martes, 3 de marzo de 2009

¿Se Desintegra México?

Me he topado con un artículo en el Gulf Times (vía Economists Views) con el título Is Mexico disintegrating?, de David Rieff (hijo deSusan Sontag), señalando entre otras cosas lo siguiente
.
That crisis is located in Mexico, which is in freefall, its state institutions under threat as they have not been since at least the Cristero Uprising of the late 1920’s and possibly since the Mexican Revolution of 1910. While the Obama administration is obviously aware of what is happening south of the Rio Grande, the threat simply does not command the attention that its gravity requires
.
No tengo elementos para evaluar este tipo de aseveración y se los dejo a los politólogos, aunque me parece muy fuerte. En todo caso coincido con el autor de que la administración norteamericana, y en particular la actual de Obama, no están considerando adecuadamente su relación con México y es hora de modificar su enfoque de relaciones exteriores con nuestro país. De repente da la impresión que Obama no tiene idea qué hay en el Sur.....

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Como alguien cuyos padres son de Mexico (Nuevo Leon), no entiendo que deseen los Mexicanos de Obama. Como puede Obama ayudar a Mexico si los politicos y empresarios Mexicanos no desean ayudar a Mexico? Para poner todo en contexto, en EEUU se recauda el 35% del PIB en impuestos. En otros paises en Europa Occidental, se recauda hasta 52%. Obama ha dicho que el 35% no es suficiente, y, por eso mismo, ha prometido aumentar la cifra. En Mexico, se recauda ni el 10%.

Hay ciertos empresarios de Mexico que valoraron convertirse en ciudadanos de EEUU, para poder comprara un cadena de television, pero no lo hizo por razones fiscales.

Dado todo esto, que espearan de Obama? Osea, si FC realmente desea combatir los narcos, porque no aumentar los impuestos (claro, de forma progresiva, sin aplicar el IVA a medicamentos o alimentos) para aumentar en 200% el sueldo de los policias y el ejercito?

Si yo fuera el President Obama, yo le diria a Calderon, te propongo lo siguiente. Por cada 8 dolares en recaudacion incremental de impuestos, te damos 2 dolares. Pero, siempre que los impuestos incrementales no vengan de la Clase Media, definida como hogares que perciban menos de US$ 125K adicionales. Claro, tendras que establecer un impuesto a la herencia, a dividendos, y a ganancias bursatiles. Tambien tendras que aumentar el ISR a, minimo, 45% (en California y Nueva York, se paga casi 50%, entre el ISR federal y estatal), pero solo aplicable a cada peso percibido sobre US$ 125K anuales.

Como ven.

Sofía León Mavrides dijo...

Hay algo en lo que me gustaría detenerme y es en el término que implica "Estado fallido".

Yo creo en lo personal que muchas cosas sí están fallando como sociedad y gobierno. Yo creo que hay una enfermedad social cuando un secuestrador le inyecta a su víctima de 5 años de edad ácido en el corazón. Yo creo que sí hay una falla enorme cuando queremos ser uno de los países más desarrollados del mundo cuando tenemos un nivel de educación de quinto o sexto de primaria. Yo creo que hay una falla enorme en la transparencia en la información, cuando nuestro presidente no tiene presencia en los medios; basta con abrir cualquier periódico durante una semana y ver las noticias nacionales. Yo creo que sí hay una falla cuando nuestra principal protesta como "sociedad unida" es ponernos una ridícula playerita blanca y salir a marchar a Reforma, mientras el crimen sube y sube como la espuma... ¿y qué más?. Yo creo que sí hay problemas cuando nuestra democracia se vio cuestionada en 2006 por un resultado que dejó muchas dudas. Yo creo que sí hay un problema como sociedad cuando hay tanta sangre de mujeres que clama justicia en Ciudad Juárez y lo que reina es la impunidad. Yo creo que hay un problema cuando contestar el teléfono puede significar una extorsión. Yo creo también que hay una falla muy grande cuando los precios no hacen más que subir, sin que la calidad de vida de la ciudadanía en general se vea beneficiada. Yo creo que sí hay fallas cuando periodistas como Lydia Cacho arriesgan su vida por cumplir con el deber de informar.

Pudiera seguir con una lista aún más larga. Me alarma mucho a mí también que se piense en un México desintegrado, pero desde hace mucho tiempo creo que se está desmoronando y muchos personajes son los que están jugando a las migajas. Con todo esto, dudo mucho que Súper Obama llegue y nos salve, cuando los problemas en México son tan profundos y variados. Nosotros también debemos aprender a recuperarnos, a ver qué es lo que nos pasa, porque ahora percibo en México que la gente no quiere opinar y sigue su vida de manera inherte, claro que esto puede ser en general, pero qué podemos HACER por nuestra sociedad (Y no hablo de ir a marchar... eso es tanto como ser borreguito y fingir que hago algo... con suerte y salgo en el vergonzoso suplemento especial de sociales que salió para mostrar la crema y nata de la sociedad "luchando" por un país mejor jajaja ). Pensemos realmente qué está a nuestro alcance y dejemos de echar la culpa al gobierno por nuestra situación, que todos estamos en el mismo barco.

Oscar Callejo dijo...

No encuentro momento más adecuado para comentar si el "Estado fallido" es real.

¿Qué país queremos?, ¿Enfrentamos la misma crisis de violencia e inestabilidad que hace 80 años?, ¿Vamos por el camino a la apertura plural?, ¿Es la democracia mexicana una realidad?, ¿Somos un país con visión de futuro y proyecto de nación?, ¿Nuestro socio comercial número uno, también es un vecino solidario?

Mucho se ha dicho respecto a que la descomposición social en México llegó de la mano de la apertura política y el crecimiento económico. Yo considero que se trata de un reacomodo institucional, en donde el régimen cambio radicalmente y se enfrentó a la necesidad de conformar un sistema político distinto. No obstante, los factores reales de poder están latentes y tomará tiempo adaptarlos o terminar con ellos (lícitos e ilícitos).

Sindicatos, ligas agrarias, uniones transportistas, cooperativas pesqueras fueron en su momento agrupaciones que sirvieron para la organización y control del sector social, que a la postre se convertirían en un eficiente capital electoral.

Igualmente, otro tipo de factores de poder (negativos) han tomado relevancia en los últimos 20 años y han descompuesto el entrono social a través de actividades ilícitas altamente lucrativas: narcotráfico, secuestro, lenocinio, trafico de personas, robo de autos, entre otros.

En la actualidad, la confrontación del Estado para poner fin a sus vicios, ha dado muestra de inestabilidad y de encontrarnos ante une Estado Fallido que da un paso para adelante y tres para atrás.

Aun y cuando esto puede ser cierto, el Estado mexicano contemporáneo se encuentra en un metamorfósis real: cuanta con gobierno dividido, con mayor control sobre el gasto público y enfrenta, por primera vez en su historia, una crisis económica que no se debe únicamente a malas administraciones domésticas.

La relación que pueda tener o no el nuevo Gobierno de Obama resulta importante por la dependencia que tenemos de nuestra vecindad: Son nuestro socio comercial, las remesas son unos de los tres rubros más importantes de recursos para México, esto es: Exportamos tensión social y a cambio recibimos dólares.

No estaría tan cierto de que Estados Unidos no esté interesado de lo que pace abajo del Río Bravo: Ya tuvimos una visita de Estado; mal que bien la iniciativa Mérida ha funcionado como un espacio de reconocimiento a la corresponsabilidad del problema de tráfico de drogas; y coordinamos esfuerzos para los canales de información y atención de una epidemia que involucró a México y A Estados Unidos como protagonistas.


¿Estado Fallido?, ya lo dijo hace algunas semanas Héctor Aguilar Camín, para quien juzgue al Estado Mexicano como Fallido, les tengo una respuesta: AH1N1...Cierre de comercios, suspensión de garantías individuales, modificación del calendario escolar y coordinación con todas las Entidades Federativas (incluido el DF) para la atención del problema.

Esta vez no fue un estornudo de Estados Unidos con una neumonía en México.....fue un caso de Pandemia compartida. Creo que tiene más idea de lo que nos imaginamos, de lo que pasa en el Sur.