lunes, 1 de febrero de 2010

Matrimonios Homosexuales y Derechos Individuales

Mi colega del ITAM Isaac Katz escribe hoy una muy interesante columna en el Economista, Matrimonios de Homosexuales, en donde presenta una elocuente justificación o defensa de los matrimonios entre homosexuales bajo criterios de defensa de los derechos individuales. Inicia con una cita de "John Locke, reconocido como el padre del liberalismo y ferviente creyente en Dios, escribió en 1685 en su obra Carta sobre la tolerancia:

“El Estado es, a mi parecer, una sociedad de hombres constituida para preservar y promover simplemente los bienes civiles.

“Llamamos bienes civiles a la vida, la libertad, la salud, la inmunidad del dolor, la posesión de cosas externas, tales como la tierra, el dinero, los enseres, etcétera
...
.
Y finaliza....."El nivel de bienestar que obtenga la pareja depende directamente no de los bienes y servicios que se puedan adquirir en el mercado, sino de los bienes producidos dentro del mismo hogar por alguno de los miembros o por ambos, mismos que se producen con bienes adquiridos en el mercado y con el tiempo dedicado a ello por cada integrante de la familia.

Dada esta definición genérica de lo que es una familia, es claro entonces que ésta puede ser conformada tanto por una pareja de individuos heterosexuales como por homosexuales.

Las decisiones que se toman en ambos casos son esencialmente las mismas, por lo que no existe ninguna justificación para impedir los matrimonios entre individuos del mismo género.

Utilizar argumentos de dudosa validez legal para esconder una posición religiosa es inadmisible en un país laico, en donde se deben respetar y proteger las libertades individuales.

Y así, siguiendo a Locke, es inadmisible utilizar el poder público para imponer sobre los miembros de la sociedad la moralidad privada.

.
Este tema también se discute acaloradamente en muchos países, como Estados Unidos, en donde Robert Levy, asociado al Cato Institute, escribió en el Daily News hace unos días The moral and constitutional case for a right to gay marriage
.
El artículo es extenso y vale la pena revisarle, pero Levy cita a
Thomas Jefferson set the stage in the Declaration of Independence: "[T]o secure these Rights, Governments are instituted among Men." (y añade) The primary purpose of government is to safeguard individual rights and prevent some persons from harming others. Heterosexuals should not be treated preferentially when the state carries out that role. And no one is harmed by the union of two consenting gay people.
-
Creo que ambos plantean un punto fundamental desde esta perspectiva libertaria o liberal, y con la cual concuerdo. También es interesante que esta defensa la realicen desde esta perspectiva que la izquierda dificilmente comparte en el mismo sentido. Creo que es un magnífico artículo de Isaac que recomiendo ampliamente.







11 comentarios:

Anónimo dijo...

Toda esta confrontacion de las bodas me recuerda el programa "La que se avecina" siendo Antonio reacio el preseidente de la comunidad y franquista a morir. Todos sus skills para controlar su comunidad son tipicos de un derechista.

Vale la pena analizar a este pescadero pera tener un potencial perfil de la derecha en Mexico.

Saludos

Alex

Anónimo dijo...

Considero, que el Estado como agente que protege y promueve los derechos individuales, es el ùnico actor capaz de crear opciones/alternativas para sus ciudadanos. En estricto senso, el gobierno debe dar alternativas a sus ciudadanos; dar la posibilidad, mediante la creciòn de leyes, que parejas homosexuales contraigan matrimonio. Marianna Lara

Carlos Villafranca dijo...

Y los derechos no se pierden por nuestras preferencias...Se forjan por nuestra forma armoniosa (y caótica) de vivir. La realidad imperante es criticable, pero los logros de unos pocos son lo que han gestado el cambio. La unión entre homosexuales no es objeto de debate, en todo caso el tema crucial es la provisión de igualdad de oportunidades y de derechos de los ( y no) residentes. La tolerancia es la senda a seguir para una sociedad cada vez más indiferente. Saludos Dr. Alejandro Villagómez.

Antonio dijo...

Tolerancia y promoción no son lo mismo. Me parece muy bien que exista la tolerancia y que exista el respeto, pero de eso a que se promueva es algo muy distinto y me desagrada bastante. En fin ya todos hacen lo que quieren, la libertad ya es libertinaje y el respeto esta dejando de existir (si es que existe).

Anónimo dijo...

Coincido completamente con el hecho de que una familia puede estar conformada por una pareja, sin importar el género de los integrantes de dicha pareja. Pero creo que es imprtante hacer mención a un fragmento del artículo "Los gays, la Iglesia y el PRD" publicado por la revista Proceso la semana pasada.

Javier Sicilia (el autor) dice: "Es innegable que la Iglesia, por un sentido de la caridad, que es la sustancia de su fe, debe aprender a amar y respetar a los gays; un amor y un respeto que, en un mundo plural –hace mucho que Occidente dejó de ser una cristiandad–, debe traducirse en la aceptación de un marco jurídico, no eclesial, que permita a los gays vivir, si así lo desean, en matrimonio. Es innegable también que el Estado laico debe concederles ese derecho. Pero es igualmente innegable que ese derecho no puede ser idéntico al del matrimonio heterosexual."

Y no lo dice en un sentido de marginación, lo dice por que la legislación actual contempla derechos y obligaciones dentro de un matrimonio partiendo del supuesto de que dicho matrimonio está conformado por un hombre y una mujer. Es por lo anterior que el marco legal no puede ser igual para aquellas parejas conformadas por dos mujeres o dos hombres.

Alejandra Hernández.

Anónimo dijo...

Es verdad que todo esto de la discusión de los matrimonios es meramente político. Cómo se puede saber si el matrimonio entre homosexuales es bueno o malo?? y ante los ojos de quien??? Es necesario que se defiendan los derechos individuales y la libertad de expresión. La iglesia no debe de opinar, ellos son los menos indicados luego de los escándalos que han sucedido dentro de esa institución... y los políticos... ni se diga...

Vivimos en una sociedad marcada por estígmas de lo que es "bueno" y lo que es "malo", y eso debe desaparecer.

Lorena S P

Al fin de cuentas dijo...

Coincido planamente que el matrimonio no debería ser gay, heterosexual, etcétera, sino ciudadano, y en ese caso entramos todos, pero en México, si es una discusión político, peor aún, religiosa, ideológica, negar que somos un país católico, de raíces conservadoras, sería negarnos, estamos cambiando, lentamente, y este tema en particular toca la médula de lo que somos como país, es una lucha de años, siglos, entre conservadores y liberales, sólo hay que ir convenciendo poco a poco, y basarnos en la razón, en la ley, para conseguir estas victorias.

leonardo morales mei

Anónimo dijo...

o creo que el artículo es muy certero al hablar de las garantías individuales y de que todos tenemos los mismos derechos sin importar nuestras preferencias sexuales. Personalmente creo que los homosexuales tienen los mismos derechos, hay que saber separar opiniones y creencias y darnos cuenta que ante la ley todos somos iguales, por lo tanto es válido el hecho de que quieran estar casados como la ley lo indica. Vivimos en el siglo XXI en el que ya debemos de dejar atrás los prejuicios del pasado y darnos cuenta que las cosas cambian, y la homosexualidad no es algo nuevo, simplemente era una sociedad más cerrada en la que era difícil poder hablar de estos temas pero ahora es necesario que la sociedad se abra, entienda y sobre todo deje de perder el tiempo con debates que no tienen por qué abarcar más de lo normal en una nota de periódico cuando ni discusión debería de haber si es que se respetaran las garantías individuales.
Marisol Mac Gregor

Dennise dijo...

Es un tema complicado y delicado. Para algunas personas puede parecer la acabose moral, para otras, me incluyo, es una apertura mental de frente a un nuevo siglo en donde los prejuicios y la doble moral se debilitan cada vez más. La tolerancia y el respeto es atemporal, de manera que todos como individuos debemos exigir el cumplimiento de nuestras garantías.

Dennise Chavarría.

Anónimo dijo...

Lo que deben hacer los homosexuales y lesbianas mexicanas es reclamar o defender su derecho. Ningun derecho se concede por gracia. Tienen que luchar, salir a la calle, manifestarse y que la opinion publica los apoyen. Las leyes civiles estan basadas en leyes comunes. Pero si quieren ganar derechos y estar escondidos no se puede ganar nada. Debemos aprender que la independencia no termino en el 21 sino que comenzo. Los derechos se pelean y se defienden dia con dia.

Saludos

Alex

Brenda dijo...

Considero que este tema es bastante importante, no solo por lo que moralmente implica, sino por los matices políticos que se pretenden dar, que dicho sea de paso, muchos de los políticos mexicanso son linea rosa, asi que creo que esta discución, y el "susto" de la población, no es mas que una reacción a enfrentar los propios demonios internos de dos que tres altor mandos en nuestro país