martes, 11 de agosto de 2009

La Hipótesis de los Mercados Eficientes (EMH) y el Debate

Uno de los temas que se ha estado discutiendo de manera fuerte en los últimos meses en la academia a raíz de la crisis actual es el referido a la Hipótesis de la Eficiencia en los Mercados o EMH. Este concepto ha sido central en la teoría de las finanzas desde su desarrollo por Fama en su tesis doctoral en los años sesentas.
De manera simple, este concepto señala que el precio de los activos negociados en los mercados financieros reflejan toda la información disponible por los participantes en el mercado y sus expectativas sobre el futuro, y se ajustan instantáneamente cada vez que se cuneta con información nueva. Esto implica que no es posible que alguien pueda superar de manera consistente al resultado del mercado excepto a través de la suerte.
La EMH ha sido criticada por diversos académicos, en especial aquellos que se ubican en la corriente de "behavioral economics", como es el caso de Shiller, pero es claro que como consecuencia de esta crisis actual, este planteamiento esta siendo cuestionado de manera agresiva.
En este post que hago referencia a un artículo reciente de Lucas, realiza una defensa de este concepto. Para otra defensa, pueden ver este video del propio "padre" de la EMH, E. Fama.
Aquí hay más intervenciones de este debate, inlcuyendo esta de Posner.
Este es uno de los temas en los que se mantendrá fuerte controversia en los próximos meses y años.

1 comentario:

Marco Antonio Moreno dijo...

Estimado Alejandro,
este es, por cierto, uno de los temas que considero relevantes en economía. Desde un principio tan válido y real como la Ley de Say (encuentro insólito que algunos economistas de nuestro "país del norte" lo ignoren y hablen de "la ley del decir", desconociendo el aporte de Jean Baptiste Say y su concepto de que "mi oferta crea mi demanda"), se pasa al equilibrio general walrasiano, el ingreso permanente, las expectativas racionales, las hipòtesis de eficiencia, etc.. estableciendo supuestos cada vez más alambicados.
No deja de sorprenderme cuando constato que muchas cosas funcionan por mero azar.

leeré los adjuntos, y haré algo al respecto

un gran saludo