miércoles, 4 de noviembre de 2009

Sigue Ahora la Discusión del Gasto

Conlcuida la discusión de los ingresos, Ahora habrá que repartir el pastel, como lo comento en mi columna de hoy en la sección de Finanzas del Universal.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Una vez más, los legisladores hicieron su trabajo al "ahí se va". Claro que no llevaron una evaluación correcta, pues se encerraron en discusiones retóricas que no enriquecieron el debate.

Es rídiculo que exista el concepto de gasto "irreductible", pues esto provoca que los incentivos de los responsables de los proyectos sean perversos. ¿Cómo van a trabajar bien si no los evalúan?

Jorge Luis García
CIDE

Anónimo dijo...

Saludos...Profesor, eso de gasto "irreductible" me hace recordar de un discurso de Reagan que he esuchado, de los principios de los 60s,......."No government ever voluntarily reduces itself in size. Government programs, once launched, never disappear. Actually, a government bureau is the nearest thing to eternal life we'll ever see on this Earth."....http://www.plaintruth.com/the_plain_truth/speeches-of-ronald-reagan.html......Tambien, uno de los links en tu post previo no esta corecto...........Saludos..

Alejandro Villagomez dijo...

Gracias.. corregido el link anterior

Claudia Navarrete dijo...

En primer lugar, es cierto que a pesar de que se estén generando los recursos solicitados, la Ley de Ingresos para el 2010 no abarca un cambio estructural y continúa gravando en su mayoría a la misma base.
Si a esto, le añadimos que la repartición permanece igual destinándose a programas ya establecidos; el espacio para generar nuevos apoyos es muy limitado, por lo que no se verá mayor cambio en el país.

Gabriel Estrada dijo...

Todavía no parece que los legisladores hayan internalizado que la eficiencia en el gasto es crucial para que la economía pueda dar más recursos fiscales. Pero ¿por qué les habría de importar a muchos de estos legisladores garantizar que el gasto sea eficiente si en tres años ya estarán en otro trabajo?; les resulta más fácil otorgar recursos inercialmente a los programas de siempre para no ocasionar conflictos políticos y les es muy rentable destinar la remanente a objetivos que los puedan ayudar a obtener su siguiente puesto, en vez de a lo que a la sociedad le conviene.

Si los legisladores pudieran reelegirse indefinidamente tendrían tiempo de conocer más a fondo las ventajas y desventajas de los programas y ser críticos para cambiarlos o desaparecerlos sin son ineficientes, ya que su futuro político estaría más vinculado con esa labor. Tendrían más incentivos a hacer cambios positivos que tardaran en reflejarse, ya que si siguieran en el puesto en el momento de los resultados podrían aprovechar proclamarse autores de la mejoría, lo cual los ayudaría a mantenerse más tiempo en el puesto. Serían carreras de vida para los buenos legisladores.

Martha G. Carmona dijo...

¡Precisamente eso es lo que todos estamos esperando! Que tanto partidos como legisladores ponan su granito de arena. Evidentemente es hora de abrocharse el cinturón, dadas las condiciones económicoas por las que atraviesa nuestro país, pero lo más justo sería que lo hiciéramos TODOS por igual. Es ridículo que estén buscando por todos los rincones recursos y que no propongan ajustar a la baja los altos salarios que perciben, sin mencionar que no son devengados en todos los casos...

Andrea dijo...

Desafortundamente en México estamos en pañales con lo que respecta a Prespuesto basado en Resultados.
Muchos países cómo Chile, Canada, Holanda, Suecia, Brazil, tanto a nivel nacional como a nivel subnacional, han recurrido a esta práctica con el fin de mejorar la asignación de recursos no únicamente a programas, sino también a dependencias.
Existen varios problemas para que esto se lleve a cabo. Por mencionar algunos, las evaluaciones de ciertos programas no necesariamente se pueden hacer en el corto plazo, sino que tiene que pasar cierto tiempo para examinar adecuadamente el impacto. Otro problema es que evaluación implica recursos, así como dependencias autónomas, que a su vez también tendrían que ser evaluadas. Así también, se necesita un alto grado de transparencia para realizar las evaluaciones. Aunado a esto, desaparecer un programa o dependencia por un desempeño inadecuado implica costos políticos.
Por lo tanto, el panorama para este tipo de práctica se ve complicado en nuestro país. Sin embargo, ha resultado exitosa en muchos otros países por lo que se debería analizar con mayor detalle.

O.P.R. dijo...

El hecho de que la relación que se establece entre el Estado y la economía este orientada políticamente, no impide tener una propia racionalidad y consistencia institucional.

Cómo es posible que se intente reducir el aparato burocrático a la vez que se mantienen derechos incoherentes para las altas esferas burocráticas.¿Cuales fueron los criterios para otorgar ciertos presupuestos a algunos estados y recortarselos en grandes cantidades a otros? ¿Cómo esperan que los gobiernos locales (muchos con altos déficit fiscales) sean eficientes si su presupuesto esta tan ligado a los nexos partidistas?

Oscar R. Portillo

Vannesa Miramón dijo...

Esperemos que el resultado de la repartición no empeore la situación generada por los parches fiscales que de por sí acarrearán problemas por su falta de profundidad como bien mencionas. Mientras el petróleo siga siendo utilizado como factor de ajuste de las cuentas nacionales, mientras los intereses políticos eviten una reestructuración profunda con una política fiscal adecuada y mientras los grupos de poder, como ciertos políticos, sigan manteniendo sus privilegios para derrochar dinero, los pequeños recortes que se han hecho a los salarios de algunos y los despidos de otros, no solucionarán el problema de raíz.


Vannesa Miramón

Sergio dijo...

Del gasto público depende la actividad completa del Estado mexicano. Desgraciadamente, el proceso político que determina cómo se gastan los recursos públicos no es resultado de una evaluación rigurosa de las necesidades más apremiantes del país.

Es lamentable lo poco que el gasto público está condicionado a resultados. Como siempre, nuestras autoridades recurren a parches muy visibles o escandalosos (como eliminar secretarías de Estado) sin resolver las deficiencias fundamentales (muchas de las labores que desempeñaban esas secretarías se seguirán llevando a cabo - ineficientemente - en otra dirección).

Sergio Montero

Diana dijo...

Como lo han estado anunciando, seguramente, al repartir el pastel se le bajará el presupuesto a la educación superior, reducirán lo destinado al sector salud, subirán el presupuesto de la SSP y el gasto irreductible será inamovible. Es increíble cómo se bajan los presupuestos de áreas fundamentales para el desarrollo del país. Cierto, estamos en crisis. Cierto, deberíamos “apretarnos el cinturón” todos ¿Verdad partidos políticos? ¿Verdad funcionarios públicos?

Diana Alférez

Guillermo dijo...

Como ya había comentado alguna vez, es díficil -aunque, desde mi perspectiva, no imposible- diseñar un mecanismo que permita alinear los incentivos de todos los actores políticos para que sus desicoines representen al "pueblo".
Creo que lo preocupante es que, en primer lugar, dentro del subconciente colectivo -si es que existe- ex ante sabiamos que no sólo la repartición del pastel iba a ser marginal sino la mentada reforma, o bien (y lo que sería peor) somos conformistas y de esto se aprovechan nuestros representantes.

Anónimo dijo...

De forma discreta y sin gran exposición a medios de comunicación se logró conformar una comisión especial para revisar regímenes especiales. Cabe destacar que la conformación de dicha comisión se circunscribe a las cabezas y figuras (políticas y económicas) más importantes de cada una de las bancadas en la cámara baja.

Lo anterior es importante por que estimaciones de los propios legisladores (ver estenográfica de la comparecencia del Secretario Carstens - Sept 15, 2009) señalan que existe un monto cercano a los $550 mil millones de pesos que se ejercen vía gastos para estos regímenes.

Tomando en cuenta que el déficit en términos de ingresos para 2010 es de $300 mil millones y para cubrirlo se tuvo que recurrir , entre otras cosas, a un incremento de 1 punto en el IVA, 2 puntos en el ISR, incremento a los impuestos del alcohol, telecomunicaciones, cerveza, juegos y sorteos y tabaco, esperamos que en el transcurso del próximo año la comisión mencionada con anterioridad tenga la voluntad política y la creatividad económica para ir eliminando esos regímenes y entonces poder tomar recursos de esas partidas en caso de que hubiera nuevamente déficit en las finanzas públicas del Estado y/o para poder regresar el IVA a 15% y poder también bajar el ISR y otros impuestos que impactan de forma directa en la capacidad de gasto de los agentes económicos.

Jorge MEK - EGAP 012014831

Francisco Villasenor dijo...

Concuerdo con Alejandro en que lo que se requiere es un sacrificio, principalmente de los altos funcionarios públicos ya que deberían reducir sus salarios para cada uno poner su grano de arena en cuanto al ahorro fiscal.

Fuera de que esto es un hecho reconocido por todos los que no formamos parte de la burocracia del país, dudo mucho que los funcionarios estén dispuestos a llevarlo a cabo. Este es un hecho irrefutable, pero ¿qué podemos hacer para solucionarlo?

Francisco Villaseñor
CIDE

Anónimo dijo...

Saludos.....Francisco, preguntas que puedes hacer? Te digo. Apoyar a AMLO en el 2012. Dado como el ha vivido su vida, realmente hay alguien que dude que el impondria una austeridad a todo el gobierno federal? Claro, muchos de ustedes, gracias a Televisa y Azteca, piensan que es Marxista, como tambien piensan los Estadounidenses que consiguen sus noticias de FoxNews de Obama. Algo esta claro. AMLO no lo pensaria dos veces rebajar el sueldo de Secretarios un 70%.....Saludos..

Anónimo dijo...

Mi estimado anonimo, veo tu ultimo post, y sueno logico, interesante, y retador, pero estara el pueblo listo, para apoyar al nuevo ejecutivo, AMLO, porque de una cosa si estoy muy seguro, el otro grupo que son los verdaderos duenos de Mexico si estan preparados para no dejarse subir los impuestos. Checa nada mas Honduras y Venezuela.
Saludos

Alex.

Anónimo dijo...

Saludos....Alex, con el Presidente Obama, la oligarquia no podria imponer a su cuates, de haber fraude. Si Obama hubiera sido presidente en el 2006, jamas hubiera dejada que se realize el fraude. Te pregunto, quien puede mas, la UltraDerecha de Mexico y tipos como RSP y Azcarraga, o Obama y Soros. Te juro que, dado la simpatia que hay entre gente que trabaja por Obama hacia AMLO, y dado el fraude que ocurrio en Mexico, AMLO hubiera llegado a la presidencia en el 2006. En el 2012, no les sorprenda que vegnan muchos colaboradores de Obama a Mexico, para ayudar a AMLO........Saludos..

Anónimo dijo...

La ley de ingresos y egresos constituye todos los años uno de los procesos más importantes económicamente para el país...o al menos así debería de ser. Por medio de este proceso es que se define el destino de los ingresos federales y como bien se ha dicho en el post, éste debería de representar las necesidades y prioridades de todos los mexicanos. Aunque a veces los cambios sólo pueden ser marginales, también debería de servir para poner en disputa la estructura económica de México y sobre todo poder llevar acabo reformas para cambiar año con año (y aunque sea de a poquito) este país.
Pero bueno, al estar en disputa el destino del gasto público, claramente este proceso se convierte en otro trámite meramente político donde sale a la luz quien quiere el pastel para el solito a costa del bienestar del país.
Lucía Rodríguez

Anónimo dijo...

Me parece que los diputados actúan de forma racional: hacen todo lo posible por que no se cobren más impuestos porque para ellos representa un costo político, pero quieren que el presupuesto sea lo más grande posible para tener qué repartir. Este es un problema típico de dos objetivos opuestos porque a menor recaudación menor gasto, no se puede al revés.
En este caso todos se quejan de los diputados, pero debemos darnos cuenta de que ellos son el reflejo de nuestra sociedad, ni mejor ni peor que los demás. Lo que se debe de intentar crear son los mecanismos para que los políticos den prioridad a la estrucutra de finanzas públicas por encima de intereses políticos. Un camino para lograr esto es tener una mayar transparencia y una mayor rendición de cuentas.


Federico de la Garma
ITESM - EGAP