miércoles, 3 de febrero de 2010

El Dilema entre la Reforma Fiscal y la Política

Este es el tema de mi columna Tintero Económico que se publica hoy en la sección de Finanzas del Universal.

39 comentarios:

Francisco Valdivia dijo...

El día de ayer el diputado David Penchyna del PRI hizo las siguientes declaraciones:
"Estamos trabajando más allá de pensar quién nos apoya o no. Lo que creo es que este país necesita cambios estructurales, entre ellos el de la materia hacendaria, y nos hemos propuesto impulsarla independientemente de un debate electoral.

Vamos a demostrarle a la ciudadanía que nosotros sí vamos a trabajar pensando en la gente, no con propuestas individualizadas, por ejemplo, como la de la reforma del Estado que sólo es del interés del Presidente y presenta una reforma que sólo tiene sesgos a favor del Ejecutivo.

Una verdadera reforma hacendaria es una mesa de tres patas, tiene la parte fiscal, la parte presupuestal y la parte de financiamiento.

Nos hemos propuesto trabajar en conferencia -que es una figura legal que nos da la Ley- senadores y diputados, para que en este Periodo haya el impulso decidido de una reforma estructural a la Banca de Desarrollo y que ahí empiece el debate hacendario."

Asimismo el diputado del PAN Roberto Gil comentó lo siguiente en días pasados:
"en la pasada reunión plenaria que tuvimos los diputados de Acción Nacional acordamos que las dos prioridades fundamentales del Partido Acción Nacional para este periodo de sesiones, será la reforma hacendaria y la reforma política.

La reforma hacendaria con el propósito de disolver algunos regímenes especiales, también para aumentar la base de contribuyentes y revisar cada uno de los tributos para simplificar el pago de impuestos y sobre todo para aumentar la recaudación y fortalecer las finanzas públicas.

En materia de reforma política, acordamos impulsar la iniciativa que ha presentado el Presidente de la República ante el Senado de la República , porque consideramos, creemos, tenemos la convicción de que es una iniciativa que devuelve al ciudadano el protagonismo en la política y también porque le devuelve al ciudadano la capacidad de juzgar el desempeño de sus representantes."

Está claro que tanto PAN como PRI tienen en sus agendas una reforma fiscal, ahora hay que ver qué tanto van a afectar los intereses políticos, el proceso de elección de nuevos gobernadores, las alianzas de los partidos, la postura del PRD de que renuncie el Presidente y demás coyunturas que irán opacando los temas importantes para este país.

Anónimo dijo...

Me parece que siempre que se plantean reformas, o casi siempre, van enfocadas más a los intereses partidistas que a losd e la propia ciudadanía. Y cuando es el caso de una buena reforma, los otros partidos se oponen no porque les parezca mala, sino por que es del partido opositor.

Será difícil trabajar en una reforma política, habiendo tantas otras iniciativas congeladas, pero sería bueno.

Es un año se elecciones así que será difícil dejar intereses atrás.

Lorena SP

Brenda dijo...

No podría estar mas de a cuerdo con usted, la verdad es que parece increible que una vez más el acuerdo no solo no sea factible, creo que ni es opción. La verdad es que si se tuviera una visiónclara de que rayos es México, ni siquiera habría tal debate de por cual ir primero, se podrían hacer ambas al mismo tiempo, pero sobre todo bajo la idea de que no es en beneficio de unos cuantos, sino de todo el país que a final de cuentas se supone para eso están en el congreso o no?

Anónimo dijo...

En mi opinión, es muy dificil definir cual de las dos reformas en cuastión es prioritaria debido a la estrecha relación entre la vida política y economíca del país.
El mejor escenario posible (que no probable) sería ver a los miembros del Congreso y del gabinete presidencial llevar acabo conjuntamente tanto la reforma política como la fiscal de la manera más seria y comprometida con el inters común.
Adán Morales Pedroza

Anónimo dijo...

En un principio, ambas reformas aportarían grandes cambios que fortalecerían a México económicamente, políticamente y socialmente. Desafortunadamente, aunque estas reformas se lleven a cabo, las instituciones encargadas del cumplimiento de estas reformas no están fortalecidas entonces, así se hagan propuestas, nunca van a tener un resultado eficaz que cambie y mejore la situación en México. La situación de desigualdad en México seguirá igual pues es dificil implantar una reforma que vaya contra los intereses de los grupos poderosos, pues ellos son los que controlan al país.
abigail

Dennise dijo...

De nueva cuenta se hace a un lado el consenso para definir, como ya he mecionado en otro comentario, el interés naional, y no el interés personal.

Se espera un diálogo y mayor madurez en las propuestas elaboradas por cada partido, mismas que mostrarán un avance en elecciones próximas.

Dennise Chavarría.

Anónimo dijo...

Justamente en las instituciones es donde a veces se encuentra mayor resistencia al cambio. En ocasiones los propios sindicatos inician rumores sobre las supuestas desventajas de aprobar cambios aunque éstas sean infundadas. Muchos de inmediato se preguntan: "Reformar ¿para qué? si así siempre se han hecho las cosas y no van tan mal, para qué cambiarlas". Es innegable que los intereses de múltiples grupos se verán trastocados y parecería que nos encontramos bajo la ley de la selva, en la que el más fuerte sobrevive.

Vanessa Ortega

Anónimo dijo...

Saludos......Algo que no entiendo es como muchos de ustedes puedan apoyar la reforma fiscal propuesta por el PAN? Saben lo que es un impuesto regresivo, no? Saben la desigualdad que padece Mexico, no? Entonces, como es posible que puedan apoyar tal reforma? A parte de AMLO, cual otro politico ha abogado por una alza importante en el ISR para los hogares acaudalados? Un ISR sobre ganancias bursatiles? Es asombroso que, dado lo poco que pagan los mas comodos en Mexico en impuestos, ustedes insistan en un aumento al IVA...........Saludos.

Guillermo dijo...

Dr. Villagómez, estoy de acuerdo con lo que señala; desafortunadamente nuestro país se caracteriza por querer maximizar los intereses, ya sea, políticos o económicos, de los principales actores, llámese, partidos políticos, empresarios, sindicatos o grupos de poder; cuando todos conocemos que la tarea inicial del Estado era buscar el beneficio de la sociedad, tarea que se ha perdido con el paso del tiempo.

Como usted lo señala, ambas reformas debieran ser simultáneas, sin embargo, las partes que tienen que entrar en acuerdo, difícilmente logran llegar a el, ya que como todos sabemos, tienen que ceder o intercambiar "favores políticos" a cambio de aprobar o no, alguna reforma a nuestras leyes.

Es increíble el grado de hipocresía de nuestras instituciones, ya que, por un lado, se maquinan alianzas políticas que anteriormente resultaban impensables, en miras de concentrar más y más poder, y, por otro lado, esas mismas instituciones se pelean a morir por reformas que resultan incompatibles con sus ideales. Esto no indica otra cosa más, que los intereses perseguidos en cualquier maniobra política son intereses meramente particulares.

Sin duda alguna, el cambio en las instituciones debe ser de fondo y no de forma, como ha sido en los últimos años. Mi duda es que si en tantos años no se ha podido llegar a un consenso general, cómo será posible que en este año (o sexenio) se logren concretar dos reformas de este tamaño, con el riesgo inminente que esto implica para algunos actores que pudieran ser hasta borrados del mapa político. Creo que lo único que queda es esperar sentados para ver si nuestras autoridades logran llegar a acuerdos que beneficien a la mayoría.
Guillermo Gómez

Anónimo dijo...

Esta nota refleja una vez más el gran problema que tenemos con nuestras "autoridades" las elegimos para que vean por el bienestar de la sociedad y parece que ven por su propio bien, no toman en cuenta, es más no piden ni siquiera la opinión de la sociedad civil y los más perjudicados somos nosotros.
Podríamos decir que sería bueno hacer reformas que en vez de perjudicar a la sociedad nos beneficiaran pero el verdadero problema es quienes son las personas encargadas de estas reformas.
Marisol Mac Gregor

Anónimo dijo...

Es necesario cambiar las reglas del juego en México para una competencia más justa, y aunque es muy probable que los grupos de interés dominantes sigan conservando sus privilegios, considero que podría llegarse a acuerdos interesantes, pues el país vive momentos de gran efervescencia, lo cual podría llevar incluso a un estallido social, cuyos costos serían altísimos. Veo la posibilidad de que se concreten verdaderas reformas que logren impulsar el crecimiento de nuestro país.

Francisco González

Anónimo dijo...

A pesar de estar de acuerdo con la necesidad de coordinar el cambio de ambas reformas, me resulta, en el caso de México, muy difícil que las autoridades puedan lograrla. Desde mi punto de vista, es necesaria la unificación política dentro del Congreso para lograr obtener la falta de coordinación que existe en el Congreso.

Como usted ya lo comentó en su publicación, el hecho de que las instituciones permitan la existenica y sobretodo la expansión de grupos monopólicos es la principal causa de la pobreza en nuestro país. Sin embargo, me parece crucial el papel de la sociedad en este contexto. En general, la sociedad mexicana no ha logrado tener un impacto suficientemente fuerte para presionar a las autoridades; el Congreso, al no sentir presión social, en lugar de enfocar sus acciones hacia la coordinación de ambas reformas, se enfoca más hacia una discución política interna.

Gabriela Márquez

Anónimo dijo...

Si bien queda clara la importancia de ambas reformas, lo único que nos queda como ciudadanos después de entenderlo es exigirlo a nuestro gobierno. Si aceptamos el hecho de que el gobierno es un reflejo de la sociedad, pues está en nosotros poner el suficiente interés y presión en este tema para pensar en tener resultados lo antes posible, y no olvidar tan rápido lo que necesitamos como país para crecer.

saludos,
Dante Salazar Ballesteros

Anónimo dijo...

Es verdad que es un falso dilema escoger entre la reforma fiscal y la reforma política. Ambas son técnicamente alcanzables, necesarias y deseables desde el punto de vista de la eficiencia económica y el fortalecimiento de las instituciones.

Creo como usted, que el elemento que obstaculiza las tareas pendientes en este país, como l son estas reformas y la reforma laboral, una verdadea reforma energética, una reforma en el sistema de impartición de justicia y una reforma en telecomunicaciones y tecnologías de la información por mencionar las más relevantes, es l "politización de las reformas". En el momento en que la aprobación de esa reforma se vuelve rehén de intereses partidistas, se pierde el sentido original de la reforma y se convierte en simple moneda de cambio en un ambiente político que busca rentas de cualquier propuesta.

Espero que su pronóstico sobre el resultado de este debate no se cumpla, aunque es muy probable que como dice, acabemos con parches en ambos temas.

Guillermo Malpica

Anónimo dijo...

Las reformas debatidas, a pesar de ser importantes para el futuro de México, se han convertido en unas de las promesas incumplidas favoritas de las administraciones pasadas. Siempre acaban en la agenda política y legislativa, pero el progreso logrado ha sido poco o nulo.
Una vez más llenan los periódicos y dan de qué hablar, pero todos estamos (o deberíamos estar) expectantes de su progreso. La crisis económica ha hecho más evidente incluso la necesidad de reformar “las reglas del juego”.
Desafortunadamente, los intereses personales seguido pesan más que los colectivos y esta conducta egoísta podría resaltar en un año electoral como éste. Con algo de suerte, la ciudadanía se involucrará en el proceso y presionará al gobierno, de la misma forma en que rechazaron el aumento de impuestos. Espero que los diputados hagan el trabajo para el que fueron elegidos y que el resultado final sea positivo.

Alejandro Jesús Favela Nava

Anónimo dijo...

Ambas reformas son necesarias para el desarrollo de este país, pues por un lado es necesario establecer las reglas del juego que incentiven a los miembros de esta sociedad para que confíen en las instituciones políticas, así como en la productividad de las instituciones financieras. Deben existir reformas que planteen un sistema redistributivo para que empiece a desaparecer poco a poco la desigualdad.
Viviana Aragón Chacón

Al fin de cuentas dijo...

Estoy de acuerdo, no se trata de cual es mas importante y cual primero, sino que las dos son importantes, necesarias y urgentes, pero el problemas es que a los políticos no les interesa ninguna, no son los intereses los que chocan sino la falta de interés, el "status quo", les conviene, el "status quo" los enriquece, hasta ellos saben que al país no le conviene, pero para ellos el país es una caja chica donde sacan sus negocios, entonces, yo en eso no tengo esperanza, llevan años demostrándonos que no les importa el país.

leonardo morales
mei

Anónimo dijo...

Saludos.....Pero muchos de ustedes tienen la culpa de que las cosas esten como esten. Cuantos de ustedes votaron por el unico candidato de la CentroIzquierda en el 2006, Andres Manuel Lopez Obrador. Ustedes realmente piensan que el no hubiera hecho que Azcarraga y RSP paguen un 30%, minimo, sobre los dividendos que se AutoDeclaran? Ustedes no piensan que para gente como estos dos, AMLO no hubiera aumentado el ISR a, minimo, 45%, para que el Estado mejor redestribuye la riqueza del pais. Cuantos de ustedes salieron a protestar despues del fraude? La verdad es que Mexico esta como esta porque la gente lo quiere asi. Televisa y Azteca han convencido a muchos que todo va bien, y que, un Estadista como AMLO, que desea lo que Roosevelt logro para EEUU, es un "Peligro para Mexico"..........Saludos...

Anónimo dijo...

Ojalá se equivoque. Ojalá que se lleven a cabo reformas (política y fiscal) que solucionen problemas de fondo, y no sólo se hagan parches que acaben por perjudicar a la ciudadanía. Marianna Lara

Felipe dijo...

Personalmente, considero que ambas reformas son muy importantes. Pero esto no se lograra mientras las personas sigan desinformadas e indiferentes a temas tan relevantes como éste. Creo que estas reformas tardaran mucho tiempo en efectuarse. Tal vez sólo se podrian crear algunos "parches" previos a las elecciones de 2012.

Felipe

Rodrigo Valdés O. dijo...

Las dos reformas de las que habla el artículo son, sin duda, prioritarias para el país. El debate mediático ha dejado de lado una cuestión fundamental de la reforma fiscal. ¿Acaso el problema es el porcentaje de ISR o IVA? La reforma fiscal debería de estar enfocada en evitar la evasión fiscal, no en discutir “el tamaño del pastel” o “el tamaño de las rebanadas”. La reforma política es esencial en un país como México, pues estamos presos de una clase política deplorable. Mientras los ciudadanos estemos apartados de las decisiones del gobierno, seguiremos sufriendo este robo en despoblado (los impuestos) con todas las de la ley (con la fuerza del Estado de su lado).

Rodrigo Valdés O. dijo...

Las dos reformas de las que habla el artículo son, sin duda, prioritarias para el país. El debate mediático ha dejado de lado una cuestión fundamental de la reforma fiscal. ¿Acaso el problema es el porcentaje de ISR o IVA? La reforma fiscal debería de estar enfocada en evitar la evasión fiscal, no en discutir “el tamaño del pastel” o “el tamaño de las rebanadas”. La reforma política es esencial en un país como México, pues estamos presos de una clase política deplorable. Mientras los ciudadanos estemos apartados de las decisiones del gobierno, seguiremos sufriendo este robo en despoblado (los impuestos) con todas las de la ley (con la fuerza del Estado de su lado).

Anónimo dijo...

Creo que estas dos reformas son indispensables para el país. Me vino a la mente un tema de CP del primer semestre: ignorancia racional. Quizá las personas no presionan a sus políticos para que desmantelen los monopolios porque lo rancional es no informarse adecuadamente.
José Andrés

Carlos Villafranca dijo...

Un cuestionamiento interesante, pero opto por la reforma fiscal y de ella encaminar una política social que derive sobre la condicionantes que plantea FCH.

El fundamento es la propiedad.

Anónimo dijo...

En respuesta a Anónimo, si bien es cierto que “los más cómodos” pagan pocos impuestos, los menos cómodos están igual no? El comercio informal no otorga ningún beneficio al gobierno, tal vez algunas “contribuciones” a funcionarios que para que dejen operar, pero más allá de eso no es mucho en lo que contribuyen. Si bien es cierto es necesaria una redistribución de la riqueza y del gasto del gobierno, se debe entender que el gobierno hace (bien o mal) con los recursos que tiene, el nivel de recaudación en México es bajísimo y a eso contribuyen no solamente los ricos, sino también los pobres.
Si bien es cierto que al aumento al IVA es un golpe mayor para las clases que menos tienen, es una manera desesperada de hacerse de recursos cada vez más escasos. Sin recursos no se puede hacer nada, y que pretendes que se haga??? Aumentar los impuestos a aquellos que traen la inversión a México??? Seguir ayudándoles a otros países a captar el dinero que podría venir a México??? La decisión así ya no parece tan clara o si??
Y podemos seguir con AMLO, ese discurso en contra de los acaudalados no es más que cinismo, conoces la vida que se da su hijo??? Yo si y créeme que no es la que tanto defiende su padre. Con esto no apruebo los programas como Oportunidades que son insostenibles desde su concepción, pero los elefantes blancos de la izquierda no cantan mal las rancheras. Con esto no digo que AMLO sea Un peligro para México, pero tampoco es el Mesías que quieren ver, o el Roosvelt que señalas. México está así no sólo por la gente que se deja como mencionas, sino también por toda esa gente que considera que es mejor bloquear Reforma durante meses para tener $200 pesos al día, que ponerse a trabajar…………… Saludos


JVC

mario dijo...

Coincido con la mayor parte de mis compañeros en que las reformas son necesarias. Las situaciones cambian con el tiempo, y nuestro país debe también adaptarse. Encuentro un problema muy similar al de Guillermo, ya que en este país se tiende a priorizar los intereses particulares sobre los generales, por lo que se ve muy difícil que la solución alcanzada sea la que más beneficia a todos, y se convierta más en una reforma que solamente refleje los cambios que se permitieron hacer. Lo peor de esto es que por un lado los grupos de poder se pelean a muerte para evitar lograr avances, mientras que in otros, esos rivales se coordinan con la única finalidad de evitar que un tercero llegue al poder.

Hasta que no tomemos conciencia y dejemos de creer que estamos muy bien, no vamos a mejorar, es difícil pero se debe trabajar en ello, ya que sino lo hacemos este país no logrará avanzar y será pasado por muchos otros.

Mario Ch.

Anónimo dijo...

Usted define de forma magistral un grave problema de México que es la carencia de un Estado de Derecho en virtud de que no se han implementado de forma adecuada ni la reforma política, ni la fiscal. Atinadamente señala la frase "nuevos parches", lo cual representa la verdadera mentalidad de nuestros políticos, comprometidos con aumentar la tajada del pastel de la oligarquía nacional. Es excelente su columna

David Orozco

Lizet Alejandra dijo...

Es difícil confiar en el sentido común de nuestros representantes políticos, es por eso que a pesar de la necesidad de que se realizen ambas reformas, no se pueden esperar acciones oportunas y eficientes por parte de ellos. Ante temas tan importantes para la sociedad como los que implican estas reformas, los ciudadanos desearíamos que de verdad existan cambios en favor del desarrollo del país.

Anónimo dijo...

Lo que se plantea en el artículo es muy cierto, pues los políticos mexicanos no se preocupan por crear leyes encaminadas a fortalecer las instituciones. Simplemente velan por intereses personales o compromisos políticos que favorecen monopolios y empeoran el bienestar y la competitividad nacional.
Daniela Salinas Mora

Leticia Eugenia dijo...

A pesar de que ambas reformas son necesarias y tendrían un efecto complementario, sabemos que rara vez el gobierno es tan efectivo. Si se tiene que dar prioridad a alguna creo que debe ser a la reforma política. No es que sea más importante, sino que es más probable que se aprueben propuestas como la reelección consecutiva de legisladores y la posibilidad de candidaturas ciudadanas. En cambio, en el caso de la reforma fiscal, es casi imposible que se aprueben leyes en contra de los regímenes preferenciales de impuestos para las empresas y otras medidas que, en mi opinión, son necesarias para que la reforma sea benéfica para los ciudadanos.

Eugenia de los Ríos

Leticia Eugenia dijo...

A pesar de que ambas reformas son necesarias y tendrían un efecto complementario, sabemos que rara vez el gobierno es tan efectivo. Si se tiene que dar prioridad a alguna creo que debe ser a la reforma política. No es que sea más importante, sino que es más probable que se aprueben propuestas como la reelección consecutiva de legisladores y la posibilidad de candidaturas ciudadanas. En cambio, en el caso de la reforma fiscal, es casi imposible que se aprueben leyes en contra de los regímenes preferenciales de impuestos para las empresas y otras medidas que, en mi opinión, son necesarias para que la reforma sea benéfica para los ciudadanos.

Eugenia de los Ríos

Anónimo dijo...

Saludos.......JVC, (i) Sabes, que, el impuesto ISR a personales morales no me da mucha importancia. Si deseas bajar el ISR de empresas a 10%, para atraer mas inversiones, como dices, vale. Pero, a la vez, aumentamos el ISR tope a personas fisicas a 45%, aplicable a dividendos y ganancias bursatiles. El IVA, lo dejamos como esta. De acuerdo?.................(ii) Dado tus comentarios contra AMLO, me imagino que tambien te opusiste a la candidatura de Obama. Sabes que le dijo Obama a Oreilly (un conductor de Fox News, percibe casi 10M de dolares anuales)? Cuando Oreilly le dijo que si le aumentaria los impustos, quizas dejaria de trabajar, Obama le respondio que es el deber de el de pagar mas del 50% de sus ingresos en impuestos. Tambien, durante la campana, Biden, el vice-presidente, dijo que es patriotismo que la gente acaudalada pague mas en impuestos. Claro, en Mexico, es patriotismo que la gente comoda no pague nada en impuestos...........(iii) Te sugiero que hagas lo siguiente. Revises los programas que AMLO inicio en el DF, y comparalos con los de Roosevelt. Muchas similitudes. Por eso mismo, no solo yo, pero casi todos mis companeros MexicanoAmericanos de Stanford y Harvard, apoyamos a AMLO. Liberales que somos, AMLO es la unica esperanza para Mexico. Ustedes que piensan que alguien del PRI o el PAN va a mejorar Mexico se estan AutoEnganando. Esos partidos representan el Mexico del Siglo 18. AMLO y Ebrard son los unicos que pueden lograr un Mexico Moderno.........Saludos..

Anónimo dijo...

Como menciona, ambas reformas van de la mano y son realmente necesarias. A la pregunta de ¿qué reforma tiene prioridad? Es cierto, deben de darse simultáneamente, ambas son prioritarias. Sin embargo, nos enfrentamos ante un gran inconveniente, el escenario en el que parece ser que se plantearán estas reformas no es el más prometedor. Las divergencias políticas y el conflicto de intereses impiden el desarrollo de estas medidas tan necesarias. Todos queremos ganar más y que se nos quite menos. ¿Cómo modificar proceso de toma de decisiones que se da en instituciones elitistas?

Maricruz A.

itzel rocio dijo...

Considero que ambas reformas son necesarias, porque el no tener un sistema de leyes adecuado al clima actual de México permite que cadaq uien interprete la ley como le parezca mejor. No obstante, no creo necesario el que los diputados se pongan a exaltar el arduo trabajo que están realizando, lo más adecuado sería presentar y discutir los resultados que obtuvieron con las reformas ya en vigor, y no andar con que ellos tienen el deseo de trabajar, pero hay chicos malos que lo impiden. También deben considerar que ambas reformas deben ser estructuradas lo mejor posible, con base en la situación actual del país y no hacerlo sólo por conseguir votos para als próximas elecciones. Además, no todo se resolverá con un par de reformas, es fundamental que también se haga una reforma en las instituciones que tienen como función el hacer cumplir la ley. De nada sirve una reforma bien hecha, si las instituciones no funcionan como deberían.
itzel osorio

Gabriela Barrera Flores dijo...

Cierto es que México sigue esperando una reforma que lo lleve a un nuevo periodo de crecimento. Sin embargo, el reto del Senado y la Cámara de Diputados está en encontrar una forma de conciliar ambas reformas (o "parches") y dar paso a una administración mas eficinete.
Aún si se logra alguna reforma, será dificil que aquellos en el poder renuncien a sus privilegios, y que la población deje de lado esa actitud pueril de dejar todo al Gobierno y aceptarlo como venga.

Anónimo dijo...

Es interesante leer todos los comentarios acerca de la reforma filscal. Porque no se han puesto los grupos de poder? Para mi es sencillo: No quieren pagar impuestos, por eso la retardan, y la seguiran retardando. Pero esto no solo sucede en Mexico sino en todo lugar donde haya una hacienda estilo espanola, donde siempre hay provilegios y aprietan al pueblo no a los privilegiados pero en estos momentos es pueblo esta muy apretado y sin trabajo. Ojala haya reforma fiscal pero si en 200 anos no ha habido, dificil habra. Ademas que puede un politico echo a la idiocincracia Mexicana, no existen maneras de como cambiarlas.
Saludos

Anónimo dijo...

Si hay algo en lo que creo firmemente es en la urgencia de sacar una reforma fiscal integral que pueda ser el primer paso a hacer un poco más estrecha la brecha entre ricos y pobres en nuestro país.

Sobretodo el gran problema que le veo a nuestro sistema trubutario es la falta de equidad.Los pobres incautos que somos asalariado somo quienes cargamos con el mayor peso fiscal. Hasta ahora las reformas lo que han hecho es aumentarle los impuestos a los contribuyentes cautivos (reduciendo su ingreso real aun más) y no lo que es verdaderamente necesario: ampliar la base de contribuyentes.

Yo creo que la gran molestia de quienes pagamos impuestos es que no vemos reflejado los beneficios de lo que nos descuentan. No nos sentimos más seguro, el nivel educativo sigue por los suelos, el acceso a la salud sigue sindo deficiente, nuestra infraestructira es pobre y todo esto por que tampoco son magos en el gobierno. ¿Qué haces si recaudas tan poco de impuestos?

Al respecto de este asunto me permito compartirles dos cartones más:

http://pacocalderon.net/modules/myalbum/photo.php?lid=2586

http://pacocalderon.net/modules/myalbum/photo.php?lid=2587&cid=141

Saludos,
Ale.

Anónimo dijo...

Yo opino que el tema de las reformas es difícil imaginarla a corto plazo, ya que los partidos políticos, aunque estén de acuerdo, no tienes los mismos intereses y eso impide llevar acabo las reformas políticas y fiscales.

Alayn González

Mario Enrique dijo...

Personalmente, concuerdo en que no es fácil determinar qué reforma es más importante y pienso que los parches son demasiado utilizados en México.
Por un lado, la reforma política debe ser prioritaria si el objetivo es realmente mejorar el maraco institucional mexicano. Pues, de qué sirve realizar una reforma fiscal si la división política en el congreso acabará aprobando un remedo de la propuesta original que carecerá de profundidad e impacto. Por otros, si la reforma política tiene como objetivo maximizar los intereses electorales de algún partido determinado sólo es necesario consultar un periódico para apreciar que actualmente la prioridad nacional debe ser estimular la economía.
La toma de decisiones es un proceso arduo, pero es una obligación civil exigir a los poderes de la unión cuentas clara que permitan, eventualmente, mejorar la situación política y económica de México.
Mario Enrique