miércoles, 10 de marzo de 2010

Propuesta Para Modificar la Ley de Banxico

En esta liga puede accesarse mi columna Tintero Económico que se publica hoy en el Universal y que presenta una reflexión sobre la propuesta en el Senado para modificar la Ley del Banco de México.

38 comentarios:

Al fin de cuentas dijo...

La transparencia es crucial, para el crecimiento de cualquier país, en casi todos los órdenes, en cuanto a lo demás, creo que sería importante poner el tema de crecimiento pero abajo de inflación, ya que el costo por una inflación alta, lo hemos pagado y siempre ha destruído todo el crecimiento alcanzado, sería como un candado.

leonardo morales

Anónimo dijo...

Con respecto a lo comentado en la columna creo que la propuesta de hacer públicas las minutas de las juntas del Banco de México sería dan un gran paso en cuestiones de transparencia yq eu, tal com olo menciona la columna puede incluso volverse objeto de estudio.

Creo que la propuesta de que el voto de calidad se le asigne a Banxico es súmemente importante ya que muchas veces la política cambiaria fue controlada desde los pinos y me parece que lo mejor es que la autoridad con quien tiene más relación dicha variable sea quien tenga el voto de calidad. Adicionalmente en el ámbito internacional lo anterior puede traer una mayor credibilidad de la autonomía del Banco centarl.

En relación con la dualidad de objetivos, tal como está planteado en el artículo pareciera no ser la mejor de las ideas.Aunque tampoco se si hay alguna investigación que sugiera lo contrario.

Saludos,
Ale Hernández.

Rodrigo Valdés O. dijo...

Esta reforma debe de llevar un verdadero análisis técnico, pues como acostumbran los políticos proponen cosas "sin ton ni son". La trasparencia es esencial para cualquier organismo público, por lo cual el primer punto de la propuesta apunta en la dirección correcta. La primacía del Banco de México en la política cambiaria, así como la dualidad de objetivos en la política monetaria son los dos puntos que merecen discusión. La dualidad de objetivos en la política monetaria de un banco central es un punto del que se deberían abstener los políticos mexicanos, pues aumentar la inflación para disminuir el desempleo o generar crecimiento económico tiene varias consideraciones importantes. Uno, no existe garantía que al aumentar la inflación se disminuya el desempleo o se incremente el desarrollo económico. Dos, en el largo plazo, la política monetaria tiene dudosos resultados. Tres, ¿qué culpa tiene el ciudadano --que soporta la diminución de su poder adquisitivo-- del bajo crecimiento económico? Esperemos que los senadores tomen una decisión informada, pues en una política monetaria expansiva no todo es "color de rosa".

Rodrigo Valdés O. dijo...

Esta reforma debe de llevar un verdadero análisis técnico, pues como acostumbran los políticos proponen cosas sin ton ni son. La trasparencia es esencial para cualquier organismo público, por lo cual el primer punto de la propuesta apunta en la dirección correcta. La primacía del Banco de México en la política cambiaria, así como la dualidad de objetivos en la política monetaria son los dos puntos que merecen discusión. La dualidad de objetivos en la política monetaria de un banco central es un punto del que se deberían abstener los políticos mexicanos, pues aumentar la inflación para disminuir el desempleo o generar crecimiento económico tiene varias consideraciones importantes. Uno, no existe garantía que al aumentar la inflación se disminuya el desempleo o se incremente el desarrollo económico. Dos, en el largo plazo, la política monetaria tiene dudosos resultados. Tres, ¿qué culpa tiene el ciudadano --que soporta la diminución de su poder adquisitivo-- del bajo crecimiento económico? Esperemos que los senadores tomen una decisión informada, pues en una política monetaria expansiva no todo es color de rosa.

Anónimo dijo...

Lo de las minutas es una buena propuesta, ya que así lo hace la Fed y eos da más dirección al mercado. El objetivo dual es verdad que debería ponerarse a la inflación antes del crecimiento ya que al tratar de salvar una posiblemente la otra sufra algún desajuste como usted decía.

Me parece que ha sido un organismo muy bien manejado y sobretodo por su ex presidente, Ortiz, pero las propuestas del Senado no esconden nada extraño como casi siempre pasa. Esta vez se habla de una reforma para dotar de mas transparencia a una institución, lo cual no debería de ser cuestionado y nos ayuda a todos, además de dar mayor confianza a los inverisonistas.

Lorena Segura

Anónimo dijo...

La transparencia es de lo más importante en el tema, no se que tanto influya o que tan bueno sea que en la junta de gobierno del banco hayan funcionarios de otras dependencias, no se si vaya en contra del principio de autonomía. Por otro lado es necesario ver la relación entre el crecimiento y la inflación que usted comenta, ya que si es a costa del alza de precios es algo que se debe pensar bien.

Guillermo Gómez

Anónimo dijo...

Sin duda, mayor transparencia es deseable pero no debe quedarse solamente en la demanda de las minutas actuales.

Se planea que las minutas de las reuniones se den a conocer tiempo después de que se realicen las reuniones de la Junta de Gobierno del Banco de México. En el mismo tenor, es conveniente que se den a conocer, para empezar, las minutas de todas las reuniones anteriores. Esto constituye una muy necesaria base de datos para que el público, los investigadores y los inversionistas podamos entender cómo se han tomado decisiones y cuáles han sido los argumentos. La Ley de Transparencia podría utilizarse para conseguir las minutas de reuniones anteriores. Y si acaso no existen, deberá haber sanciones.

En cuanto a la Comisión de Cambios; de hecho podría sugerirse que solamente el Banco de México determine la política cambiaria. El problema es que la enorme participación del Gobierno Federal hace necesario que participe en la Comisión. El voto de calidad debe ser para la autoridad monetaria pero deben establecerse principios generales para la política cambiaria al igual que se hace para la inflación. Deberá definirse que tan libre es la flotación del tipo de cambio.

Finalmente, lo del objetivo dual parece mala idea. El crecimiento del PIB depende de la política económica en su más amplia definición, es decir incluyendo política comercial, industrial, monetaria, fiscal, etc. Cada aspecto de la política económica deberá cumplir su papel. Siendo el de la política monetaria mantener estabilidad del poder de compra. No puede sustituirse la contribución de otras políticas económicas con una ampliación del mandato del banco central.

Felipe dijo...

Estos problemas son muy importantes en nuestro país. Aunque no creo que puedan ser resueltos al mismo tiempo. Creo que lo más importante es tener un mejor control de la rendición de cuentas. Y que se creen políticas que incentiven a los funcionarios a cumplir los objetivos establecidos.

Felipe. D.

Anónimo dijo...

En efecto, es complaja la propuesta de reforma y debe analizarse desde varias perspectivas, aunque en esta parte no dudo de la disponibilidad de información y gente experta, sino de la dispocisíon de nuestros representantes a escuchar y defender nuestros intereses. Lo anterior lo creo debido a que ahora somos capaces de aprender de la historia y ejemplos similares a los que estudiamos, ya sea d éxito o fracaso, por esto pienso que la complejidad del debate no es tanto el porblema, sino la capacidad de nuestro cuerpo legislativo de tomar decisiones.

Dante salazar Ballesteros

Anónimo dijo...

Las primeras dos propuestas no causan mayor controversia. La transparencia es casi siempre deseada, la publicación de actas permitiría saber qué pasa dentro de Banxico.
Darle primacía en la política cambiaria, sobre la Secretaría de Hacienda, implica que estas decisiones sean un poco menos políticas y más económicas.

Finalmente, en cuanto a la dualidad de objetivos, es verdad que evaluar los resultados se vuelve más difícil. Sin embargo, creo que México debe de dejar de adoptar políticas a corto plazo y empezar a pensar en el largo plazo. La relación entre desempleo e inflación, que propone la curva de Phillips, pierde validez en este último.

Anónimo dijo...

Las primeras dos propuestas no causan mayor controversia. La transparencia es casi siempre deseada, la publicación de actas permitiría saber qué pasa dentro de Banxico.
Darle primacía en la política cambiaria, sobre la Secretaría de Hacienda, implica que estas decisiones sean un poco menos políticas y más económicas.

Finalmente, en cuanto a la dualidad de objetivos, es verdad que evaluar los resultados se vuelve más difícil. Sin embargo, creo que México debe de dejar de adoptar políticas a corto plazo y empezar a pensar en el largo plazo. La relación entre desempleo e inflación, que propone la curva de Phillips, pierde validez en este último.

Eugenia de los Ríos

Anónimo dijo...

La propuesta de los senadores para modificar la Ley del Banco de México resulta muy interesante, ya que consideran aspectos fundamentales como la transparencia, que a mi parecer podría ser un cambio importante en la credibilidad de esta Institución. Así como el voto de calidad para Banxico, por la estrecha relación entre políticas cambiarias y monetarias. Como usted menciona, la dualidad en la política económica puede tener reacciones negativas, sin embargo habría que hacer un análisis profundo en esta propuesta, ya que no en todas las economías la dualidad funciona de igual forma.

Gabriela dijo...

Estoy de acuerdo con la importancia que han tenido las propuestas publicadas en su columna. En el ámbito económico, México tiene la necesidad de implementar políticas para generar desarrollo y crecimiento las cuáles, quedaron débiles tras la crisis.

Sin embargo, a pesar de que dichas propuestas fundamentalmente tienen un impácto económico, resultaría interesante analizar el contexto y fin político con los que el PRI fundamentó su iniciativa.


Saludos
Gabriela Márquez

Alejandra Pérez C. dijo...

Creo que las funciones que actualmente desempeña el Banco de México en las finanzas nacionales implican que éste debería tener un poder de decisión mayor en la política cambiaria. Sin embargo, si contara con primacía en la toma de decisiones, la cuestión acerca de la rendición de cuentas de esta institución se vuelve indispensable. En mi opinión, el problema en ocasiones es que las decisiones importantes de la economía del país no siempre son tomadas por economistas. En cuanto a la dualidad de objetivos, yo considero que los resultados empíricos a pesar de ser un indicador muy importante no deberían ser la única base para establecer una política que afectará fuertemente variables cruciales como son inflación y desempleo.

itzel rocio dijo...

En esta propuesta hay puntos importantes. El primero es la transparencia, pues para comenzar a entender estos temas es necesario permanecer informado. El segundo es la delegación de una responsabilidad al Banco de México. Y el tercero, y creo que el más importante, es la dualidad de objetivos, una decisón que no se puede tomar a la ligera. Se puede escoger uno de ellos; sin embargo, es posible optar por ambos, auqneu aquí las políticas deben ser más prudentes y no tan ambiciosas.
itzel osorio

Anónimo dijo...

Saludos....No me gusta nada que el Banxico tenga primacia en el tipo de cambio. El F/X siempre ha sido la facultad de Hacienda, ya que tiene que ver con la politica fiscal. No creo que a un presidente le agrade que un tipo que no reporte a el tenga control sobre el tipo de cambio, un mecanismo que muchas administraciones utlizan para manejar la economia.........Saludos.

Anónimo dijo...

Considero que la propuesta del Senado de otorgarle el voto de calidad al Banco de México es muy buena porque el hecho de que las decisiones estén sujetas al secretario de Hacienda y Crédito Público se presta a que las decisiones tomadas vayan en función de sus intereses políticos más que económicos, aunado a una transparencia deficiente, las decisiones no cumplen con su verdadero objetivo. en cambio el Banco de México puede tomar decisiones más neutrales.
Abigail Cruz

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con la postura del PRI en cuanto al doble objetivo que tiene que asumir el Banco de México (equilibrio en la inflación y crecimiento económico), ya que muchos bancos centrales lo hacen de esta manera; como es la Reserva Federal de los Estados Unidos.

Alayn González

Anónimo dijo...

En cuanto al apartado de la transparencia, la considero importante para legitimar las decisiones del Banco del México ante la población nacional y la comunidad internacional. Sobre lo relacionado a la primacía del BM en política cambiaria también estoy de acuerdo con lo que propone el Senado ya que permitirían evitar choques inconvenientes para la economía. Finalmente, en lo relacionado a la dualidad de objetivos, no se que sería lo mejor, sería interesante que el BM lograra encargarse de ambas tareas, sin embargo, no se que tan factible/conveniente sería esto.

Maricruz Arteaga

Antonio dijo...

Totalmente de acuerdo con usted Dr. Además no veo porque discutir tanto el tema, hay otras formas de lograr el crecimiento económico y son mucho mejores que a través de la polítca monetaria.
Además al gobierno no le interesa tanto el tema, si fuera así ¿porque el país no ha crecido en por lo menos los ultimos 10 años?

Anónimo dijo...

Me parece una decisión muy importante el que se debata en el Senado la propuesta para hacer públicos los resultados de las reuniones del Banco de México. Ciertamente que la transparencia es un paso hacia adelante, ya que la actividad de Banxico sigue siendo muy poco conocida y por ende sus decisiones en ocasiones son subvaloradas. Considero que otorgarle el voto de calidad a Banxico para que tenga la supremacía sobre la política cambiaria resulta benéfico para reforzar la autonomía del banco.
Después de leer el artículo, me parece que en nuestro país se ha subestimado la labor del Banco -y de la política monetaria y cambiaria- en la cuestión del empleo, por lo que mientras mayor independencia tenga, mayor será la probabilidad de evitar la politización de sus decisiones, aunque no sin estar ajeno a la realidad.
Vanessa Ortega

Anónimo dijo...

Profesor:

Pienso que en un país tan "grillero" como el nuestro, un objetivo dual sería desastroso. Sin embargo, creo, también, que es necesario atacar la necesidad de un organismo fuerte que promueva el crecimiento en México. Si no es el Banco de México, que sea otra organización, pero es necesario llevar a cabo acciones en pro del crecimiento. No me refiero a organismos que nacieron emasculados como la Secretaría de Economía, sino a una organización verdaderamente eficiente.

Francisco González Berlioz.

Anónimo dijo...

Personalmente, pienso que los primeros dos puntos expuestos son fundamentales. Sin embargo, no estoy seguro que el objetivo único sea la mejor opción para México, un país en el que los objetivos de las instituciones seguido se mezclan con los objetivos personales de sus mandatarios. En la situación actual, se pueden encontrar casos en los que las modificaciones de una variable afecten negativamente el objetivo del otro. Si contáramos con un organismo dedicado tanto a estabilizar precios como al crecimiento económico, creo que encontraríamos que se reducirían los casos en los que la búsqueda de mejorar uno de ellos empeoraría el otro, no solo por controlar ambos aspectos, sino también por que estaría dentro de los mejores intereses políticos de los mandatarios obtener buenos resultados.

Alejandro Jesús Favela Nava

Itzel De Haro López dijo...

Estoy de acuerdo en cuanto al punto de otorgarle el voto de calidad al Banco de México. Esto le daría una mayor autonomía y, a su vez, permite que la política cambiaria y la monetaria sean más efectivas.
A su vez, considero que el objetivo único sería una mejor estrategia, ya que daría una mayor credibilidad al banco de México y permitiría que la resolución de este objetivo sea más eficiente.

Anónimo dijo...

Aunque también estoy de acuerdo en la parte de transparencia, creo (o más bien temo) que las repercusiones al Banco de no cumplirse esta ley no están definidas y la definición de estas (gracias a las mentes ilustradas de nuestros políticos) pueden tener consecuencias desastrosas.
En cuanto al objetivo, Ben Bernanke, a pesar de que la Reserva Federal tiene un objetivo dual, se concentra únicamente en la inflación por los motivos expuestos en el artículo. También es importante considerar que puede haber, entre nuestras instituciones, dualidad de objetivos si no se delimitan las responsabilidades de manera clara, sin tener en cuenta, de nuevo, que la palabra "responsable" no es una que se encuentre en el léxico de los políticos mexicanos.
Los Bancos centrales controlan la inflación, ese es el génesis de su labor. ¿Si tenemos más instituciones que (en teoría) pueden tener otras preocupaciones, por qué cambiar al Banco central? Ortiz debe pensar que se fue a buena hora...

Anónimo dijo...

Considero que el tema de la transparencia es fundamental, debido a que cada vez es necesario crear mecanismos para que las autoridades rindan cuentas a la población. También creo que el otorgarle el voto de calidad al Banco de México le daría una mayor autonomía y neutralidad en las decisiones evitando así politizaciones que rara vez resultan positivas.

Mario Ch.

Dennise Chavarría dijo...

La iniciativa me parece muy interesante al mismo tiempo que considerable. En términos de política monetaria, se debe congruencia, es decir que si se otorgó al Banco Central "independencia", ésta no puede ser a medias. Asignarle primacía es complementar sus funciones, por tanto mayor credibilidad, de manera que la Transparencia se daría sin mayor problema. Se pondría al alcance información fidedigna, o al menos eso se espera.

Por otro lado, la Dualidad de Objetivos se ve complicada. Y es por demás evidente cuando menciona que economías tan poderosas al igual que instituciones más antiguas, son quienes han dado apertura a dicho movimiento o cambio. A mi parecer, la economía nacional no se encuentra muy saludable en estos momentos para implementar éste punto en particular.

AntonioNeri dijo...

Yo considero que el esquema de objeto único es el más conveniente para el Banco de México. Cuando los bancos centrales tienen que cumplir con los dos objetivos (inflación y crecimiento), existe la posibilidad de la efectividad de su intervención en la economía se entorpezca y en consecuencia no se logre cumplir con ninguno de los dos objetivos. El entorpecimiento en la efectividad de las medidas adoptadas por la autoridad monetaria se puede originar por la confusión en la prioridad que se le debe asignar a cada uno de los objetivos en particular y la politización de sus decisiones.

Macarena dijo...

Ayer en la revista Forbes se publicó que México es el país en el que reside el hombre más rico del mundo: Carlos Slim. Tan sólo la semana anterior en los noticieron matutinos escuché que México, como país, va para atrás. Tenemos el mismo crecimiento que en la década de 1970 y más millones de pobres. El contraste es alarmante y paradójico: el hombre más rico del mundo y más millones de pobres habitan el mismo territorio.
Definitivamente proponer una poceso de transparencia en las decisiones económicas que se toman en México resulta un gran avance para que las instituciones rindan cuentas a los ciudadanos. Sobre las variables económicas que se buscan manipular para lograr el crecimiento de México, que si incentivar la inflación o el empleo o la estabilidad de precios... desde mi muy inexperto punto de vista, si no se hace un cambio de fondo, como modificar la distribución de la riqueza, me parece que las variables económicas por sí solas poco harán para resolver nuestro problema de inequidad, pobreza y resago económico.

Mario Enrique dijo...

El principal riesgo de cambiar a objetivo dual radica en que las decisiones pueden sesgarse por presiones políticas que no serían tan convenientes para la economía a largo plazo. Considero que, en cualquier caso, es indispensable que se mantenga una tasa mínima de inflación y que el Banco de México haga un buen trabajo para aumentar su credibilidad.

Gabriela Barrera dijo...

Aunque en nuestro país la rendición de cuentas y la transparencia siempre han sido un tema dificil, es muy deseable que una institución como Banxico permita cierta permeabilidad de la información.
En cuanto a la nueva iniciativa de funciones del Banco be México, creo que la institución podría no tener la experiencia necesaria para implementar el objerivo dual, además de la gran importancia que el precario equilibrio de inflación y desempleo significan para la credibilidad de los partidos políticos.

Anónimo dijo...

P. Alejandro, por supuesto yo no soy quien para opinar sobre política monetaria, pero temo que quizá una política con dos objetivos entorpezca el combate a la inflación vía expectativas. Conforme se vuelva confusa la línea que sigue el banco central, el anclaje de expectativas se reducirá y tendremos mayor volatilidad de precios. Por supuesto es posible que las tasas de inflación sean estables a largo plazo, pero a corto plazo esta volatilidad podría incrementar las tasas de interés nominal por el mayor riesgo y menor certidumbre, lo cual puede reducir la demanda de dinero y traer consecuencias inintencionadas.

José Andrés J.

Anónimo dijo...

Apesar de que se haya puesto sore la mesa el tema de la reforma a anxico, sinceramente dudo que pase pronto, al menos no en este sexenio. La prioridad para los polìticos son las elecciones de 2012, y todos sus esfuerzos estàn concentrados en materia polìtica...en fin...Marianna Lara

Anónimo dijo...

La transparencia es una herramienta fundamental para impulsar un mejor trabajo por parte de la junta de gobierno del banco. Sin embargo, esta modificación debe estar muy bien hecha, puesto que a veces se dejan casos sin cubrir, lo que al fin y al cabo deja ver una brecha muy pequeña de información, limitando cierto posible control por parte del observador.
Por otra parte, la idea de otorgarle al Banco de México voto de calidad en cuando a política cambiara es muy interesante. Supongo que la política monetaria y la cambiaria van “de la mano”, lo que permitiría un maximización para ambas variables.
Jessica Korder

Brenda Nava dijo...

Con base en mi experiencia personal/ profesional, puedo decir que si bien es cierto que en las minutas se anotan, o se deben de anotar acuerdos y avances,lo cierto es que en caso de que se hicieran públicos estos documentos, habría que monitorear quien las redacte, pues por experiencia personal les digo que suele suceder que los integrantes del grupo o quienes asistieron a al reunión solicitan que ciertas cosas no queden asentadas en la minuta. Una vez más nos enfrentamos a la cuestión ética y moral de las personas.

Salduos

David dijo...

Yo estoy completamente de acuerdo con la transparencia. Me provocó una pregunta: cual es la practica de otros bancos centrales del mundo? Por la mayor parte, bancos centrales publican sus apuntes despues de cada junta? En cuanto de primacia y dualidad...no entiendo estas temas tan bien, entonces no puedo ofrecer un comentario que tiene substancia.

Anónimo dijo...

Saludos....David, espero que este enlace te ayude.....http://www.federalreserve.gov/pubs/bulletin/2005/spring05_fomc.pdf

En general, las minutas del FOMC estan disponible despues de tres semanas, y un transcripto de la reunion esta disponible en cinco anos..........Saludos

Anónimo dijo...

Este artículo toca el centro del debate actual sobre las funciones del Banco central en México. Coincido en lo general con una ambiente donde la transparencia es un objetivo de operación, no sólo en el sector público, sino en el privado, porque ese principio permite tomar mejores decisiones. Pero hay casos en los que las decisiones de política de un gobierno deben ser manejadas con confidencialidad para cumplir sus fines, y se debe preservar en la ley un espacio para esta conducta. Por ejemplo, si el gobierno prepara un decreto para imponer represalias a otro país por un incumplimiento del tratado, y se tiene que publicar con anticipación la lista de productos que se incluirán en esas represalias, los impoprtadores de esos productos harán todo lo posible por comprar antes de que las represalias entren en vigor y eso distorsionará los mercados y disminuirá el efecto de la medida contra el país incumplido.

En el tema de la mayor autonomía del Banco de México en política cambiaria, coincido con la propuesta del Senado. Finalmente, en el tema de el objetivo dual, creo que se puede aceptar dadas las siguientes condiciones: que haya credibilidad en el órgano que toma decisiones; que haya reglas claras sobre prioridades en ambos objetivos en momentos de recesión y en momentos de bonanza económica; que haya claridad sobre cuál objetivo tendrá prioridad en el corto y largo plazo y; que haya criterios claros y transparentes para la toma de decisiones, que puedan fortalecer la rendición de cuentas.

Guillermo Malpica