miércoles, 19 de mayo de 2010

¿Podría Regresar la Recesión?

En esta liga se puede acceder a mi columna, Tintero Económico, que se publica hoy en el Universal.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Una de las desventajas de la vinculación es que cuando países como China o regiones como la UE atraviesan por una crisis, necesariamente afectan a Estados Unidos, y con ello a México. Si a esto se le añade que China está desplazando a México como socio comercial de Estados Unidos, tras su entrada a la OMC, nos encontramos en un escenario desfavorable.
Guillermo Gómez.

Rodrigo Valdés O. dijo...

La vinculación con el exterior, especialmente con EE. UU., tienes pros y contras. A pesar de que en esta crisis México fue afectado por la contracción de la economía estadounidense, en otros años la economía de nuestro vecino del norte ayudó a la recuperación de la economía nacional, como en 1995. Generar mecanismos para fomentar el crecimiento de México desde dentro es una tarea complicada porque los inversionistas están cada vez menos interesados en invertir un país inseguro y corrupto. Además, no existe certidumbre jurídica para los agentes económicos. A pesar de que se podría formular una política fiscal, ésta no sería aplicada de forma rápida. Y la reformas estructurales, sí es que algún día se aprueban, tendrán impacto sólo en el largo plazo.

Itzel De Haro López dijo...

En mi opinión,la crisis de Grecia terminará por afectarnos tarde que temprano. Cómo siempre el principal problema mexicano es nuestra dependendicia de la economía estadounidense. Aunque, de depender también de Europa nuestro problema podría ser mucho mayor.

Anónimo dijo...

México ha presentado en el último trimestre de este año un incremento en sus exportaciones hacia todo el mundo pero principalmente hacia Estados Unidos. Esto significa que ante una nueva caída en la economía mundial, tal y como dijo en su columna, podría perjudicar gravemente al crecimiento económico mexicano.

Alayn González

AntonioNeri dijo...

La recuperación de las economías de cada país depende, en la medida en la que estén integradas al conjunto de la economía global, del dinamismo de las economías de sus principales socios comerciales. Esta relación de interdependencia implica la exposición a los riesgos que se derivan de la volatilidad de los mercados financieros internacionales y de los ciclos de otras economías.

Desde una perspectiva financiera, los riesgos que enfrenta la economía mexicana son demasiado altos porque su comercio con el sector externo no está diversificado, sino que por el contrario, aproximadamente 80% de sus exportaciones se concentran en Estados Unidos. Es por esta razón que el desempeño de nuestra economía depende de la evolución de la de EE. UU.

Es deseable que se promueva una mayor diversificación del comercio para mitigar los riesgos que se relacionan con la coyuntura individual de las economías. No obstante, ante una situación de crisis global, en la caída de la actividad económica es generalizada, un riesgo sistémico, la estrategia de diversificación no resulta efectiva.

Anónimo dijo...

Sin duda la economía mundial corre peligro. En Europa los "spreads alemanes" de deuda soberana, e incluso LIBOR están aumentando. La economía europea está más dominada por bancos que la estadounidense (que depende en mayor medida de otras formas de financiamiento). Si las primas de riesgo continúan creciendo es posible que se de un "liquidity squeaze". El ECB tendría que recurrir a medidas no ortodoxas como "quantitative easing" y su credibilidad se dañaría aun más.
La recuperación de México corre peligro.

José Andrés J.

L. Alejandra Pérez dijo...

Las consecuencias de la existencia de una economía global no son siempre benéficas, como puede observarse durante las crisis mundiales y las recesiones.En mi opinión, discusiones como la que usted plantea también permiten reflexionar acerca de la importancia de la intervención del gobierno en la economía. Si ésta no existiera, los efectos de lo que ocurra en los mercados globales tendrían mayor impacto en las economías locales y no habría oportunidad de controlarlos o disminuirlos.

Viviana dijo...

El tema de la dependencia con EE.UU. sigue siendo factor de precocupación en la economía mexicana; sin embargo, no se ven acciones por parte del gobierno que favorezcan o aceleren el dinamismo del mercado interno. Al contrario, cada vez hay un mayor acercamiento al mercado norteamericano como lo afirma Hillary Clinton: "Sabemos que nuestro futuro está entrelazado, que triunfaremos o fracasaremos como si fuéramos uno, y que el bienestar, la seguridad y la prosperidad de cada uno de nuestros pueblos será moldeado por lo que hagamos juntos". Esto es muestra de la perspectiva estadounidense y de la realidad de la economía mexicana.
Viviana Aragón

Anónimo dijo...

Aunque Estados Unidos sea, indudablemente, nuestro principal importador, la relación comercial entre México y la Unión Europea no debe ser subestimada. Es importante recordar que México posee un Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea (TLCUEM), que entro en vigor en el 1 de Julio de 2000, sólo otro país en América latina posee un acuerdo de libre comercio con UE (Chile) Además, UE es considerada el segundo socio inversionista de México. (Información de la delegación de la Comisión Europea: www.delmex.cec.eu.int). Por lo tanto, aunque el mercado con Estados Unidos sea mucho más grande que el de la UE, la agitación vivida en la Zona Euro podría repercutir de forma importante sobre la economía mexicana.
Jessica Korder

Mario Enrique dijo...

La dependencia de la economía Mexicana en el sector externo está presentado a México su lado amable, al igual que en la crisis de 1995; sin embargo, depender del exterior deja al país sin capacidad efectiva de afronta las crisis. En este caso, ya que la recuperación mundial necesita una Unión Europea fuerte es necesario esperar que tomen decisiones adecuadas. Los países europeos, principalmente Alemania, han prohibido los naked short-selling de acciones con el fin de prevenir los ataques especulativos contra las instituciones financieras europeas. Ojalá se estén tomando decisiones que permitan un crecimientos sostenido.
Mario Enrique

itzel rocio dijo...

Desventaja de depender de las exportaciones hacia un sólo país, tal vez el efecto sería menor si estuvieran diversificadas. Aunque cambiemos de estrategia, no creo que sea posible evitar una caída, en caso de que ocurra lo que se prevee, pues los efectos de la nueva política no serán inmediatos. Tal vez el golpe se acentue, ya que la reacción del gobierno puede ser lenta. Pero si lo que se pronostica no sucede, sería buen momento para pensar en reforzar la economía nacional.
Itzel Osorio

Ramón dijo...

Es preocupante que tengamos que depender tanto de nuestras exportaciones. Es más preocupante si dependemos en el futuro de sólo un país. Es cierto que eso nos ayudó en el 95 pero estaba más vinculado con la existencia en sí del comercio que con quien comerciaramos. Hay oportunidades enormes de comercio y las desaprovechamos por razones que simplemente no son económicas. HAce falta un sector interno, un México autosuficiente que pueda enfrentarse a los retos de ahora.

Anónimo dijo...

Desafortunadamente la dependencia que tiene México con Estados Unidos no va a cambiar pues nuestras exportaciones y por consecuencia nuestros ingresos dependen de este país. Es necesario que México se comience a abrir más a otros mercados de América Latina de tal manera que la economía de Estados Unidos no nos impacte tanto, aunque esto lleve mucho tiempo es necesario comenzar.
Abigail Cruz

Anónimo dijo...

Lo que esta sucediendo en la Unión Europea afecta economías con las que puede o no estar tan relacionada. Esto es producto de la relación entre las economías abiertas y tiene implicaciones tanto en las exportaciones/importaciones como en el mercado de divisas, etc. ¿Qué hacer? ¿Qué no hacer? O si ¿realmente debería de hacerse algo? No sabemos, a ciencia cierta, si las decisiones tomadas con anterioridad han sido las correctas, esta es una de las limitantes que se tiene al aplicar políticas macroeconómicas, el tiempo de acción. El nuevo reto es identificar que mecanismos son los adecuados para llevar acabo estas políticas y que medida preventiva se lograría implementar para evitar un choque negativo desde el exterior.

Maricruz Arteaga

Anónimo dijo...

Saludos....100% de acuerdo con José Andrés. Bancos en Europa no se confian uno al otro, ya que nadie sabe que tienen en su balance. Por eso mismo, los prestamos se escazean. Y como Europa es el mercado #3 para EEUU, despues de Canada y Mexico, esto si puede afectar a Mexico. Ahora, tambien contemplen el tipo de cambio Dolar/Euro, y el impacto que tendra contra las exportaciones de EEUU a Europa. Yo digo que debian de haber hecho lo que escribe aqui hace dos meses. Expulsar a Grecia de la EuroZone, y que Grecia introduja el Drachma. Grecia no puede cometir con el Euro. Esto del rescate simplemente hara mas dificil la reesturacion de la deuda que viene, ya que los fondos que podian haber ayudado a una transicion post-devaluacion, se estan utilizando para evitar lo inevitable.........Saludos

Anónimo dijo...

Este comportamiento es el resultado, a final de cuentas, de la globalización: la economía mexicana esta relacionada, aunque sea de forma vaga, a China y Europa, pero es probable que se sientan esos movimientos. La principal razón es, desafortunadamente, que la relación a ambos pasa por nuestro principal socio comercial: Estados Unidos. Esto es teoría de la dependencia 101. O más bien, como diría Mario Ojeda: “el proceso no muestra “dependencia mutua”, sino más bien la dominación norteamericana sobre México (interdependencia)… en la mayor parte de los casos los “acontecimientos” se sitúan al norte de la frontera y los “efectos” al sur”. Con Estados Unidos en el centro del huracán (la crisis), lo más probable es que nos lleve con ella a donde vaya.

Es obvio que el objetivo a largo plazo debería ser mayor diversificación de los destinos de nuestras exportaciones y menos dependencia de EE.UU./exportaciones (en general) Sin embargo, hay algo muy atractivo de la cercanía (menores costos transporte, por ejemplo) y, en general, la fuerza económica que tiene Estados Unidos como país. Es dudoso que podamos encontrar aliados comerciales así en Latino America o, siendo aun más idealista, volvernos autosuficientes.

Como dijo Porfirio Díaz: “Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos”.

Para el anónimo de los puntos suspensivos que saludó 2 veces (antes de mí):
Grecia no puede salir tan fácil de la Eurozona, la mayoría de la deuda griega está en bancos europeos. Dejar que Grecia entre en bancarrota podría significar el fin de la UE. (Para más detalles lee mi comentario en el blog pasado)

Alejandro J. Favela Nava

Anónimo dijo...

Saludos....Alejandro, (i) Los politicos de Mexico tienen mucho que ver con la dependencia de Mexico hacia EEUU. Que le hubiera costado a Aspe exigier la transferencia de tecnologia para cualquier empresa de EEUU que quisiera producir productos en Mexico. Digo, China lo ha exigido a Ford y GM, y ahora estan comenzando a manufacturar coches. Cuantas empresas de automoviles Mexicana hay en Mexico?........(ii) Reconozco que la salida de Grecia significaria el fin de la EuroZone, al menos como se conoce hoy. Pero no crees que esto es mas saludable para todos? Osea, Grecia y Alemania se desarollan a diferentes velocidades, y esto significa que la productividad de Alemana aumenta mas que la de Grecia. Entonces, sin la flexibilidad que un tipo de cambio flexible te dota, como piensas que Grecia pueda competir?..........(iii) Finalmente, para la economia global, es MUCHO mejor que los acreedores de Grecia (y quiza Espana tambien) reconozcan perdidas (30 a 50 centavos de dolar) hoy, que reconocerlo a lo largo de varios anos. Si no lo hacen, creo que la EU cae en deflacion, y imaginate el impacto de eso. Tambien imaginate el impacto politico en EEUU, con los exportadores quejandose ahora no solo de China, pero tambien de la EU......