domingo, 23 de agosto de 2009

García Márquez y la Ortografía

Transcribo parte de un discurso en 1997 de García Márquez (tomado de una nota del Universal) en donde expresa, como siempre con enorme brillantez, su opinión sobre la ortografía en el español.... vale la pena pensarlo y considerarlo..
.
En ese sentido, me atrevería a sugerir ante esta sabia audiencia que simplifiquemos la gramática antes de que la gramática termine por simplificarnos a nosotros. Humanicemos sus leyes, aprendamos de las lenguas indígenas a las que tanto debemos lo mucho que tienen todavía para enseñarnos y enriquecernos, asimilemos pronto y bien los neologismos técnicos y científicos antes de que se nos infiltren sin digerir, negociemos de buen corazón con los gerundios bárbaros, los ques endémicos, el dequeísmo parasitario, y devolvamos al subjuntivo presente el esplendor de sus esdrújulas: váyamos en vez de vayamos, cántemos en vez de cantemos, o el armonioso muéramos en vez del siniestro muramos. Jubilemos la ortografía, terror del ser humano desde la cuna: enterremos las haches rupestres, firmemos un tratado de límites entre la ge y jota, y pongamos más uso de razón en los acentos escritos, que al fin y al cabo nadie ha de leer lagrima donde diga lágrima ni confundirá revolver con revólver. ¿Y qué de nuestra be de burro y nuestra ve de vaca, que los abuelos españoles nos trajeron como si fueran dos y siempre sobra una?

1 comentario:

Salvador Rodriguez dijo...

Buena sugerencia. Una propuesta para economizar el uso de nuestro idioma, hacerlo más eficiente, a quitarle trabas que suelen compllicarlo.