miércoles, 17 de agosto de 2011

Los Riesgos de Una Nueva Recesión

Mi columna, Tintero Económico, que se publica hoy en el Universal

18 comentarios:

Anónimo dijo...

El futuro de la economía global parece incierto. Creo que lo mejor sería tomar las medidas necesarias para una recesión si es que viene.

Francisco González Berlioz

Anónimo dijo...

Sin duda es preocupante el deterioro de Alemania y la posibilidad de un contagio europeo.

José Andrés Jurado

Anónimo dijo...

La economía de varios países está pasando por grandes turbulencias que podrían acabar en una recesión. Por lo tanto, es importante saber que nos depara el destino.

Anónimo dijo...

Lamentablemente, no tenemos indicadores que en este momento nos demuestren si realmente hay una recesión o no. Sin embargo, deben tomarse medidas preventivas. De otra manera, para cuando se confirme una recesión será demasiado tarde.

Itzel de Haro

Abigail dijo...

El escenario económico en Estados Unidos y Europa es muy crítico. Aún no se ve el resultado para contrarrestar los efectos de esta crisis. Las economías tardarán mucho en recuperarse, y México sin duda se verá afectado. Siempre ha habido desempleo, baja productividad pero ahora se intensificará debido a nuestra dependencia con Estados Unidos lo cual nos llevará a una recesión.
Abigail Cruz

Anónimo dijo...

La economía de varios países está pasando por grandes turbulencias que podrían acabar en una recesión. Por lo tanto, es importante saber que nos depara el destino.
Alayn Gonzàlez

Anónimo dijo...

El panoroma internacional es bastante incierto y en este momento es bastante preocupante porque parece ser que en este momento las autoridades fiscales y monetarias ya han utilizado la mayoría de las políticas que tienen a su disposición.
Mario Enrique

Rodrigo V. dijo...

Los problemas con las finanzas públicas en EE. UU. y Europa no permiten pensar en estímulos fiscales importantes, pues éstos están condicionados a situaciones políticas. Además, los países necesitan arreglar su déficit presupuestario, pagar sus deudas y estimular la economía al mismo tiempo. Esta combinación no es deseable para ningún creador de políticas públicas porque, evidentemente, tendrá que descuidar algún aspecto para arreglar otro (al menos en el corto plazo); razón por la que los estímulos gubernamentales (si llegan) serán de efecto limitado y posiblemente en el momento inadecuado.

Anónimo dijo...

Es interesante ver que economías sólidas como la alemana o la estadounidense estén enfrentando este tipo de problemas, así como el debate que se genera al respecto. Dada la posibilidad de una recesión en las economías industrializadas, México debería estar tomando medidas preventivas.

Lizet Alejandra

itzel rocío dijo...

Sin duda, lo ideal sería empezar a considerar seriamente esas señales porque de lo contrario podríamos enfrentar un escenario peor que el de la crisis anterior ya que los recursos para rescatar a las economía en crisis son escasos.
Itzel Rocío

Anónimo dijo...

La situación de Europa y E.E.U.U. es preocupante, deben solucionar sus problemas de finanzas públicas por que si no el problema será peor. Desde el punto de vista mexicano, se debe trabajar en dejar de depender tanto de E.E.U.U. por que si no se verá afectado por cada crisis en mayor medida ya que la capacidad mexicana para salir de una recesión es menor a la de otros países. Se deben tomar medidas preventivas.

Raúl Jasso

Anónimo dijo...

Es curioso el snowball effect que algo tan limitado (information-wise, por lo menos) como una columna de un periodico puede causar. Sin duda, hay señales que podrian apuntar a una recesión, pero ¿qué tanto de la recesión podría ser causada por la misma especulación de que suceda? Podría influenciar a los inversionsitas a sacar su dinero parao disminuir su perdida potencial, por ejemplo. Ciertamente es importante ser precavido, especialmente en situaciones de esta magnitud, pero hay que evitar que el alarmismo determine el desenlace.

Alejandro J. Favela Nava

Anónimo dijo...

Siempre nos enfrentamos al problema de las definiciones. Antes de poder tomar las decisiones correctas es necesario llegar a algún tipo de consenso sobre la situación. Estos debates pueden llegar a ser contraproducentes ya que no permiten la actuación a tiempo.

Maricruz A.

Anónimo dijo...

Como en todo, siempre existen los comentarios radicales sobre temas económicos, pero es evidente que cómo usted dice no estamos en ninguno de los dos extremos. Sin embargo, considero que la disminución del gasto de Estados Unidos, sin duda, nos afectará de manera negativa, pero mientras no haya un cambio en nuestra dependencia hacia nuestro país vecino, es evidente que la situación actual de este país nos llevará a una recesión, de la cual ya se empiezan a sentir los primeros síntomas.
Viviana Aragón

Gabriela dijo...

Sin duda es importante conocer los diversos parámetros para reconocer una recesión . Sin embargo, considero que en las últimas décadas la experiencia que ha tenido occidente con las crisis debería importar más para implementar acciones que reduzcan el riessgo de una recesión.
No basta con reconocer que la economía se encuentra en momentos críticos, sino que se debería utilizar lo aprendido en experiencias pasadas para no tocar fondo.
Gabriela Márquez

Gustavo Iriarte (CEGUIR) dijo...

Dr. Villagomez, como siempre me parecen atinados sus comentarios, me gustaría dejar la referencia de este blog http://economiamexicanaennumeros.blogspot.com/ es de profesores de la UAM y han estado publicando entradas muy interesantes sobre los acontecimientos actuales para que los considere en su columna de blogs en México. Le envío un saludo

Anónimo dijo...

Las políticas que pueda llevar a cabo Alemania para afrontar la desaceleración de su economia contrastaran con las medidas de austeridad a las que se han tenido que alinear otros paises europeos como Grecia e Italia. Puesto que el problema de Alemania no es un problema de deuda, el gobierno alemán podría optar por aumentar el gasto público para darle a su economia un empujón.

Adán Morales

Anónimo dijo...

Si bien es preocupante el potencial de otra recesión es importante destacar que el consumidor estadounidense está en un proceso de adaptación a las nuevas condiciones de su economía, un proceso que no es rápido y que puede estar afectando todos los indicadores, que creo más pronto que tarde permitirá patrones de consumo cercanos a los anteriores a la crisis.

Gabriel Garcia Plata