miércoles, 6 de octubre de 2010

Educación Económica y Financiera

En esta liga se puede acceder a mi columna, Tintero Económico, que se publica hoy en el Universal.

26 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos Profesor. Estoy de acuerdo contigo con respecto a aumentar la educacion economica y financiera. Sin embargo, hay que tener MUCHO cuidado para no meter la politica en las aulas. Por ejemplo, no hay nada mal con ensenar el valor del dinero, ni como descontarlo segun la tasa de descuento. Pero, porfavor, no meter las Afores en la discusion. Y si uno insiste en abordar el tema de las afores, tambien hay que deomstrar que la CentroIzquierda aboga por una pension que seria manejada por la empresa donde trabajas (o el Estado), y que te asegura cierta cantidad por mes, por vida. Y si una desea exponer la politica fiscal en la aula, tendra que haber una discusion sobre impuestos progresivos, como un impuesto sobre ganancias bursatiles y dividendos, asi como el IVA. Tambien tendriamos que mostrar que mientras la Derecha no desea la Redistribucion de la Riqueza, la CentroIzquierda si lo propone, y pondremos estadisticas mundiales para que los alumnos decidan que le conviene a Mexico. Es politico el tema de las finanzas y economia? Claro que si. Es imposible evitarlo. Y lo unico que pido es que los dos lados, el lado de la Derecha, y el lado de la CentroIzquierda, sean mostrados.

Anónimo dijo...

Sí es importante dar una buena educación financiera. Es algo que se debe saber sin importar cual sea tu trabajo, como se menciona en el artículo, no tienes que ser economista para recibir esta educación. Los mexicanos generalmente tendemos a no darle importancia al futuro y no ahorrar. Esta puede ser la solución a ese problema, puede que todo se derive de la falta de educación financiera.
Hernán L.

Anónimo dijo...

Creo que es importante empezar a impartir esta cultura financiera desde las aulas, y no solamente que se enseñe porque sí, sino que halla una real concientización de lo que implica gastar más alla de lo que tenemos. Es alarmante saber que más del 30% de los mexicanos gasta más de lo que recibe, sin tomar en cuenta que en el futuro puede ser algo realmente negativo. También es importante mencionar que los bancos e instituciones financieras deberían apoyar en esta cuestión, sólo porque sea su negocio no significa que no puedan ayudar a la población a estar informada sobre cultura financiera.

Luis Daniel J.R.

Anónimo dijo...

hola profesor.
Coinsido contigo en la importancia de una educacion financiera, ya que las decisiones que toma cada individuo afectan directa o inderectamente a toda la sociedad. Todo individuo es tomador de decisiones y por lo tanto un agente activo en este ámbito. En México, como sabemos, estos temas no tienen la divulgación adecuada por esto la propuesta de una educacion finaciera y económica desde pequeños sería una posible y efectiva solución al llamado analfabetismo económico.
Maria Jose G

Anónimo dijo...

La falta de información de gran parte de la población en cuanto a finanzas tiene efectos perversos a nivel personal y macroeconómico: los créditos son el ejemplo para demostrarlo. La mayoría de la gente no está conciente de los mecanismos de funcionamiento de los créditos y les dan un mal uso... gastan mucho más de lo que tienen y al final no pueden pagar sus deudas, sobretodo si la tasa de interés es variable.Terminan pagando mucho más de lo que creían e incluso pueden perder sus casas, entre otras cosas... Tal vez sea un poco exagerado lo que diré pero la asimetría de la información permite abusar de las personas que no conocen bien los mecanismos.
La Semana Nacional de Educación Financiera es una buena idea para que la gente tome conciencia de algunos macanismos básicos; sin embargo, yo pienso que no es suficiente. La otra pregunta es : ¿el gobierno quiere que su población conozca bien estos mecanismos?
Karla E. Go.

Anónimo dijo...

En definitiva, impartir o, al menos, intentar difundir principios financieros es fundamental para la consolidación de un sistema financiero estable. Sin embargo, es también necesario que, paralelo a las campañas de información, se busque reformar el proceso de interacción entre personas comunes y corrientes, intermediarios financieros y oportunidades de inversión. Ejemplo de esto es aprobar los famosos CETES directos.
Asimismo, es de suma importancia fomentar la cultura del ahorro, ya que, como afirma el modelo de crecimiento de Solow, sacrificar el consumo presente puede aumentar el ingreso en el largo plazo.

Cesángari

Anónimo dijo...

No cabe duda con una política pública para el "alfabetismo económico" reportaría grandes beneficios para la población mexicana. Sin embargo, el diseño de ésta última no debe tomarse a la ligera.Por un lado, El sistema de educación mexicano no se caracteriza por ser especialmente dinámico sino, por el contrario, un aparato burocrático ineficiente e inflexible. Por otro lado, el manejo político de estas políticas podría tornarse complejo por los múltiples intereses en juego.
Juan Pablo d B. F.

Anónimo dijo...

Creo que sí es necesaria una educación financiera desde la infancia para que tomemos las decisiones acertadas en los momentos correctos. Estas acciones del gobierno parecen ser buenas y son un estímulo para que comencemos a ahorrar, pero con esto no basta. Cuando llegue el momento en que todos los mexicanos contemos con una educación financiera y ahorremos voluntariamente para nuestro futuro, será responsabilidad del gobierno cuidar estos ahorros para que no suceda como en el pasado, en que el dinero ahorrado simplemente desaparecía. Tradicionalmente en México, siempre ha existido una gran distancia entre lo que se pretende hacer y lo que realmente se cumple.

Anónimo dijo...

Después de la crisis mundial es tiempo de que en México se tomen medidas para que la población tenga una educación mínima sobre economía y finanzas. Es una pena, como se menciona en la columna, que los mexicanos tengan conocimientos nulos sobre economía aunque esta esté tan inmersa en sus vidas. Muestra de ello es que los mexicanos conocen poco sobre los beneficios que el ahorro tiene para tener una vida buena en el largo plazo y a pesar de sus bajos ingresos se endeudan. Una educación en estos temas beneficiará a la sociedad en conjunto.
Analuisa G

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con la importancia de impartir conocimientos económicos y financieros para la población. De no estarlo, probablemente no estaría estudiando economía. Sin embargo creo que es importante ampliar nuestro panorama. Recientemente asistí a una serie de jornadas de educación financiera en comunidades rurales de Morelos, honestamente creo que acabé aprendiendo más de lo que les pude haber dejado. ¿como hablarle de ahorro a personas que no tienen ni para comer? ¿Realmente son relevantes las tasas de interés y afores a personas que no han visto un banco en su vida, ya ni se diga obtener un crédito? Capital humano, plusvalía esos términos pierden sentido ante las altas tasas de deserción escolar y nula capacitación. Si a mi me preguntan primero denle a las personas algo que administrar y después diganles cómo hacerlo. Hay que capacitar a la población, darles una visión emprendedora y acceso al crédito. Siento que eso los beneficiará más que enseñarles que una tasa de interés nominal es distinta a una real.

Carlos Grandet

Majo Arteaga dijo...

La educación como tal en México es deficiente. El hecho de inculcar material práctico en el ámbito económico es muy buena idea; pero empezando la falta de una alfabetización en bruto es el principal obstáculo. La información financiera será en cierta parte otro de los lujos de la población educada. Y aunque sí es cierto que una acentuación en el tema de difusión sería la mejor opción de evitar el estancamiento económico del país, no es tan clara la jerarquización de conocimientos: leer o contar?. Qué va! es una magnífica idea de progreso, pero como dije, es un recordatorio de una necesidad de mayor magnitud.

Anónimo dijo...

Al tener una mala educación financiera y económica, las familias tomaran decisiones equivocadas que los llevaran a deudas que no podrán pagar. Una de las causas de la última crisis financiera fue el mal manejo de las hipotecas por parte de las personas. Si tan solo algunas de estas personas hubieras conocido a fondo los terminos financieros de sus hipotecas hubieran podido entrar con mas cautela al mkt de las hipotecas. Las malas decisiones económicas de los individuos pueden llevar a un colapso de la economía. Es por lo anterior que la educación económica es importante para el desarrollo de un país.

Pero otro problema surge cuando la educación se imparte, pero las oportunidades para aplicar esa educación en la población son nulas o bajas. El problema es que México se encuentra muy rezagado con respecto al acceso a los créditos financieros. Si existe una correlación positiva entre los créditos financieros y el bienestar personal, porque no se expande el mkt de créditos financieros a lo largo del país?

Sebastián Sandoval O.

Anónimo dijo...

Evidentemente fomentar una educación económica y financiera es de suma importancia para mejorar no sólo las finanzas personales sino también las nacionales. Sin embargo, cabe resaltar que el conocimiento por parte de las personas de conceptos de ésta índole no garantiza en lo más mínimo un cambio positivo en sus conductas financieras. Como ejemplo de lo anterior está justamente el hecho de que son ampliamente conocidos los beneficios de hacer ejercicio, sin embargo, muchos de nosotros, que desde siempre hemos llevado una vida sendentaria, no hemos modificado nuestros hábitos por el simple hecho de saber que hacerlo es bueno para la salud.
Es decir, considero que, aunque en México se logre instaurar y llevar a cabo de forma seria y eficiente una política de información financiera, los resultados que de ésta puedan derivarse serán mínimos porque las conductas irresponsables de cada uno de nosotros tienen su fundamento en la más que conocida tendencia de los mexicanos a "tapar el pozo ya que el niño se ahogó". En otras palabras, las personas que incurren en actividades financieras irresponsables no dejaran de hacerlo por el hecho de estar informadas sino porque sus decisiones les hayan acarreado graves consecuencias inmediatas.
Con esto último no quiero dar a entender que considero innecesaria la educacion financiera sino que el problema a solucionar va más allá de esto.
M. Araceli Ramírez

Anónimo dijo...

Definitivamente, hay muchos problemas que se podrían solucionar sólo con proporcionar información adecuada y la educación económica no es la excepción. Existen muchos casos de campañas que han tenido un impacto positivo en la población; sólo por mencionar un par de ejemplos, como bien mencionó, la de obesidad y las campañas de prevención sexual. Entonces, por qué no hacerlo con respecto a factores que están involucrados en la economía y que claramente son usados diario por cada individuo en la nación. Estoy de acuerdo profesor, los organismos sólo han tratado de promover este tipo de factores con un empuje modesto y lo que realmente se necesita es implementar una educación económica dentro de los distintos grados d estudios.

Luis Antonio Gómez

Anónimo dijo...

Hola Profesor.
Esta alternativa que se plantea me parece una buena idea. Creo que México solucionaría, o por lo menos, reduciría muchos de los problemas a los que se enfrenta si la Educación tuviera un nivel más alto. La falta de información y (o) la mala comprensión de esta, tiene por lo regular consecuencias que no percibimos. Y esto depende casi siempre de quienes se encargan de difundirla.
La educación en temas económicos es fundamental para la población que muy pocas veces es tomado en cuenta. Si las personas tuvieran conocimientos básicos, pero sólidos, su compartamiento sería, con mucha seguridad más racional. Esperemos que sea tomada en serio y que sea también efectiva.

Zaira M. González Mora

Gabriel Alberto Martínez Roa dijo...

Concuerdo con muchos de los que aquí han comentado. Es cierto que en México no hay una educación financiera. Es cierto que la gente en general no está informada ni interesada, pero esto se debe a que muy pocas veces la gente entra en serio al "juego" de las finanzas.

Sí, constantemente esta tomando decisiones económicas, si quieren sub-óptimas, pero esto es porque son tan pequeños los beneficios que podría obtener de informarse y tomar decisiones con una estructura racional, y tan altos los costos de hacerlo ( no sólo costos contables sino de oportunidad y esfuerzo mental) que en general no vale la pena invertir en educación financiera.

Y es que no hay mejor forma de aprender algo que haciéndolo, equivocándose, entrándole al juego. Por ello, aunque creo que las campañas son útiles para reducir los costos de aprendizaje, es necesario atender el problema del acceso a crédito. no generado instituciones enfermizas que den crédito a personas poco aptas para recibirlo, sino promoviendo la competitividad entre los organismos financieros. o reduciendo los costos de transacción del ahorro como por ejemplo la emisión al mercado de CETES que se puedan comprar directamente por el ciudadano.

Anónimo dijo...

Profesor, considero que el artículo de hoy, es de suma importancia para el sistema financiero en México. Creo que es importante que los niños y jóvenes del país vean y entiendan como es que el consumo y el ahorro pueden llegar a afectar la economía de un país. Si la educación financiera se imparte desde temprana edad, los actores de la economía, en un futuro, tendrán más conciencia sobre cómo efectuar su gasto.

Ahora bien, es importante que empresas privadas e instituciones públicas como la PROFECO participen en la difusión de esta educación financiera. Uno de los más grandes problemas a los que se enfrenta el consumidor es a la asimetría de información; por lo tanto, gracias a la información que brinden las empresas y las instituciones públicas, los agentes podrán tomar mejor sus desiciones.

Finalmente, creo que este proyecto se enfrentará al problema del presupuesto federal, es decir, que no creo que las personas que administren el gasto del gobierno tengan como una de sus prioridades el que se continúe con la campaña sobre le educación financiera. En otras palabras, no creo que se le destinen grandes recursos a la campaña y difusión del proyecto (corrijanme si me equivoco) y esto es una pena debido a que esto permitiría tener un sistema financiero más "saludable".

René Kuster Rojas

Anónimo dijo...

Creo que la educación financiera es, sin duda, importante. Cuanto más información haya (sin caer en hiperracionalidad), más "óptima" será la decisión. Es bastante intuitivo, si tengo toda la información disponible, mi decisión será la mejor, pues conozco todas las opciones.
SIn embargo, así como es un hecho que el país está rezagado en educación, también es cierto que existe mucha información disponible y creo que también cabe hacerse otro tipo de hipótesis quizá menos obvias, pero no menos válidas, por ejemplo: si el ahorro no sube, no es necesariamente por falta de información, sino porque dadas las tasas de interés, la gente decide óptimamente no ahorrar.

Es decir, la información es un paso importante, pero espero que antes de implementar la política pública de educación financiera hayan hecho un estudio serio concluyente en que la falta de información es "el" gran problema en las decisiones financieras de los individuos.

Francisco Brito

Anónimo dijo...

Antes de afirmar con gran seguridad que "la educación financiera es buena para reducir costos y que los agentes estén preparados para enfrentar transacciones financieras", es necesario considerar por qué la gente estudia, en general. Más aún, por qué, si es así, la gente no sabe de finanzas, por más básicas que éstas sean.

El argumento a favor de la educación financiera es muy fácil de mostrar; pues, al parecer, existe mucha gente que de alguna manera u otra interactúa con el sistema financiero y no tiene los conocimientos básicos necesarios; sin embargo, no es tan claro por qué el gobierno tiene que fomentar esta preparación financiera si ésta no se ha dado por sí sola. Es decir, la solución no está en educar a la gente en materia financiera, sino involucrarla en el sistema financiero para que así tenga interés en materia financiera.

¿Por qué no es viable que la poca profundidad financiera que existe en México se vea reflejada en la poca educación financiera de los mexicanos? Así, el papel del gobierno no es educar a la gente en finanzas, sino involucrarla en finanzas. Y de ser así, no es tan claro que este papel corresponda al gobierno. En este punto, coincido con Carlos Grandet en "si a mi me preguntan, primero denle a las personas algo que administrar y después diganles cómo hacerlo".

Alejandro Robinson

Anónimo dijo...

No pienso que sea una un problema de educación, por ejemplo: Algunas secundarias públicas cuentan con talleres que imparten conceptos básicos de finanza (ahorro, costo, etc), talleres de contabilidad y secretariado. Sostengo que es la deserción escolar y la falta de interés sobre el tema o la falta de capacidad de profesores de impartir dichos talleres(ejemplo) lo que ocasiona "el analfabetismo sobre finanzas". Aunque, después de todo, no le vendría mal hacerle saber a un ejidatario desde la primaria que puede vender sus tierras a más de $7 el metro cuadrado en un parque industrial (Parque Industrial Cuautla 2009). La pregunta es, si el gobierno está dispuesto y tiene la capacidad de impartir verdadera educación financiera desde temprana edad, o los profesores seguirán recomendando a sus estudiantes el libro "Padre Rico, Padre PObre" de Robert Kiyosaki...cuando mucho.
Alejandra María S

Arturo Romero Yáñez dijo...

Me parece de gran importancia recordar que un modelo se construye con la intención de simular las interacciones de los individuos en algún mercado particular. El supuesto más fuerte de esta interacción es la racionalidad de los individuos, ya que se han llevado a cabo pruebas en las que los individuos violan las hipótesis sobre las que se construye una función de utilidad. Entonces, se debe hacer énfasis sobre el modo de operar de un modelo, dado que si el objetivo es mejorar la calidad de la educación económica, se deben de hacer saber a la población-objetivo los supuestos bajo los cuales se derivan los resultados de algún modelo.

Por ejemplo, si suponemos un problema de consumo intertemporal en el que las preferencias del consumidor reflejan preferencia mayor para el consumo futuro que para el presente, la sensibilidad del consumo futuro a la tasa de interés es muy baja. Dado este problema, si al individuo se le dice que debe de ser sensible ante la tasa de interés y éste cambia sus decisiones óptimas dada la nueva información, el individuo estaría dejando de optimizar su función de utilidad.

Entonces, en aras de ayudar a cumplir el objetivo de una campaña de educación económica, se debe de buscar mejorar la calidad de esta educación, en lugar de aumentar la cantidad con la esperanza de que el individuo no reciba información que distorsione sus decisiones óptimas.

FRIDA Hagström dijo...

Educación económica y financiera es importante, pero todavia el interés para aprenderlo y etenderlo y con eso applicarlo en la vida cotidiana es lo que importa más o sea si no hay motivación de entender eso, no se va a aprenderlo en una manera que va a afcetar la economía.

Jramirez dijo...

Sin duda, es loable el esfuerzo que realiza la Condusef para inculcar la cultura financiera en los mexicanos, pero pareciera que este esfuerzo solo se difunde en la mencionada semana de educación financiera.

A mí parecer, iniciativas como "Saber Cuenta" de Banamex y "Adelante con tu futuro" de Bancomer (si bien tienen un trasfondo de marketing y comercial) representan esfuerzos mucho más constantes.

Quizá sea esta la mínima responsabilidad social que deben asumir, y en un ambiente de crisis en el que vivimos; no se debe de dejar de lado.

Anónimo dijo...

Que la población tenga una educación económica y financiera básica es vital, sobretodo, si miramos las cifras sobre la cartera vencida en las tarjetas de crédito. También podemos ver como mucha gente cae en la ilusión de creer q puede comprar algo a muchos meses sin intereses cuando en realidad solo incluyen en el costo inicial todo el flujo de intereses que va a pagar. Si la población conociera aunque fuera de manera básica, la estructura de las tasa de interés, podría tomar una decisión mucho mejor informada sobre su consumo presente y futuro.

Nahieli Vasquez

Anónimo dijo...

Profesor, estoy de acuerdo que es necesaria una educación económica para aumentar las posibilidades de mejoría de vida y de desarrollo de las personas, ya que considero importante que en países en vías de desarrollo como el nuestro, podría servir mucho el conocimiento de la administración de recursos en la economía de el hogar. Si se tuviera la educación necesaria, se tendría la capacidad de decidir entre las ofertas que se le dan a las personas como las pensiones, porque que así las personas podrían elegir lo que le convenga más para tener una mayor estabilidad.
Pablo L

Anónimo dijo...

Saludos Profesor.
Creo que todos estamos de acuerdo en cuanto a la falta de educación económica en México y sobre todo los estudiantes de economía. Es evidente que la educación se adquiere cuando uno domina varios conceptos sobre el tema del que se quiere aprender.
Continuando con su idea de que no se trata de crear economistas, concuerdo que es una lastima que la única educación económica que uno puede adquierir en la preparatoria es estando en el área de económicas. Afortunadamente, hoy en día se está promoviendo la importancia que tiene el contar con conocimiento económico con campañas como la que menciona. Sin embargo, el gobierno debería resolver el problema de raíz e integrar a sus programas de educación superior cursos de finanzas, por supuesto no especializados, pero sí que den los conceptos que serán útiles para tomar las mejores decisiones a lo largo de nuestra vida.

Valeria D.