jueves, 5 de marzo de 2009

¿Cuánto Valen los Intermediarios Financieros?

Seguramente muchos de ustedes han visto ya esta figura o una versión similar, pues ha sido muy difundida. La fuente de esta es Bloomberg con información de JPMorgan, y no es reciente... es de hace casi mes y medio, y durante ese lapso mucho ha pasado, pero en el sentido de mayores poérdidas, por lo que el mensaje sigue siendo válido.
La reproduczco para que se den una idea de lo que esta sucediendo pues este es el problema en el sistema financiero... que esta prácticamente desapareciendo en términos de valor. Claramente en esas condiciones no es posible reactivar el crédito sin alguna medida más radical!!!!!
En particular observen a CITI.... pueden usar una lupa.... y eso que aún era relativamente grande.... Su capitalización de mercado , Market Cap era de 19.... hoy llegó a 5.5 en promedio!!!!!!
Su acción bajó a un dólar y poco menos... la única buena noticia es que sus acciones ya se podrán negociar también en las cadenas de "Todo por un dólar"
(has click en la imagen)


4 comentarios:

Whisky dijo...

Ya no le eche sal a la herida. Nos van a cortar en cachitos y nos van a vender como tacos!!!!

Israel Tello dijo...

Yo no soy economista, pero tampoco tengo bases nulas para determinar que el retorno que un inversionista (stake holder) esperaba al comprar Citi-stakes era (en agregado) casi 30 (ahora 5.5) es un fenómeno curioso por la siguiente razón.
Ahora resulta que todos los pares (gente que compró acciones de corporaciones del sistema financiero) "calcularon mal", de manera que tras la burbuja especulativa que llevó a la pérdida de valor del sistema financiero éstos también vieron reducida su "rate of return".
Si bien esto tiene implicaciones técnicas (pues existeron, al menos todo 2007 voces que advertían el riesgo subprime por ejemplo) o incluso administrativas "como si ningún alto ejecutivo de esta empresa no tuviera noción (siquiera) un día antes de que Lehman Bros. "tronaría"; no quisiera hacer hincapié en ello y en la suspicacia que implica , sino en lo que realmente atañe que es volver a recuperar la confianza del sistema en su totalidad. Sin embargo esto supone la paradoja de la suspicacia porque ¿cómo le voy a otorgar de nuevo la confianza -léase mi dinero- a un sistema cuya pérdida de valor quedó poco clara debido a las incongruencias del tamaño de la burbuja especulativa?
En pocas palabras, aquí existió un optimismo “artificial”, que al no poder sustentarse tuvo el auspicio (en sus relativos últimos días) de todo un sistema y de los responsables de dicho sistema en términos gubernamentales.
Insisto, yo no soy economista, pero estoy en la disposición de aprender y aprehender dicha óptica para interpretar estos fenómenos, incluso relegando la perspectiva política.

Andrés Morales Ortiz dijo...

Dr. Villagómez Con respecto a este post tengo algunas Preguntas.

Tengo entendido que los depositos de casi todos los intermediarios financieros estan asegurados por la FDIC (Federal Deposit Insurance Corporation)divididos en dos fondos separados el BIF (Bank Insurance Fund) y el SAIF (Saving Association Insurance Fund). De esta manera el análisis de riesgo se vuelve irrelevante porque de todos modos los prestamos que no se llegaran a pagar serían soportados por los seguros.

Estoy en lo correcto? De ser así, nuevamente no estarían los seguros de deposito jugando el papel de incentivos perversos como lo hicieron en la crisis de los 80?

Lukas Musil dijo...

Si, aqui se ve muy bien la diferencia en los anos relativamente tranquilos y la epóca de la crisis. Se esta desapareciendo el valor de los títulos que antes eran valiosos. Casi no se puede creer.

Por otra parte todo este proceso me parece insondable e incalculable. Porque lo digo? En la luz de la noticia de hoy. Hace una semana le fue tan mal a la Citigroup que hubiera podido cerrar todo e "irse a morir", hoy, una semana despues sus titulos ganaron casi 38% del valor. Que diferencia..
Tambien por esta buena noticia del dia de hoy, creo que creció el indice Dow Jones todavía más alto del este aňo.