miércoles, 24 de marzo de 2010

¿Qué Tanto ha Contribuido Nuestro Sistema Financiero al Crecimiento?

En esta liga pueden accesar mi columna Tintero Económico, que se publica hoy en el Universal.

35 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos....Me intereso mucho su columna, profesor, en particular la brecha entre el 40% del PIB que el credito a empresas representaba en el 94, y el 10 a 15% de hoy. Pero tengo una observacion. Como porcentaje del PIB, la cantidad de bonos vigentes (outstanding), sea en dolares o pesos, por parte de empresas Mexicana hoy es mucho mas que en el 94. Tambien, si yo fuera director general de un banco, en el pais que sea, haria todo lo posible para no tener una prestamo en el balance, si tengo la oportunidad de bursitarla...........Saludos

Anónimo dijo...

Mejor dicho, ha sido muy pero muy limitada.

El crecimiento del crédito antes de la crisis de 1995 era una como una burbuja insostenible que finalmente nos sepultó en el peor atolladero financiero que hayamos visto. Gracias a los "señorones" Pedro Aspe y Guillermo Ortiz. Comparar con esas cifras no es lo mejor.

Actualmente opera un oligopolio en los servicios bancarios, como es de sobra conocido.

También puede añadirse que actualmente la principal fuente de financiamiento es el crédito de proveedores, en lugar del crédito bancario.

Buena nota.

Marisol dijo...

Me parece muy interesante la columna esta semana ya que,a diferencia de en otras ocaciones, me siento un poco más relacionada con este tema. La poca bancarización que hay en el país es un problema muy serio dado de que por falta de información no están incentivados para abrir una cuenta de ahorros, utilizar una trajeta, etc. Hace algunos años tuve la oportunidad de trabajar de publi-relacionista para MasterCard y me toco leer informes sobre estudios que hacían en nuestro pais. Los resultados eran alarmantes, la mayoría de la población mexicana no considera que tenga algún beneficio ahorrar, no utiliza ninguna institución financiera y mucho menos sabe reconocer las diferencias entre una tarjeta de débito y otra de crédito. Creo que lo primero que se debe de hacer es educar a estas personas para que estén informadas y participen en cuestiones financieras nacionales, si más personas participamos en estas es más probable que se vea un verdadero cambio económico.

Marisol Ortiz

L. Irán Villgas dijo...

Me es interesante su nota Doctor Villagómez, pero leí una notica ayer en el Excélsior, donde dicen exactamente lo contrario bueno, no en el sentido de cuanto ha contribuido nuestro sistema Financiero al Crecimiento del país, si no que se dice que el sistema financiero es muy estable a pesar de Crisis por la que pasamos e incluso mencionan que hay que aplicar reglas mas rígidas de capitalización a los bancos Mexicanos sería muy positivo porque blindaría al sistema económico en caso de que Grecia genere una quiebra en efecto dominó. Usted no indica y creo que tiene la razón que el ahorro financiero es por las Afores y que solo creció 10% en 15 años y Felipe Carvallo dice "Los bancos mexicanos exceden por mucho los niveles de liquidez y capitalización que exige la legislación oficial, por lo que se descarta que puedan enfrentar problemas por la aplicación de reformas más estrictas al sistema bancario internacional que les impondría mayores provisiones a las instituciones del mundo" Usted cree que realmente estemos en esa condición según lo que Usted argumenta, en mi opinión creo que no pero puede que yo lo haya mal interpretado, pero bueno ahí le dejo el dato y reitero estoy a favor de su nota.

Brenda Nava dijo...

Buen día...me parece interesante el artículo, solo me queda una duda, respecto de las instituciones que menciona al final, ¿se refiere a las SOFOMES y SOFOLES?...y si es así podría decir cual es la diferencia entre una y otra...

Saludos

Anónimo dijo...

Es verdad que no existe una cultura del ahorro y que el sistema financiero en vez de ayudar a veces complica el desarrollo del crecimiento.
No veo que sea una fuerte fuente de inversión, si hya poca penetración bancaria se debería estimular esta y a la vez otorgar más créditos.

Lorena Segura P

Rodrigo Valdés O. dijo...

El problema del sistema financiero mexicano está estrictamente relacionado con la deficiencia del sistema legal. Si fuera fácil y rápido recuperar los recursos prestados por medio de las garantías, los bancos podrían disminuir la tasa de interés o por lo menos tratarían de prestar más. Por esto, una reforma legal es urgente para el desarrollo del país, pues mientras un juicio pueda durar años y siga prevaleciendo la corrupción, el sistema financiero seguirá sin contribuir al desarrollo del país. También, se debe de fomentar la libre competencia para que se acabe con el oligopolio que no permite un adecuado funcionamiento del sistema financiero.

historia dijo...

Los servicios que ofrece la banca en nuestro país no se han democratizado y el sector se caracteriza por que pareciera tener una organización de cártel.

Este tipo de imperfecciones en el sector bancario es lo que produce altos rendimientos para los bancos e impiden que la función de intermediación y asignación de los recursos se haga con la eficiencia con la que se debería hacer.

La solución debe contemplar el fortalecimiento del marco institucional para que entidades como la CFC y la CONDUSEF promuevan mayor competencia entre los bancos. De igual manera, se deben profundizar las acciones en materia de educación financiera para que las presentes y futuras generaciones de mexicanos conozcan más acerca del funcionamiento del sistema financiero y las opciones de inversión y financiamiento que éste ofrece y así puedan tomar mejores decisiones.

Mario Enrique dijo...

Partiendo de que Oaxaca tiene 570 municipios me parece que la opinión del presidente de la CNBV puede ser perfectible. Sería más acertado estimar la población que no tiene acceso a bancos. Me parece sorprendente la poca penetración que ha tenido el sistema financiero mexicano, no tenía idea. Definitivamente se debe mejorar la eficacia del mismo.
Mario E.

Anónimo dijo...

Saludos....Datos del Banco de Mexico. Financiamiento total aumento 70% del Marzo 2005 a Dic 2008. Financiamiento Interno de parte de Bancos Comerciales aumento 105% durante ese periodo. No tan mal como pensaba. Paginas 71 y 141 del reporte......http://www.banxico.org.mx/publicaciones-y-discursos/publicaciones/informes-periodicos/anual/%7BE2479C99-47CB-19B8-92A7-D011876E8FCA%7D.pdf

Anónimo dijo...

Tal como dice Marisol creo que es importante trabajar en la parte de educación financiera de la población. Siempre será mejor que las personas tomern decisiones financieras o de cualquier índole estando bien informadas.

saludos,
Alejandra Hernnández.

Itzel De Haro López dijo...

Considero en definitiva que hace falta mejorar el sistema financiero mexicano. El problema existente, a mi parecer, se debe a dos razones: en primer lugar los fallos en el sistema financiero mexicano que, a su vez, generan desconfianza y en segundo lugar una falta de cultura crediticia. Como algunos otros han mencionado en este blog, existe una gran desinformación sobre este tema en gran parte de la población. A mi parecer hace falta que el gobierno proporcione esta información a la población, sobre sus ventajas y riesgos.

Felipe dijo...

Es cierto, en México no existen oportunidades para aquellos que no son parte de las elites, si existieran mejores oportunidades para inversionistas con menores ingresos posiblemente generaría un mayor ingreso nacional.

Felipe D.

Macarena dijo...

Macarena González

Me parece muy interesante la vinclulación que se traza entre el sector financiero, el desarrollo económico y las características de nuestra sociedad, demostrando así, que economía y sociedad van ligadas y las características de una determinan a la otra. En definitiva, existe un amplio problema de cultura en el ahorro (gastamos hasta el último peso, y me incluyo) y el público en general dudo que conozca sobre los sistemas de crédito, o de la dinámica económica en general, pero eso, a su vez, también es factor de la realidad económica de los mexicanos: sueldos que apenas alcanzan para el gasto diario, gente con poco poder adquisitivo que al final, se traducen en agentes poco confiables para poder acceder a cualquier tipo de crédito.

PePe dijo...

Como se menciona en la nota, el sector financiero es restrictivo a un porcentaje de la población, sin embargo, es importante que aunque una gran parte del sector financiero contempla al sector bancario, existen otros sectores como el bursátil o el asegurador, los cuales pueden canalizar sus recursos y reservas en inversiones productivas a la industria del consumo o infraestructura.

De cualquier forma, considero que falta de cobertura de los servicios financieros en el 100% del territorio nacional no obedece a otra razón que la histórica distribución de la población.

Al final del día, un banco (o una casa de bolsa, o una operadora de sociedades de inversión) es un negocio el cual basará sus sedes operativas y de negocios en los nichos de mercado. Tomando en cuenta que gran parte de la población vive en pobreza extrema, no existe ninguna razón de negocios para abrir una sucursal en un municipio en donde no existe la posibilidad de captar recursos(o en caso de que hubiera recursos que pudieren ser captados, no se cumplan los requisitos de riesgos que cada institución financiera maneja), ya que solo implicaría un gasto operativo.

Para estos casos, se han creado soluciones alternativas de financiamiento o ahorro, como lo son las Sociedades Financieras Populares o las Uniones de Crédito, las cuales están destinadas a atender los nichos de mercado que no interesan a las instituciones de banca múltiple (banca comercial).

Anónimo dijo...

Coincido en la idea de una mayor y mejor educación financiera, al igual que insisto en el saber gastar, pues actualmente es una mejor opción. Sin embargo, existen oportunidades financieras que pueden explotarse bajo cualquier institución bancaria, siempre y cuando pidamos aclarar todas nuestras dudas.

Dennise Chavarría.

itzel rocio dijo...

Creo que el impacto del sistema financiero en México no ha sido según lo esperado pues, por un lado, no hay una cultura financiera y por otro las instituciones bancarias no están suficientemente extendidas en el territorio nacional.
Itzel Osorio

Nancy Vivar dijo...

No podría estar más de acuerdo con este diagnóstico de la banca mexicana, lo que hace aún más interesante el papel que jugaron estos bancos durante la crisis, al ser el principal respaldo de sus matríces.

Creo que para completar este diagnóstico podríamos hacer referencia a la aversión al riesgo que existe en nuestro país y el papel que la banca de desarrollo (en concreto Nafin) ha venido a cubrir ante la falta de fuentes de financiamiento para muchas empresas.

Anónimo dijo...

Para que pueda haber inversión, necesita haber ahorro. El hecho de que el sistema financiero no esté cumpliendo adecuadamente con su función de intermediación, tiene un efecto negativo en la inversión. Como consecuencia, el PIB no está creciendo tanto como podría.

Es importante tomar medidas para aumentar la profundidad financiera de la economía.

Eugenia de los Rios

Anónimo dijo...

Coincido en que las deficiencias en el sector financiero pasan por la polarización económica dentro de la sociedad mexicana. Creo que como es un sector minoritario el que conoce cómo participar en este sector, no hay suficiente demanda de mejor calidad y/o competitividad en el sector. Retomando lo que se decía en columnas anteriores, sería de mucha utilidad ofrecer cursos básicos de economía y finanzas, pues son temas con los que nos topamos diariamente y frente a los cuales no siempre sabemos buscar más de una opción.

Vanessa Ortega

PD Me pareció una excelente columna

Anónimo dijo...

Parece ser que el sistema financiero de México no es más que el reflejo de una economía con monopolios (duopolios, etcéteria); que desincentiva la generación de nuevos proyectos empresariales, que a su vez, generarían una economía competitiva en la que TODOS nos beneficiaríamos. De nueva cuenta creo que el gobierno tiene en sus manos cambiar esta estructura económica, que limita el potencial mexicano, a través de reformas e instituciones; este tema sin duda tiene soluciones teóricas por lo que sólo puede faltar la intención de aplicarlas.

Dante Salazar Ballesteros

Anónimo dijo...

Una vez más nos encontramos con un problema de cultura en nuestra gente, me parece que el poco conocimiento de la gente acerca de finanzas, crea una barrera para la economía, una deficiencia en el ahorro y por lo tanto en la bancarización.

También creo que la banca no ayuda mucho tampoco, creo que hace falta llegar a la gente con los diferentes beneficios de utilizar los servicios bancarios, porque mientras eso no suceda, no vamos a tener mejoras.

También creo que la mentalidad del mexicano es de "jinetear", por lo que no les gusta pagar interés por algún crédito, por lo que prefieren endeudarse con los diferentes proveedores y tratar de financiarse de esa manera...........Daniela Salinas Mora

mario dijo...

Interesante su columna doctor, genera un punto adicional sobre la discusión de las reformas a las que ya se ha referido con anterioridad. Me parece que uno de los mensajes que quiere dar a entender es que la reforma debe ir más allá de un simple cambio en el momento, y requiere de in seguimiento puntual que permita que aquellas medidas que se implementaron continúen en un futuro, de nada sirve una reforma si el marco legal que la rodea no es sólido ni tampoco lo son las instituciones alrededor.

Asimismo, también me parece interesante el análisis de cómo la entrada de capital a la banca mexicana y la predominancia de crédito para el consumo y la vivienda se reflejan en ganancias para las compañías extranjeras ya que ese dinero en lugar de circular en México regresa a los lugares donde los grandes bancos tienen lugar. Me llama la atención su afirmación de que nuestro sistema bancario refleja la propia polarización económica de nuestra sociedad. No contradigo su argumento, pero quisiera saber que propone usted para acercar los polos.

Mario Ch.

Gabriela Barrera dijo...

Seguro es necesario analizar más a fondo las características del sector financiero, pero para que cualquier reforma surta efecto es importante salir de las condiciones sociales y culturales que hacen que el sistema funcione como lo hace.

Gabriela dijo...

Al igual que las columnas anteriores, me pareció muy interesante su columna de esta semana. El desarrollo del sistema financiero en México, es un tema que no se ha tocado de fondo ya que no representa un fuerte impácto de la producción nacional.

Tal y como ya lo mencionó, haciendo referencia al presidente CNBV, existen diferentes problemas que presenta nuestro sistema financiero; tales como: la credibilidad por parte de la sociedad, la falta de información a los agentes ahorradores y fallas estructurales dentro de dicho sistema.

El sistema financiero debe encontrar la forma para incentivar a los agentes ahorradores, ya que la inversiñon, que en países más desarrollados representa una variable fuerte dentro de su producción, en nuestro país no tiene tal ímpacto. Por encima del problema de la producción, la no inversiñon también significaría un atraso tecnológico y novedoso.

Gabriela Márquez

Anónimo dijo...

Como lo ha venido comentando desde las columnas pasadas, desafortunadamente, la desigualdad nuevamente se hace presente también en el sistema financiero, pues me llama mucho la atenciòn la cifra de que la mayorìa de municipios del paìs no cuenta con sucrusales bancarias. Esto imposibilita el desarrollo regional (sobre todo en el àmbito rural, por lo que debe ser prioritario revertir esa situaciòn. Empero, como menciona màs adelante, la carencia de un Estado de Derecho permite que sòlo unos cuantos saquen provecho del sistema financiero en Mèxico.

David Orozco

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo que el sistema financiero mexicano es un poco deficiente en algunos aspectos; pero con respecto a los créditos bancarios, pienso que la confianza bancaria hacia los demandantes de créditos es bastante baja por el motivo de que en los últimos años la cartera vencida se ha incrementado bastante. Por lo tanto creo que los bancos solucionan este problema bajando la oferta de créditos bancarios y por consiguiente existen bajos niveles de inversión por falta de créditos.

Alayn González

Anónimo dijo...

Esta columna me resultó muy interesante por que aunque hay estudios sobre el efecto del sector financiero en el cfrecimiento económico, habría que considerar algunos efectos indirectos como el hecho de que un sistema financiero sólido y estable constribuye a una mayor confianza en las instituciones y esto mejora el clima de inversión de un país, que a la larga mejora el PIB vía inversión.

Otro tema a considerar como explicación para la baja utilización del crédito bancario en México es el porcentaje tan alto de personas que viven en la informalidad y por lo mismo, no son sujetos de crédito en una institución bancaria por la dificultad que pueden tener de demostrar sus ingresos.

Sería interesante comparar el desempeño de un sistema financiero en manos de empresas nacionales contra un sistema financiero en manos mayoritariamente de grandes bancos extranjeros. Esto para detruir el mito de que la banca en manos nacionales es más segura que cuando está en manos extranjeras.
Saludos,
Guillermo Malpica

Anónimo dijo...

Aunque a primera vista, esta información podría hacernos brincar a la conclusión de que el problema se encuentra en el alcance de los servicios bancarios y la costumbre mexicana al ahorro, los datos pueden ser engañosos. Creo que el factor que más influye en los datos decepcionantes del ahorro financiero es el sistema olvida a los pequeños ahorradores, al dejar de lado instrumentos financieros que estén de acuerdo a sus necesidades. Por esta razón, tienden a optar por mecanismos e instituciones informales o incluso no monetario. Este es un punto importante, considerando que en México había 47 millones de pobres en 2008. La idea natural es pensar que las familias con ingresos bajos no ahorran, pero la verdad es que esa capacidad si existe en México. De hecho, según los datos presentados por Carola Conde en “¿Depósitos o Puerquitos? La Decisión de Ahorro en México”, el segmento de ahorro de los pobres es mayor al interno y al total de la economía. Si el sistema financiero supiera capturar este gigantesco mercado, la economía mexicana sería más sólida e independiente de los movimientos internacionales.

(Nota: Del libro de Carola Conde leí una reseña :P; por si quieren leerla http://www.cmq.edu.mx/documentos/Revista/revista14/Mejia_est_voliv_num14_2003(resena).pdf )

Alejandro Favela Nava

Viviana dijo...

El sistema bancario colabora con el crecimiento del país, pero los reflejos que ha tenido ante crisis provoca la desconfianza de inversionistas y ahorradores. Si el sistema bancario de Mexico tuviera una mayor apertura podría generar una mayor respuesta por parte de la población.

Anónimo dijo...

El sistema financiero mexicano no posee la confianza tanto de la sociedad Mexicana como de las empresas. Es necesario mejor el ámbito financiero para impulsar la inversión en el país. Por otro lado, el mexicano no está acostumbrado a usar el crédito a su favor. Podemos comparar la sociedad mexicana a la de Estados Unidos, un estadounidense utiliza de forma más regular (a veces abusa) el crédito, pero un mexicano no tiene esa cultura crediticia.
Jessica Korder

L. Alejandra Pérez dijo...

Sería bueno que el sistema financiero se modificara o se reformará de nuevo, para que se tuviera más acceso a los servicios bancarios por parte de las personas y también de las empresas. Como usted menciona, esto sería benéfico para el crecimiento económico del país.

Anónimo dijo...

muy bueno el artículo, está muy bien explicado. Que en países cono Chile funcionara una estategia que aquí no puede ser una muestra muy clara de que, primero, no se aplica la ley, y que, segundo, simplemente no sabemos adaptar las cosas a nuestras condiciones.
Ramón Fernández Ayarzagoitia

Anónimo dijo...

Creo que como en muchos otros sectores de nuestra economía, encontramos en la banca un oligopolio. Este fija tasas de interés onerosas, las cuales han desincentivado la inversión del sector privado, a la vezque vuelven el sistema bancario ineficiente, siendo los más afectados, las pequeñas y medianas empresas y los hogares. Esto ha sucedido gracias al marco legal que lo permite. Creo que una nueva reforma debería legislar en favor de una verdadera competencia en este sector.

Francisco González Berlioz

Al fin de cuentas dijo...

Se necesita un sistema financiero que cree confianza en la población, no desconfianza,que la gente se pueda acercar fácilmente y que cuando uno se acerque no te pidan mil requisitos para una cuenta de ahorro.