martes, 13 de octubre de 2009

El Precio del Petróleo en el Presupuesto

Lo que estaremos viendo en estos días es que en las propuestas alternativas de los partidos políticos se incluirá aumentos en el precio del petróleo previsto para el 2010. Este ha sido el expediente durante muchos años y ha sido la forma de darle la vuelta a compromisos fiscales más serios (y por eso más complicados). El precio de este producto es uno de los más difíciles de predecir por su alta volatilidad en el mercado mundial, pero existen fórmulas más o menos adecuadas utilizadas en todo el mundo. Aún así los márgenes de error no son pequeños. Lo que si podemos suponer es que dado el lento crecimiento en la economía mundial en los próximos meses, es difícil ver una seria recuperación en la demanda mundial y por lo tanto precios crecientes. Fijar un precio mayor en el presupuesto es sólo un manoseo contable (e irresponsable). Lo prudente es mantener un precio acorde con una revisión moderada. Si resulta mayor en el futuro, para eso están los fondos de estabilización donde se acumulan los recursos y las reglas en su uso. Pero si el precio se fija alto y resulta menor, como hay un límite de déficit aprobado, aunque se aumente en esta discusión, conducirá necesariamente a recortes futuros en el gasto. Parece que esto no lo han entendido los legisladores y como siempre hacen uso del recurso fácil.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Dr. y porque no checamos que dicen las consultoras internacionales. Si poniendo el precio bsjo, siempre perdemos, si lo subimos un poco tambien vamos a perder. Que dice Morgan Stanley acerca de los precios a futuro en el 2010 por ejemplo.

La decision del precio es politica no es economica, para eso estan las consultoras internacionales.

El ejemplo del Sabado nos muestra que pesan mas las razones politicas que las economicas en este pais.

Gracias por sus posts.
Alex

Alejandro Villagomez dijo...

Alex, gracias por los comentarios. Tienes razón en que la decisión es política, pero eso no quiere decir que exista un criterio económico y técnico y ese es el que rescato, ya que al final ese es mi conocimiento y el objetivo del blog. por otro lado, si lo fijamos bajo, NO perdemos. El crudo se vende al precio del mercado, que sería mayor del estimado, lo que genera un excedente que se acumula en el fondo de estabilización....
Finalmente, Las correduarias tienen su estimación, pero no tiene por que ser la adecuada... ellos también utilizan la información disponible y las técnicas conocidas.... y muchas veces se equivocan

Juan Ignacio dijo...

Alejandro tiene razón: existen métodos pre establecidos para estimar el precio promedio de la MME para el próximo año (a mi me tocó revisar y replicar la estimación hace unas semanas). Sin embargo, también es cierto que la estimación se puede modificar fácilmente.

Lo interesante es que, como Alejandro comenta, un precio bajo o conservador no significa una pérdida real. El problema que yo veo acerca de un precio bajo, es que ante unas finanzas públicas altamente petrolizadas, tanto el ingreso como el gasto (en consecuencia) planeados para el siguiente año se deberían recortar (más). Y eso no seria buena noticia ¿o si?

Alejandro Villagomez dijo...

Juan, es correcto, cuando se estima el precio con la regla estipulada en la Ley, pueen resultar varios valores, poero en general cualquier estimación sabemos produce distintos estimadores, pero estamos en psibilidad de valorar cuáles son mejores o no.
En cuanto a un precio bajo, es cuierto, significa menos gasto y esto es malo en este momento, pewro tampoco es correcto aumentar los recursos contablemente solo por aumentar "virtualmente" el precio estimado, particularmente cuando sabemos que es una valor altamente volatil.

Anónimo dijo...

Saludos....Porque no utilizar la misma prevision que estan utlizando las grandes empresas petroleras para decidir si un proyecto es viable o no. Hace meses, vi una presentacion de Conoco, en la cual estimaban el precio de 65 a 80 para el proximo ano. Me imagino que, dado lo que le ha pasado al dolar, el rango ha aumentado. Me imagino que Pemex tambien maneje una cifra para decidir si un proyecto es NPV positivo o no. Entonces, porque no utilizar un promedio ponderado, 50% Pemex, 50% otras empresas en la industria. Si el precio actual supera la prevision, su guarda en una cuenta hasta junio del 2010, cuando se puede comenar a utilizar. Si el precio se ubica abajo, una mezcla de deuda 50% y reduccion al gasto corriente 50% llena el boquete.........Saludos.

Sergio dijo...

Definitivamente, modificar el precio del petróleo en el presupuesto no tiene relevancia en relación con el impacto real que este recurso tendrá sobre los ingresos del Estado mexicano.

No obstante, las implicaciones políticas (o incluso psicológicas) de errores en el pronóstico son significativas: ¿quién gana políticamente cuando el gobierno obtiene ingresos excedentes?

Sergio Montero