jueves, 20 de agosto de 2009

Ha Iniciado la Recuperación: Blanchard y el FMI

Hace unos días distintos medios dieron publicidad a una mota atribuida al FMI sobre su señalamiento de que la recuperación ha iniciado. El origen de ésta se encuentra en un artículo que se difundió ese día, escrito por O. Blanchard, economista en jefe de ese organismo, y que se publicará en el próximo número de la revista Finance and Development.
Siempre he respetado a Blanchard como economista y esta confirma su calidad como economista y académico. Vale la pena revisarla acá.
Sin embargo, a diferencia de la noticia positiva de que se considera ya una recuperación, en realidad el análisis es poco alentador en virtud de la cantidad de problemas que se tienen en puerta y que provocarán una muy débil recuperación. De acuerdo a Blanchard, la crisis fue de tal magnitud que ha dejado profundas heridas tanto en la oferta como en la demanda, que durarán varios años. Por ejemplo, señala que la recuperación de los flujos de capital a los mercados emergentes tardará años en darse. También enfatiza los problemas potenciales futuros ligados a las cargas de deuda derivadas de las acciones fiscales (que ellos mismos promovieron fuertemente), por lo que mayores impuestos serán necesarios en el futuro.
Otro punto clave es que estiman que esta crisis ha afectado el nivel de producto potencial de la mayoría de las economías por lo que no regresará a su tendencia del pasado.
El desempleo se mantendría en ascenso aún el próximo año. Y un tema que discute ampliamente es qué sostendrá el crecimiento. Habla de la necesidad de que se vaya reajustando el gasto, del sector público hacia el privado, y que se requiere también una modificación en la demanda mundial entre países. En particular ve como casi la única opción que Asia reduzca su ahorro y aprecie sus monedas respecto al dólar, lo que podría estimular las exportaciones de occidente y en particular norteamericanas, dado que no se ve un fuerte impulso de la demanda interna de este país.
En fin, creo que vale la pena leerlo para que nos ubique realistamente en los grandes retos futuros. Además, esta nota permite complementar mi columna que publique ayer en el Universal.

4 comentarios:

Salvador Rodriguez dijo...

El crecimiento del PIB potencial mundial deberá ser alentado por los países en desarrollo a través del aprovechamiento de los "márgenes de maniobras". Mediante detonar las multicitados variables como: educación con calidad para aumentar el capital humano; competencia; desregulación; mejorar las instituciones financiera para una verdadera intermediación bancaria, etc.

Anónimo dijo...

Alejandro,

Antes que nada, gracias por la recomendación del artículo: muy ilustrativo.

En ese contexto, quiero comentar que difiero en cierta medida, en el tema de que es inevitable mayor carga impositiva, claro, esto considerando a nuestro país, en EU y otras economías puede ser totalmente cierto, no obstante en el caso de México, podríamos explorar alternativas que si bien es cierto no son nuevas, no se han llevado a cabo, como lo es mejorar los esquemas de fiscalización (cobranza coactiva), así como identificar los pntos álgidos de elusión y evasión fiscal para buscar en la medida de lo posible evitarlos.

Por otra parte, dado que tal y como lo establece Blanchard en su artículo, la recuperación de EU no será el motor que impulse nuestra salida de la crisis, es un momento crucial para de una vez por todas se cree la base para fortalecer nuestro mercado interno a través de incentivar los sectores que no dependen del comercio exterior.

Saludos,

Fernando A.M.
MEK-ITESM

Anónimo dijo...

me parece q la mejor opcion en el corto plazo, es el incremeto en los impuestos directos, y mejorar el esquema redistributivo, con el fin de aminorar las perdidas en los mas desprotegidos, aunado a una disminucion en el gasto corriente del Estado y el incremente de este en el peso de la economia

Diana dijo...

El hecho de que Barry Eichengreen haya dicho que la crisis ha “puesto en duda mucho de lo que creíamos que sabíamos acerca de la economía” refleja las profundas heridas que ha dejado la crisis mundial tanto en el lado empírico como en el lado teórico de la economía.
Los futuros retos de esta ciencia social no sólo implican una recuperación a nivel mundial bajo el esquema y las teorías que conocemos, sino una recuperación junto con un replanteamiento teórico: entender las burbujas financieras y sus efectos.

Diana Alférez
CIDE