miércoles, 7 de septiembre de 2011

Sobre el Analfabetismo Económico de los Funcionarios

Mi columna, Tintero Económico, que se publica hoy en el Universal

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos Profesor. Creo que muchos funcionarios, sea en Mexico o EEUU, si entienden la Economia, pero han decidido que ciertas distorciones valen la pena. Un ejemplo. El Congresista Barney Frank, de Massachussetts. Super Inteligente, egrasado de Harvard, la gente que lo conocen dice que ningun Congresista (hay 435) entiende la Economia como el. Sin embargo, el siempre ha justificado subsidios masivos al sector de vivienda para asi ayudar a las clases desprotegidas. Incluso, un ano antes que Fannie y Freddie tuvieron que pedir un rescate de parte de los contribuyentes, Frank argumentaba que los que querian que Frannie y Freddie hagan menos prestamos eran unos Derechistas que atentaban contra la Clase Media. Y muchos que querian esto tambien se habian egresado de las universidades elite de EEUU, muchos titulados en Economia. Te doy otro ejemplo. Cuantos economistas en Mexico, de los mas inteligentes, han abogado contra un aumento del REGRESIVO IVA a alimentos y medicinas? Cuantos han abogado para un aumento? Mi punto? Un politico, un burocratas, siempre podra encontrar en teorias economicas lo necesario para justificar su forma de pensar, sea para ayudar a la Clase Baja / Media, o a la Clase Latifundista.

Carlos Carrasco dijo...

Un ejemplo recurrente en estos últimos años, es el subsidio a la gasolina y el argumento para mantenerlo. Además de que beneficia en mayor medida a los deciles más altos, genera incentivos contrarios a los que se argumenta buscan con su imposición.

Anónimo dijo...

Como sabemos la intervención del gobierno en el mercado siempre genera distorsiones, algunas veces estas intervenciones resultan positivas para la economía. Sin embargo, casos como los que presenta en su artículo nos llevan a pensar sobre la facultad que tiene el gobierno para implementar medidas en el mercado.
Viviana Aragón

Anónimo dijo...

De acuerdo!
Me resultó tan irrisorio leer sobre la resolución Telmex. Con la cantidad de recursos que tienen ambos poderes de la Unión, bien podría contratar economistas para basar en ellos sus decisiones...económicas.
No está de más voltear a ver CBO (Congressional Budget Office de EU), un órgano público que hace análisis económico de calidad y es apartidista.

Andrés J. V.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con usted, profesor, la ignorancia de nuestros legisladores en materia económica ha tenido graves repercusiones en el manejo del país. Deberíamos tener más economistas y menos abogados en el sector público. Asimismo, considero que si toda la gente tuviera un conocimiento básico de economía, estaríamos más cerca del supuesto económico de que todos los individuos optimizan y son racionales. Así, la economía no sólo sería más estable, sino que cualquier política pública sería más efectiva.

En lo referente a la legalización de las drogas debo discrepar. No creo que se trate simplemente de ver un modelo económico. El punto de estos modelos (hay que admitirlo) es que no son precisos. Nos ayudan a entender la realidad, pero no nos aseguran un resultado. En mi opinión, es más lógico pensar en que tenemos individuos que están teniendo grandes ganancias por la venta de la droga y no creo que simplemente vayan a rendirse ante el mercado y dejar de recibir este ingreso. Tal vez eliminemos el narcotráfico, pero sin duda aumentarían los secuestros, robos o tráfico de armas.

Itzel De Haro

Gabriela dijo...

Si bien es cierto que nuestras autoridades carecen de la educación económica necesaria para ejecutar adecuadamente su trabajo, creo que el problema no es la necesidad de ésta, sino que no existe ninguna regulación que obligue a las autoridades a tener educación y experiencia.
La forma en la que nuestro país elige a sus autoridades, generalmente no tiene nada que ver con un aspecto academico; entonces, el problema no es sólo brindarles educación, sino que ésta sea necesaria para poder desempeñar el cargo de autoridad.
Gabriela Márquez

Rodrigo V. dijo...

Es impresionante cuando escuchas hablar a personalidades públicas sobre temas económicos, pues normalmente basan su conocimiento en “habladas” o conocimiento popular; también, les es difícil diferenciar entre argumentos políticos y económicos. Hoy por la mañana escuché a una personalidad pública que decía que Mexicana debía ser rescata por ser “eficiente”. Todos los días encuentras en la prensa nacional montones de errores económicos, incluso en periódicos como El Economista y El Financiero, donde a pesar de ser periódicos especializados no presentan datos deflactados, a veces reportan crecimientos donde en realidad hubo decrecimiento real. Abundan los cometarios económicos de todos los políticos y periodistas, los cuales no tienen ni pies ni cabeza. Otro ejemplo es la oposición de algunos diputados a la nueva adquisición de Pemex (como 10% de Repsol).
Hay mucho camino por recorrer.

CARLOS JIMENEZ dijo...

Estoy de acuerdo profesor, en la actualidad la mayoría de nuestros representantes políticos no tienen la menor idea sobre asuntos económicos. Esto hace que muchas de las decisiones que se toman no tengan los mejores resultados.
Pienso que algunos de los políticos saben algo sobre economía, pero muchas veces estos actúan siguiendo sus propios intereses dejando en segundo plano los conocimientos económicos.
Otra cosa que me parece importante es lo que menciona sobre la educación a la sociedad. La gran mayoría no tiene conocimientos sobre economía, tal vez tengan intuiciones pero eso no basta. Un ejemplo es lo que ocurre con las tarjetas de crédito, algunas personas no saben que es el CAT y ademas no la administran adecuadamente lo que ocasiona que algunos casos sus deuda se multiplique.

Anónimo dijo...

Bueno, es cierto que muchos de nuestros funcionarios públicos tienen bajo nivel educativo, pero no por impartirles unos cursos de economía van a tomar mejores decisiones. Creo que ni los propios economistas tienen la formula secreta para que este mundo funcione mejor.
Alayn González

Anónimo dijo...

Saludos profesor
A mi opinión es algo importante lo que acaba usted de mencionar, pero de igual manera no me gustaría dejar de mencionar, que a pesar de que a veces tenemos personas preparadas, como ya lo menciono un compañero, a veces no usan ese "alfabetismo" con el que pudieran llegar a contar y en cambio responden a muchas otras acciones, digo yo, como es posible que están en plena lucha contra el narco, haya pasado lo de "casino royal" que por cierto ahora ha descarrilado a Creel de la posibilidad de obtener la candidatura, si sabemos perfectamente que esto es uno de las posibilidades de lavado más grandes que existen, como es posible que no haya salidas de emergencia, pero claro antes del ataque quien pensaría en esto, pero lo bueno es que "en nuestra lucha contra el narco vamos avanzando", donde quedan las regulaciones???... claro si desde arriba no existe esta conciencia académica, como podemos esperar más.
Jorge Alberto Alvarez Vazquez

Anónimo dijo...

Me parece muy acertada su opinión que los policy makers tengan educación diversificada. En este sentido, me parece que aquí mismo en el CIDE nos ha fallado ese sentido de diversificación sobre todo con el reciente tema de los intercambios. El intercambio generalizado era un espacio para no sólo recibir educación distinta del modelo del CIDE, sino que resultaba un excelente oportunidad para los alumnos de tener nociones básicas de otros campos como la sociología, psicología, etc. El fallo de limitarlos y de, en vez de buscar alternativas con alto rigor academico, restringir el acceso a dicha diversificación, me parece tiene un efecto muy negativo en nuestra educacioón como economistas. Dudo mucho que la teoria de decisión o la mayoría de los nuevos temas de desarrollo económico, sean posibles sin nociones de sociologia o psicologia o antropologia. De hecho, recuerdo hsber leido una biografía de John Nash, Beautiful Mind, en la que se explica que las bases para desarrollar el equilibrio de Nash se le ocurrio en una clase totalmente disasociada de su carrera, una clase de negocios me parece, o que Steve Jobs recuerda como su clase más importante la de baile, que le dio un sentido de armonía y estética, la base de lo que el considera es la apple.
Gabriel Garcia Plata

Anónimo dijo...

Me parece que es una critica bastante acertada. En el estado de Guanajuato algunos funcionarios en el pasado han llegado a secretarías estatales con títulos de preparatoria en las secretarías de finanzas o de economía. Parece ser que a nivel federal los funcionarios cuando menos tienen licenciatura aunque no tengan conocimientos de economía. Varios puestos políticos deberían ser substituidos por puestos administrativos con requerimientos técnicos mínimos para mejorar la administración y las políticas públicas.
Mario Enrique

Anónimo dijo...

Personalmente creo que un curso mínimo (tal vez una mezcla de micro/macro/teoría de juegos) de economía sería útil para la mayoría de las personas, pero no se que tan urgente sea que la clase política sea experta. Como se mencionaba en un comentario anterior, los políticos siempre tienen intereses y probablemente son indiferentes de lo que diga la teoría económica al respecto. Tal vez una mejor solución seria que hubiera una asesoría económica mas fuerte en cuanto a política publica. En cuanto a las declaraciones que hacen, no hay nada que podamos hacer; solo saber lo suficiente como para identificar cuando alguien dice algo coherente.

Alejandro J. Favela Nava

itzel rocío dijo...

Cuando se trata de temas relacionados con la economía, todos quieren opinar pero sólo muy pocos aportan algo relevante. El problema, en algunos casos, no es que hablen si no que las decisiones que toman los políticos con base en sus escasos conocimientos en la materia afectan a todos. Por ello, sería recomendable que los políticos llegaran a sus respectivos cargos con nociones básicas de economía. No creo que funcione darles un curso durante
su periodo de trabajo ya que esto resultaría costoso y es probable que muchos de ellos no asistan.

Itzel Rocío Osorio Rosas

Anónimo dijo...

La intervención de un tercero en la economía siempre generará distorciones, en especial el gobierno mexicano es muy ineficiente y todos se pierde en trámites burocráticos sin sentido, debería de darsele más importancia a las instituciones capaces de regular y tomar en cuenta el punto de vista económico.
Raúl R. Jasso López

Anónimo dijo...

Creo que quienes toman decisiones en nuestro país definitivamente deben conocer aunque sea los fundamentos de la economía. Pienso que sería una buena medida, pues si bien seguirían inventando todo tipo de artimañas que distorsionen los mercados y todo tipo de impuestos regresivos, es muy probable que lo hagan pensando en causar un menor daño a la economía.

Lizet Alejandra dijo...

En mi opinión, este problema va más allá de la falta de cultura económica de las autoridades. En este país, una gran mayoría se emplea en un trabajo para el que no se preparó o no lo hizo bien y la ineficiencia generada por esta situación nos agobia a todos diariamente. Creo que es una cuestión de cultura.
Los futuros economistas tenemos la importante labor de hacerles entender quienes no lo son que las decisiones y las opiniones pueden basarse en preceptos económicos básicos que generan mejores resultados que simplemente hablar por hablar y actuar por actuar.