martes, 24 de febrero de 2009

Desempleo en Enero en México

El INEGI ha dado a concer las cifras de desempleo para el mes de enero y como se esperaba estas van en aumento acorde con el comportamiento en la actividad económica. En la gráfica superior se muestra la serie desestacionalizada para una mejor comparación mes a mes, y aunque es menor que en diciembre, destaca su aumento con los meses y años anteriores.


En esta segunda gráfica esta el dato sin desestacionalizar y es la cifra que seguramente dominará la noticia en los medios, que es de 5%, un punto porcetual mayor que el mismo mes de hace un año.




Finalmente esta tercera gráfica nos da una idea de mayor horizonte para mostrar que estamos entrando a una fase de alto desempleo, el mayor en lo que va de esta década.
Vuelvo a insistir que esta es una variable generalmente rezagada y que muestra asimetrías, aumentando más el desempleo en las fases recesivas, por lo que en los próximos meses se acentuará esta tendencia.

2 comentarios:

Andrés Morales Ortiz dijo...

Sería interesante observar adicionalmente una gráfica de desempleo por edades y por regiones para tener una perspectiva más amplia sobre a quiénes afecta en mayor medida esta situación.

Adicionalmente me surgen unas dudas: ¿Porque a pesar de la palpable desigualdad y pobreza en México la tasa de desempleo es más baja que la de países del "primer mundo" como Alemania (12,1% Según la BBC? ¿Se considera al comerciante informal cómo
empleado?
Finalmente, Profesor ¿Podemos confiar en las cifras de desempleo que nos presenta el INEGI?

DIODORO SILLER dijo...

Es importante reconocer el esfuerzo que esta haciendo el Gobierno Federal por medio de programas como los servicios nacionales de empleo, operados mediante recursos de la federación y de los estados para vincular a los empleadores y trabajadores desempleados. En este año se han comprometido recursos a nivel nacional por 80 millones de pesos, según la información que aparece en la página de la STPS.

Adicionalmente a éstos esfuerzos, resulta imprescindible la reforma laboral. Si no se proponen alternativas laborales que generen inversión extranjera, paz laboral y trabajo digno en el país no podremos generar fuentes de trabajo para la creciente demanda de jóvenes que teniendo las herramientas necesarias no encuentran un trabajo acorde a sus capacidades y estudios.

Tiene que existir reglas claras en donde se respeten las conquistas laborales de los trabajadores, a que se refiere el Artículo 123 Constitucional pero que flexibilice las condiciones de contratación y garantice una fuerza laboral acorde a las necesidades globales de trabajo.