva, sin mencionar que los grupos privilegiados siguen siendo los mismos. Parece que todavía no queda claro que el problema no es pagar impuestos, sino quiénes lo pagan y cómo se redistribuye.
Desafortunadamente, no estamos viendo un cambio institucional relevante, por lo que la brecha de desigualdad en el país seguirá igual o incluso podría aumentar, ya que, como sabemos, las transferencias de recursos que otorgan programas como Oportunidades ayudan a aminorarla, y todavía no se sabe en qué términos quedará la asignación de recursos con este fin.

Sergio dijo...

Decepcionante es el adjetivo correcto para describir la Ley de Ingresos, 2010. Lamenteblemente, "sorpresiva" no tiene la misma característica.

Sobran recomendaciones para el Estado mexicano en materia de política fiscal. Sin embargo, prácticamente todas atentan contra los intereses de algún grupo (o algunos) cuya influencia en términos de economía política es suficiente para bloquear cualquiera de las reformas que exigen el crecimiento y desarrollo económicos de México.

Esto es consecuencia de las características institucionales de nuestro país, y su solución está limitada por las mismas características. ¿Cómo romper el "círculo vicioso"?

Sergio Montero

Anónimo dijo...

Saludos......No entiendo como algunos de ustedes todavia insistan, como suelen hacer los economistas que aparecen en Televisa y Azteca, que urge ampliar la base impositiva. En EEUU, 48% de los "cautivos" no pagan ISR, gracias a creditos fiscales (earned income tax credit). En Mexico, gracias al aumento del ISR al 30%, un cautivo que perciba 5 salarios minimos pagara lo mismo que Azcarraga y RSP. Como se puede justificar esto? Y como pueden ustedes justificar el impuesto del 2% a todo. No les parece mucho mas indicado el plan de AMLO, muy parecido al plan de Obama, de gravar las ganancias bursatiles y gravar los dividendos? Finalmente, si ustedes realmente desean un Mexico Moderno, y no un Mexico del siglo pasado, les recomiendo que dejen de apoyar al PRI y al PAN. Ninguno de estos partidos desean las reformas fiscales que Mexico necesita para realizar sus posibilidades.......Saludos

Israel Tello dijo...

Se trataba de "refundar" no "refundir" el sistema fiscal. Saludos Dr.

Anónimo dijo...

Muy interesante su articulo, todo seguira igual, cambios estructurales? muy dificilmente se dieron antes, muy dificilmente se veran hoy y manana.

Dr, podria hacer un historial de ese "path dependence" en Mexico, para observar ese patron entre
"las reglas del juego entre los distintos miembros y grupos de la sociedad" contra tiempo.

Recorde el primer o segundo capitulo del libro "Einstein's dreams", donde se habla de este "path dependence" en el Universo.


Gracias,

Alex

Jorge dijo...

No hay cambio estructural. Es muy triste porque ya vimos que, después, nosotros pagamos las consecuencias de los procesos de "crisis".

La verdad, el papel de los funcionarios públicos durante este sexenio ha sido patético y no hay mucho más que decir.

Les debería de dar pena hablar tanto y hacer tan poco.

Creo que los argumentos económicos ya están expuestos y que lo que acaban de hacer no sirve para nada.

Jorge Luis García
CIDE

Francisco Villasenor dijo...

Concuerdo: "más de lo mismo".

No entiendo por qué el gobierno no quiere expandir la base gravable; por más que sea un costo político, yo estoy seguro que es mucho menor que el de cerrar LyFC.

En cuanto al impuesto en telecomunicaciones, sin duda gran parte lo terminaremos pagando los consumidores. Tampoco entiendo por qué el gobierno decidió gravar estos servicios si generalmente los que lo usan son los mismos que llevan pagando impuestos toda la vida.

Dos palabras que vienen a mi mente son: "decepción" e "impotencia" ante nuestros representantes electos.

Francisco Villaseñor
CIDE

Gabriel Estrada dijo...

No me extraña que los diputados no hayan incrementado sustancialmente los impuestos, ya que estamos aún en crisis. Pero el hecho de que hayan sido 415 votos a favor de la ley de ingresos y sólo se necesitaban 225 es indicativo de que se pudieron haber hecho más cambios. Faltó valor. Lo más decepcionante sin duda es que no hayan creado una regla más adecuada de política fiscal contracíclica que obligue a ahorrar en los tiempos de abundancia y permita gastar en los tiempos de contracción. Asimismo, debieron haber propuesto esquemas más adecuados para obligar a que el gasto sea eficiente, sobre todo en estados y municipios.

La tendencia parece ser que cada año se harán pocos cambios fiscales, pero siempre algunos. Sin embargo, seguramente conforme se acerque el fin del sexenio, los acuerdos se harán más difíciles. Este era el momento más adecuado para hacer cambios sustanciales.

Anónimo dijo...

Alejandro,

Retomo lo que escribes en tu columna: "Quiero despetrolizar a las finanzas públicas, pero no me atrevo y entonces sigo recurriendo a este cómodo expediente".
En ese sentido, a mi no me queda claro que realmente se quiera "despetrolizar" las finanzas públicas, cuando en lay de Ingresos se establece que:
"La Secretaría de Hacienda y Crédito Público podrá destinar la recaudación obtenida por el derecho sobre hidrocarburos para el fondo de estabilización a que se refiere el artículo 256 de la Ley Federal de Derechos, en exceso del monto referido en el párrafo anterior antes de destinarlo al Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros, para compensar parcial o totalmente los ingresos del Gobierno Federal durante el ejercicio fiscal de 2010..."
Es decir, la lógica sigue siendo utilizar los recursos petroleros, incluso para compensar algún desajuste en tus ingresos.

Saludos,

FAM

Andrea dijo...

La nueva legislatura llegó a refrendar que los cambios en el país no existen debido a que nadie quiere asumir los costos políticos.
Concuerdo con mis compañeros en que el sentimiento es de impotencia. Es notorio que la sociedad se irrita y molesta cada vez más. Es bastante generalizada la molestia entre los ciudadanos.
Como siempre, los legisladores manipulan los paquetes sin un fundamento teórico por lo que probablemente no están previendo las consecuencias a largo plazo.
Lo peor es que el tiempo está corriendo y ventana de oportunidad no se está aprovechando. Esperemos no se cierre sin antes ver algun indicio de iniciativa para lograr cambios.

Anónimo dijo...

Mi estimado anonimo, estoy de acuerdo contigo pero me gustaria que hicieramos una simulacion.

Que sucederia si el dia de manana todo Mexico deje de ver a Televisa y a TV azteca?.

Que haria el gobierno en este caso?.
Se quedaria con los brazos cruzados y diria, es problema de las televisoras?, es un libre mercado?.

Probablemente tendrias a un soldado entrando y saliendo de tu casa diciendote que tienes nexos con el narcotrafico y que debes ver la televisa y tv azteca para que no se lleven a tu familia a la carcel. De locos?. Porque existe un estado militar en Mexico? por el narcotrafico? Para meter miedo a la poblacion. Si derrumbaron las torres gemelas.

No se como vaya a reaccionar pero de una cosa estoy seguro el interes del pueblo es lo que menos le importa. Entendamos el poder es televisa y tv azteca junto con otros.

Lo que sucedio ayer en la camara de diputados no deberia de sorprender a nadie, mayor de 35 anos. No por falta de conocimientos sino por experiencias pasadas.


saludos
Alex

Anónimo dijo...

Dirigido al Secretario de Hacienda de México ya que acaba de anunciar un alza de impuestos en septiembre, como si el país estuviera en la abundancia, apenas tenemos para lo más indispensable, por que no se bajan ellos sus sueldos.


Germán Dehesa

Lo acabo de ver en la TV y quedé francamente sorprendido. Por boca de usted vine a saber que la Secretaría a su digno cargo planea para septiembre un aumento en los impuestos. Dijo usted esto y se quedó con rostro muy satisfecho y bonachón, haga de cuenta Oliver Hardy cuando lograba pedir su refresco de sasafrás. No es por molestarlo, Don Carstens, pero de una vez le voy diciendo que me niego y me negaré rotundamente a aceptar esa alza que, tal como fue presentada, más parecía una "puntada", que algo bien razonado y de cara a la ciudadanía. Ustedes hacen sus reunioncitas para tomar decisiones que afectarán a todos y así, sin la menor explicación, nos anuncian esos cambios que siempre son, según ustedes, "para bien de la patria". Cada vez que nos hacen su perrería pretenden aplacarnos diciendo que todo es para servirnos mejor. A mis 65 años de edad, he tenido ya tiempo suficiente para comprobar que no hay cambios sustanciales que avalen lo dicho por la alta burocracia. Es decir, nuestros servicios siguen siendo de chisguete y para comprobarlo basta observar el ominoso y tornadizo comportamiento de la energía eléctrica en nuestros hogares cualquier tarde lluviosa. Es un desastre, como lo es el campo, como lo son esos hospitales rurales que, al poco tiempo de su inauguración, ya han sido saqueados y desabastecidos. Miremos hacia la educación y de ninguna manera miramos el afable e inteligente rostro de Don Pablo Latapí, sino el de la Gordillo, esa mancha escurridiza, deforme y acuosa, o asomémonos a nuestros corruptísimos cuerpos policíacos que ya no pueden ser más ignorantes, más miedosos, más impreparados y más dispuestos a transar con la delincuencia. Junto a esto, veamos los crecientes salarios y prebendas de los diputados, senadores y toda la caterva de "los que ya llegaron". Ellos, no nosotros, son los únicos beneficiarios de estos aumentos que, de tiempo en tiempo, se les ocurren a los de nuestra casta dominante.
Mi estimado Don Carstens: ¿quiere usted subir los impuestos?, bueno, pero primero díganos por qué, explíquenos de modo sencillo cómo es que no le están saliendo las cuentas y necesita más dinero; dinero que, no lo olvide, sigue siendo nuestro y nunca de usted. Los países que llamamos "democráticos" están obligados a tener un gobierno al que tienen que mantener para que éste, entre otras cosas, administre bien el dinero que ponemos en sus manos y lo aplique con tino y rectitud. Resulta, Don Carstens, que ahora va a necesitar más y yo ciudadano y causante tengo todo el derecho a preguntar: ¿para qué lo quiere?, necesito que nos muestre una lista puntual y desglosada de a qué se van a aplicar esos nuevos dineros; de otra manera, esto sería pachanga y un flagrante abuso de autoridad de su parte. Quedamos claros: si no me explica para qué lo quiere, no le voy a dar ni un centavo de mi dinero que en este año horrendo he podido reunir con trabajos y chambas que ni usted, ni sus diputados pueden imaginar. Hacer el anuncio del aumento al tiempo que los periódicos denuncian los gastos imbéciles de la Presidencia y de su administración, es un insulto intolerable. No pago porque no es ético y háganle como quieran.

Vannesa Miramón dijo...

Con respecto a la convergencia de los países ricos contra los pobres, las teorías de otros economistas como Solow también consideran la convergencia entre países, sin embargo los datos parecen mostrar que en realidad existe divergencia (claro los resultados pueden variar dependiendo de los países y el modelo estadístico que se utilice) lo que implica que si México no realiza las medidas necesarias en términos fiscales y en general estructurales, la brecha entre nuestro país y otros países como los de la OCDE será mucho mayor en el tiempo. Lástima que la decisión del gobierno no haya sido más agresiva y valerosa y menos ortodoxa y pasiva. Al parecer el costo político representa un motivo demasiado fuerte como para llevar a cabo decisiones económicas eficaces.

Vannesa Miramón

Antonio dijo...

Me parece bastante acertado el comentario de North, el pasado del país es lo que no permite el cambio necesario para que México crezca, los problemas son estructurales creo que ya toda la poblacion lo sabe, y el problema es el mismo, las medidas que se han tomado y que al parecer se siguen y seguiran tomando no son las adecuadas para atender estos problemas, son efectivamente solo una salida cosmetica.
Por otro lado, la insistencia en que la base sea mayor se debe a que no es justo que solo una parte de la poblacion pague impuestos mientras los demas disfrutan de los pocos recursos que hay pagados con los impuestos.

O.P.R. dijo...

Como ya lo había comentado antes, las discuciones de Hacienda sobre qué impuestos sería el mejor, sobre si es progresivo o no, si se le transferirá a los consumidores o a las empresas, sobre cuánto tiempo permanecerá el impuesto, sobre a qué otros bienes podría cargarseles un impuesto, etc. llega a cegarlos al grado que se les olvidan ciertas cosas relevantes.

En particular con su concepción del ser humano como un agente económico al cual puede extraérsele renta de tal forma que pague más por su consumo ya sea para satisfacer sus vicios (tampoco lo dijo en el sentido moral) o por usar el servicio X para compensar el déficit fiscal y las malas decisiones tomadas anteriormente está mal. En el fondo se trata de solucionar un problema de una forma muy ineficiente, a costa de los ingresos de las personas porque no son capaces de llevar una reforma estructural adecuada y combatir las barreras políticas y atreverse a elaborar una política económica que este acorde a las necesidades de la economía mexicana y no meras "cirujías cosméticas".

La gente no sólo ya no está dispuesta (en general nunca es grato) a pagar impuestos , sino que ya no alcanza para un gran sector de la sociedad costear lo que éstos impuestos implican.

Cómo puede, por ejemplo, la gente de clase media o aquellas personas que están apenas por encima de la delgada linea de pobreza, costear los gastos de transporte o tener una educación decente para no caer en la trampa de pobreza generacional en la que se encuentran las clases más bajas de nuestro país dada la falta de oportunidades. Lamentablemente, el único recurso de muchos es el sector informal mal pagado.

No es que esté mal cobrar impuestos si el sistema tributario fuera eficiente o si en verdad se redistribuyera adecuadamente la renta pero lamentablemente como bien lo señalas,las políticas económicas parecen estár dirigidas a favorecer a los grupos rentistas entendidos como "aquellos que tienen práctica en materias de Hacienda pública".

Oscar Portillo

Anónimo dijo...

Saludos.....Estimado Alex, otra simulacion. Los medios en Mexico existen, pero siguen la linea editorial de NBC, CBS, y ABC en EEUU. Osea, difunden un punto de vista Izquierdista, CentroIzquierdista. En lugar de que aparezcan economistas abogando por una Tasa Unica, o un impuesto al consumo, invitan a Paul Krugman, para que abogue por un ISR del 45%, y un aumento al impuesto sobre ganancias bursatiles y dividendos. En lugar de ver profesores que tildan a AMLO de Marxista, aparecen profesores que lo tidarian de Centrista, y lo compararian a Roosevelt y Clinton, como muchos comentaristas hicieron a AMLO en el 2006 en EEUU, que AMLO iba a traer el New Deal a Mexico......(ii) Antonio, todos no tienen que pagar el IVA actualmente? Osea, si un campesino va a establecimiento comercial, porta una tarjeta que lo exenta del IVA? No entiendo la fascinacion de tantos de ustedes con el IVA. Si realmente quieres que todos aporten lo justo, te sumarias al plan de AMLO y Obama, un plan en el cual los mas favorecidos de ambos paises pagan lo justo. Cuanto paga RSP y Azcarraga sobre los dividendos que se AutoDeclaran? Cuanto pagan cuando venden acciones en sus empresas? En eso debemos enfocarnos.........Saludos..

Diana dijo...

No puede ser que los problemas estructurales sigan sin atenderse en México, medidas como aumentar la estimación del precio del petróleo sólo reflejan la mediocridad con la que se toman las decisiones en este país, qué fácil es subir una estimación a US$59 por barril para que las cuentas cuadren el próximo año y no atacar el problema de las finanzas públicas petrolizadas. ¿Hasta cuándo durará esta etapa de resolver las cosas “por encimita”?

Diana Alférez

Guillermo dijo...

Cuanta razón tiene North.

Creo que la aprobación de de la Ley de Ingresos para el 2010 tal y como se aprovó era un resultado altamente previsible, sobre todo si observamos la configuración de la H. (léase "inche") Cámara de Diputados. Además hay que rocordar que, por alguna razon, hay elecciones cada año. Si a esto le agregamos la falta de popularidad del impuesto al consumo (sobre todo a alimentos y medicinas) y el impacto psicológico de aumentar un punto porcental vs. un impuesto nuevo, el PRI, y su reforma, aparece como el partido que más vela por los interéses sociales. En este contexto, la medida me parece totalmente Oportunista.

Anónimo dijo...

Si bien es cierto que este es un proceso de path dependence, tambien es cierto que al ser asi la mayoria de los habitantes de este pais ya estan acostumbrados a que las cosas funcionen de esta manera. Y no solo esto, sino que tambien nos hemos acostumbrado a ver el terrible futuro de Mexico como algo ya determinado y no como algo que pude ser cambiado mediante reformas estrucutrales u otro tipo de acciones.
Lucia Rodriguez
P.D. Perdon por los acentos.

Claudia Navarrete dijo...

Concuerdo con que resulta frustrante que se desperdicie la oportunidad de realizar un cambio estructural de fondo en cuestiones fiscales.
Me parece que con esta reforma sólo se está aplazando el resultado que cada vez se vuelve más inevitable: la insolvencia fiscal.
Si no se ataca el problema de raíz, llegará un momento donde sostenerlo será imposible y las consecuencias serán mucho peores en términos de ingreso (impuestos) y desigualdad.