miércoles, 18 de mayo de 2011

Reflexiones sobre la Educación y la Calidad

Acceder a mi columna, Tintero Económico, que se publica hoy en el Universal

24 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con lo escrito, la educacion es la herramienta para el desarrollo. Pero de nada sirven las acciones cuantitativas en estos momentos si no se hace una reforma institucional para mejorar la calidad; los cambios no se logran con un sistema educativo tan pobre como el nuestro.
Majo GG

Isaac V. dijo...

Ciertamente no parece creíble la declaración del secretario de educación. Aunque es lógico que se hayan hecho avances significativos, debido a nuestro bajo desempeño inicial cualquier mejora parecerá una gran ganancia.

Sólo creo que debemos tener cuidado en no enfocarnos tanto en los indicadores como las pruebas, pues nuestros estudiantes podráin convertirse en expertos en responder pruebas como PISA sin haber aprendido realmente nada.

Anónimo dijo...

Definitivamente la educación en México es por demás ineficiente. El Programa para la Evalución Internacional de los Estudiantes (PISA) hubicó a México en los últimos lugares, de acuerdo con el informe estadístico publicado por la OCDE. Lo que es genial es cómo las autoridades dicen que "México obtuvo la mejor evaluación en muchos años". Ok, sí vamos mejorando, pero aún asi estamos en los últimos lugares y además por debajo del promedio establecido por la OCDE. Claro, qué se puede esperar si la líder sindical de maestros no sabe ni leer. Es indispensable y urgente una reforma educativa, pues es la base del crecimiento económico.

Paulina Moreno García

Anónimo dijo...

El fortalecimiento de la educación es una herramienta clave para el progreso y el desarrollo económico, político y social de nuestro país. La falta de maestros comprometidos, equipo e infraestructura para planteles educativos y la corrupción dentro del Sindicato Nacional para los Trabajadores de la Educación (SNTE) son factores que no hacen más que frenar el desarrollo de México. No sólo hacen falta reformas educativas integrales, sino mayores niveles de inversión para el rubro de ciencia y tecnología, ya que ésta representa .04 puntos del PIB. JAVIER VILLALBA

Anónimo dijo...

La fuerza del sindicato de maestros ha impedido estos cambios, sin embargo, también es preocupante la situación de la máxima casa de estudios que ahora ya no es lo que era antes y eso refleja la decadencia del sistema educativo. No obstante, el cambio aún es posible y será de grandes beneficios para el país.
José Luis Rangel

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Majo GG; la educación es una herramienta necesaria para crear capital humano que permite impulsar la tecnología, desarrollo y economía de un país. Sin embargo, en mi opinión las pruebas que hacen (como la prueba enlace ) no son datos confiables para probar que tenemos un buen nivel de educación... de hecho muchas escuelas se la pasan resolviendo esos examentes todo el año...¿eso es una buena educación?
Karla G. s.

J Eduardo dijo...

El nivel de capital humano esta directamente relacionado con el crecimiento de un país. Como se comenta en este espacio, la calidad educativa del país es deficiente. Si bien su devenir está sujeto a los intereses de un poderoso sindicato, el retorno a la inversión educativa es muy bajo, pues si se espera concluir hasta la educación superior, la probabilidad de conseguir un empleo bien remunerado es muy baja.
Ppdu

Anónimo dijo...

Se ha demostrado que el papel de la educación como creador de capital humano es importante para el crecimiento económico; es crucial que México empiece a tomar las políticas necesarias para que exista un cambio significativo en los niveles de educación de la población. Lo primero que debe reformarse son los ya mencionados sistemas de incentivos, tanto para los maestros como para los alumnos potenciales. En cuanto a los maestros, se debería seguir con los incentivos por resultados pero reforzar las instituciones tales como el SNTE. Y de los alumnos, es necesario que vuelvan a tener incentivos para estudiar y continuar con su educación más allá de los niveles básicos; se podría fomentar esto creando empleos formales y reduciendo el sector informal, incluido el tráfico de drogas.

Hegel R

Anónimo dijo...

Es cierto que las instituciones encargadas de mejorar los niveles educativos hacen poco o no hacen nada por elevar los niveles de capital humano en el país; sin embargo, creo que en la actualidad es necesario algo más que una fuerte reforma al sistema educativo. Es urgente la creación de más programas como Oportunidades, donde las personas no sólo tengan la opción, sino también las posibilidades de estudiar. Específicamente, el problema educativo en México no sólo es ocasionado por la pésima calidad de las instituciones de este ramo, sino también por la cultura mexicana que, hasta cierto punto, ha devaluado el valor de la educación.

Luis Enrique Tierrablanca

Bruno dijo...

Retomando algunas de las ideas que se discutieron hasta cierto punto en un evento en el CIDE (espero que no se me malinterprete) pero la educación en México esta cumpliendo su función. Ya que está preparando a la gente para los trabajos que va a ocupar. Somos un país que manufactura, no diseña, no crea innovaciones. Es decir lo que producimos es trabajo no muy calificados (claro existen ciertos sectores muy dinámicos). Evidentemente esto no justifica que no avancemos en materia educativa pero los avances educativos deben de venir acompañados de su contraparte productiva, traer o crear empresas que no manufacturen en México que se utilize el capital formado en México y no termine saliendo del país.
bruno

Anónimo dijo...

Definitivamente un aumento en cantidad no produce lo mismos resultados que un aumento en la calidad de la educación. Podría ser que en otros países sí, pero en México esto no es posible. Los maestros se preocupan cada vez menos por fomentar en sus alumnos la capacidad de análisis y razonamiento y creo que esto es imprescindible en el aprendizaje. Además, la imagen que se tiene de los líderes sindicales no es precisamente alentadora. El sistema educativo necesita de una reforma que proporcione educación de calidad que incentive a los estudiantes a superarse. Zaira González

Anónimo dijo...

Diversos trabajos empíricos en materia de crecimiento económico han demostrado el impacto positivo y estadísticamente significativo del capital humano en el crecimiento del producto per cápita de algunos países. La educación es una medida de capital humano; no obstante, para el caso mexicano esta no ha tenido los resultados deseados. Diversos autores atañen este fenómeno a la poca competitividad del SNTE. A pesar de esto, son pocas las medidas que se han tomado para tratar de dar una solución a esta situación. Quizá no sea una tarea fácil; sin embargo, debería prestarse más atención a este tema, no simplemente es "gastar en educación", sino tratar de hacer eficiente este gasto.


Juan David

Anónimo dijo...

En lo personal considero que la educación es uno de los principales elementos que requiere un desarrollo constante; no obstante, como lo menciona su blog, la educación no sólo debe ser cuantitativa, sino cualitativa. En la situación actual, podemos encontrar miles de egresados de escuelas "patito", que en realidad no aportan un beneficio a la economía, sólo representan competencia en el mercado laboral y que, desde mi perspectiva, es el resultado del mal control que tienen las autoridades de las demandas de educación.
Debe haber un trabajo conjunto para la creación de nuevos proyectos educativos que permitan un avance constante y no sólo tengan la finalidad de dejar los últimos lugares en las evaluaciones internacionales. Es importante que haya una actualización de los planes de estudio, así como una mejor preparación para los maestros y nuevos mecanismos que los obliguen a prepararse en el ámbito de la docencia. No obstante, la situación social actual no es muy favorable, ya que no hay buenos empleos que satisfagan la demanda de los egresados aunado a una percepción errónea del aprendizaje, ya que muchas personas van a la escuela porque tienen que ir, no porque quieran aprender o hacer algo por México. Es un cambio difícil en el que las autoridades deben tomar acciones para hacer que la economía del país mejore y las oportunidades crezcan. Lo anterior puede ser posible, la prueba es, como lo explica en su blog, las medidas tomadas en la década de 1970.
Pablo López Esteves

AKaren dijo...

La educación es un tema que, al menos en el discurso, preocupa a todos los políticos. Además de ser una herramienta innegable para el crecimiento económico. En México el problema es aún más complejo que tan sólo mejorar la calidad de la educación puesto que la capacidad de absorción del mercado laboral es insuficiente de acuerdo con lo que el país necesita. Lo cuál esta entrelazado con el desaprovechamiento del bono demográfico.

Mayarí dijo...

Definitivamente la ineficiencia del sector de formación de capital humano es indiscutible. Esta situación se traduce en niveles de productividad laboral realmente patéticos de acuerdo a un reporte de la OECD de 2009, y sabemos los impactos que esto tiene en nuestro crecimiento. Ya es claro cuando comparamos nuestras tasas de crecimiento de la última década con la de tantos otros países en vías de desarrollo. Y aun así, independientemente de las declaraciones que como bien dice son completamente huecas, el tema no parece atacarse con el carácter prioritario que merece.

Anónimo dijo...

Pienso que, en efecto, en la medida en que el gobierno federal,los gobiernos locales y sindicato hagan un verdadero cambio en la calidad educativa no se puede hablar de progreso en esa materia. Otra de las cuestiones que me parece importante recalcar es lo siguiente.
Por ejemplo, un niño que vive en una comunidad pobre, que cuando mucho alcanza a tomar una taza de café y pan en la mañana, que no ve a sus padres durante todo el día, que su papá/mamá es alcohólico/a, que tiene que preocuparse por cuidar a sus hermanos pequeños, que no tiene espacios deportivos donde poder hacer algo...aprender es su prioridad??? Pienso que no sólo se trata de tener programas de calidad buenos y maestros talentosos, pienso también que es preciso, en general, inculcarles a los niños y los padres el valor de la educación, acompañando esto con políticas públicas que tengan como objetivo central que el alumno cuando vaya a la escuela, efectivamente tenga toda su atención dirigida a estudiar.
Christian G. Jiménez V.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo en que la educación en México está muy subvalorada, y desde mi punto de vista eso es un problema fundamental ya que refleja una total falta de incentivos. La educación se inicia desde el hogar. Los padres de familia deben hacerle saber y demostrar a sus hijos lo importante que es la educación para su futuro. Así también, los padres deben exigir resultados educativos a los (la gran gran mayoría) muy comodinos maestros. Cómo puede ser la prioridad de un niño la escuela si sus padres no le prestan la atención suficiente y su maestro prefiere estar en una marcha que en el salón de clases.
Fidel M.

Gonzos dijo...

Lo que más me llama la atención son los importantes avances en términos crecimiento que tendríamos en crecimiento con un esfuerzo organizado en mejorar la calidad de la educación. En realidad creo que mucho de los rezagos que tenemos en México se deben en mayor medida a la falta de voluntad política para hacer los cambios necesarios para progresar. Asimismo, me sorprende la falta de madurez política para asumir estos retrasos; creo que sería mucho más productivo asumir las responsabilidades, en vez de recurrir a declaraciones que en el mejor de los casos están mal informadas y en el peor son faltas conscientes a la verdad.

jorge dijo...

No sólo el crecimiento económico está ligado a la educación, también el desarrollo del país. La inversión en educación es uno de los factores que, a largo plazo, más ayudan al crecimiento. Las declaraciones y negociaciones sin fondo no son el único problema, los recursos que se destinan deben estar mejor distribuidos; se debe dar un mayor porcentaje a infraestructura y no gastar la mayoría en salarios.
Jorge Nava

Toño dijo...

Considero que sí es muy importante mejorar la calidad del sistema educativo mexicanos. Además, considero que se debería realizar un cambio en el sindicato de los maestros, ya que no están incentivados a mejorar la calidad del sistema educativo. Debemos exigir las reformas al sistema educativo y dejar a un lado el conformismo.

Daniel dijo...

Efectivamente la calidad educativa es un aspecto que debe empezar a tomarse en cuenta. Sabemos que el analfabetismo tiene proporciones alarmantes a nivel nacional. Los padres analfabetas o escasamente alfabetizados no pueden proveer a sus hijos las experiencia elementales. Los fracasos escolares iniciales constituyen la otra cara del analfabetismo.
México sufre una catástrofe educativa y el sindicato no está siendo de gran ayuda.

Oliver dijo...

El pacto al que llegaron el Presidente y la Maestra el domingo pasado parece haber sido una cortina de humo para no discutir el tema acerca de la Carrerra Magisterial y sus consecuencias para el mejoramiento de la calidad educativa en México. Si bien suena interesante parte del pacto parece ser otra vez una reforma marginal que no coordina los incentivos de los maestros con los interesados en la educación en México. Mientras la institución sindical tenga tanta fuerza política y entrené a sus agremiados a seguir a un partido político en cada elección dependiendo de las prerrogativas que se les den; el país quedará estancado y nos podremos olvidar de ese 2oo% del PIB en valor presente.

Anónimo dijo...

Siempre que se reportan los resultados de las distintas pruebas, tanto nacionales como internacionales, que se aplican para medir el nivel educativo del país predomina un sentimiento de descontento y decepción en la sociedad mexicana. Pasan algunas semanas y la sociedad se resigna a la realidad educativa del país. ¿Qué hacer cuándo a la mayoría de nuestros niños y jóvenes los educan maestros como los "Ayotzinapos" de Guerrero que se niegan a renunciar a sus privilegios para mejorar la calidad educativa del país?
Estefanía C.

mate dijo...

desgraciadamente, las declaraciones recientes en materia de estudio han estado ampliamente motivadas por las próximas elecciones de 2012. La educación es importante en cualquier país, aunque desgraciadamente no es un factor que pueda ser medido en el corto plazo. Aunque en México tenemos una de las más importantes casas de estudio en el mundo, la realidad es que pocos sectores de la población pueden llegara una educación superior. Esto, de acuerdo con la UNICEF, incrementa las brechas de desigualdad en nuestro país. THALIA ESPAÑA