viernes, 28 de agosto de 2009

Debate Sobre Presupuesto en México: Una Reflexión

Una nota en primera plana del reforma el día de hoy ha provocado cierto ruido en los medios. Como el acceso on line está restringido a subscriptores y al menos que se tenga una copia impresa no se puede ver la nota, reproduzco el punto que me interesa:
.
Lo peor de la crisis, al menos para los mexicanos, no ha pasado. Y es que, ante la magnitud del desequilibrio en las finanzas públicas y el poco margen de negociación en materia impositiva, especialistas ven inminente que la Secretaría de Hacienda instrumente aumentos en bienes y servicios públicos, como la gasolina, el gas y la electricidad.
Alejandro Villagómez, del Centro de Investigación y Docencia Económicas, señaló la viabilidad de subir el precio de la gasolina debido a que la recaudación por este medio es muy eficiente, ya que es un producto con baja elasticidad, es decir, su demanda no disminuye pese a que aumente su precio.
Lo mismo ocurre con el gas y la electricidad, para los que existen subsidios que bajan el ingreso del Gobierno, dijo.
.
Para aclarar, la pregunta que se me hizo fue si creía factible que el ejecutivo incluyera una propuesta en este sentido en el paquete que enviará al congreso en los próximos días, y mi respuesta fue afirmativa, que no es lo mismo decir que es un hecho o algo inminente. Pero si creo que será parte de la discusión, por lo mismo que dice la nota. Los márgenes para hacer frente al hoyo fiscal están muy acotados, pues lo que hemos oído de los distintos partidos es que NO permitirán que suceda, y que es básicamente aumentar ingresos vía impuestos.
.
Para ser claro, lo ideal (o utópico) es que ahora si se diera una discusión seria sobre una reforma fiscal o hacendaria profunda. Esto quiere decir "entrarle" a todo sin acotaciones. Una revisión de la estructura del gasto, incluyendo si es adecuado; su incidencia y eficiencia; reducir duplicidades, etc. Luego lo mismo con la parte de ingresos, buscando ir reduciendo la dependencia en el petróleo para colocarlo sobre fuentes más estables y perdurables, y eso implica discutir en serio la parte tributaria; regímenes especiales; IVA generalizado; tasas a personas físicas; eficiencia en recaudación, etc. Finalmente, adecuar la Ley de Presupuesto y Responasbilidad Hacendaria, por ejemplo modificando la regla fiscal actual por una intertemporal ligada al concepto de déficit estructural o ajustado al ciclo que tanto he comentado desde hace años; modificar las reglas y topes de los fondos de estabilización, etc. Todos esto habrpia que discutir.
Existen muchos diagnósticos técnicos serios así como propuestas porque es un tema de muchos años, por lo que no se esta partiendo de cero. Es un problema de voluntad política, porque necesariamente habrá grupos perdedores en este proceso, pero no necesariamente los de menos ingresos como se cree y se dice. Depende como se estructure este esquema fiscal.
Además podría existir un compromiso de discusión de la pñolítica social para modificar el esquema nacional y ampliar la cobertura. por ejemplo, introducir una pensión universal mínima básica que puede financiares con algunos puntos del IVA, etc. Esta es la discusión.
Ya estaremos comentando sobre este tema en los próximos días y semanas.

9 comentarios:

Sergio dijo...

Verdaderamente, pensar en una reforma fiscal integral resulta utópico. Sobran recomendaciones para el Estado mexicano provenientes de la teoría y experiencia económicas. Sin embargo, lo más seguro es que nuestros gobernantes terminarán recurriendo a salidas rápidas, miopes e insuficientes (como elevar los precios de la gasolina, el gas y la energía eléctrica) para aliviar superficialmente los padecimientos económicos de nuestro país.

Sergio Montero

Jorge dijo...

Todos los años es lo mismo: esperar a que los legisladores, cuyo conocimiento en la materia de Economía es nulo, realicen una reforma estructural que le convenga a todos los mexicanos.

Me pregunto si no estarán mal todos los que esperan que esto pase. (Me incluyo)

¿Qué podemos esperar de un congreso (con merecidísima minúscula) por el que han pasado los "Salgado Macedonio", los "Kahwagi", los "Madrazo", etc.?

¿Qué podemos esperar si una de las personas con mayor poder político en el país no sabe, ni siquiera, hablar español? (Lo digo por Elba Esther Gordillo y si “influencia AH1 LN” y sus múltiples versiones de la palabra “epidemiológico”)

Creo que hablar de reformas en este país se ha convertido en un debate estéril.

Jorge Luis García
CIDE

Carlos Carrasco dijo...

Coincido con los comentarios y con el post en el sentido de lo utópico que parece un cambio fuerte y real en las finanzas públicas, que deje de sangrar a los cautivos, que combata la evasión y que además revise la necesidad y eficiencia de cada una de las partidas públicas.
Creo que tendre que esperar a pedirselo a los Reyes Magos o a Santa Claus, aunque para esas fechas, el presupuesto ya tendría que estar armado.

Anónimo dijo...

Saludos....Coincido en que los cautivos pagan demasiado en impuestos. Como es posible que un tipo, ClaseMediero, que ya paga mas en impuestos que su homologo en EEUU, le quieran quitar mas, a traves de un aumento en el IVA, a medicamentos y alimentos. Mientras tanto, hay tipos no cautivos, como RSP o Azcarraga, que pagan una fraccion de lo que pagarian en EEUU, y que todavia argumentan que deben pagar menos. Lo que me asombra es que, fuera del unico periodico con tendendcia CentroIzquierda, La Jornada, nadie habla de aumentar los impuestos a los mas comodos. En EEUU, el NYT, un semana si y otra tambien, publica editoriales argumentando un aumento del ISR para los mas comodos (en un pais en el cual el ISR, entre lo federal y estatal, llega a casi 50%), y en Mexico, solo La Jornada...........Saludos.

Diana dijo...

No cabe duda que se debería llevar a cabo una discusión bastante profunda sobre una reforma fiscal en nuestro país (seguiremos esperando con ilusión ese día). En cuanto al tema de la viabilidad de subir el precio de la gasolina por impuestos me parece que es un tema interesante que realmente debería considerar el paquete del poder ejecutivo al Congreso. No nada más por el alto nivel de recaudación que produciría, sino por los efectos ambientales que causaría un impuesto de este tipo (algo que realmente amarían los del Club de Pigou).

Diana Alférez

Martha G. Carmona dijo...

A pesar de que elevar el precio de la gasolina, el gas y/o la electricidad pueda ser visto como una salida rápida y miope, me parece prudente revisar las tarifas. Los precios en estos sectores no se actualizan como los de otros bienes y, como lo señala la teoría económica, si la gente no enfrenta el precio real de lo que consume, se generan distorciones en su consumo. Previendo los comentarios que mi nota pueda sucitar, me gustaría decir que la actualización de estos precios no tiene que ser necesariamente perjudicial para ciertos grupos, si se hace un análisis serio sobre progresividad, por ejemplo.
Martha G. Carmona
CIDE

Sheila Cadet dijo...

La situación para el 2010 es esta:

1.- De aqui al 2012 no se va a concretar ninguna reforma fiscal, IVA generalizado o cualquier otra cosa que afecte politicamente el regreso del PRI a la presidencia de la República. La fracción parlamentaria del PRI tiene la batuta y no tiene prisa alguna para sacar al gobierno del abismo económico ya que automaticamente el costo se trasladaría al PAN.
2.- Tomando en cuenta el punto número 1 y que las cuentas no cuadran en Hacienda; coincido con las opiniones que indican la inminencia de un incremento en los precios de combustibles y transporte público. Lo cual taparía un hoyo pero destaparía otro mas grande: más inflación y una contaminación de precios en genéricos con alta ponderación en el INPC, principalmente en alimentos y servicios.Si esto lo sumamos con el comentadisimo e inminente incremento en la demanda de etanol, a su vez tendríamos crisis en el mercado de granos y el 2010 podría tener un escenario parecido al 2007 para el genérico tortilla de maiz. Combinación de factores terrorífica.

En estos momentos: Hay que dar seguimiento puntual al caso de Arcelor Mittal y las repercusiones que tendrá esta huelga en los precios de los insumos para la construcción.

Gabriel Estrada dijo...

Si bien considero esencial la reforma fiscal, me parece pertinente señalar que también hay cambios fundamentales que no requieren reforma y que pueden dotar de más recursos al gobierno; en particular, mejorar los mecanismos de acción pública de lucha contra la evasión fiscal y la corrupción. En algunos aspectos de cada caso no necesariamente hay que legislar; son problemas que simplemente la administración pública y de justicia deben atacar más eficientemente. Pero para lograr que los funcionarios cada día hagan mejor lo que por ley es su trabajo nosotros como ciudadanos debemos exigirles, y no sólo mediante el voto de castigo, hay que utilizar otros medios, para así acelerar el proceso de depuración que tanto necesitamos en el gobierno.

Anónimo dijo...

Es de considerar que ya hubo una Reforma Fiscal que entró en vigor en 2008, en la que se modificó la Ley de Coordinación Fiscal (modificando la mecánica de distribución de los recursos federales a las entidades federativas), la Ley del Impuesto sobre Tenencia (abrogándose para 2012), así como la Ley del IEPS (modificándose las cuotas y tarifas de gasolinas y diesel, entre otras cosas).
Esto con independencia de la creación del IETU y del IDE.

Ahora bien, quiero destacar que dicha Reforma (en ese momento Iniciativa de Reforma) se presentó a fin de "Fortalecer el marco del federalismo fiscal dada la nueva realidad política y creciente descentralización del gasto público"... no obstante, no fue la panacea pretendida, de tal suerte que resulta indispensable revisar el sistema nacional de coordinación fiscal o al menos, no olvidar esa parte a la hora de la discusión.

Saludos,

Fernando Arechederra M.