miércoles, 27 de febrero de 2013

México: ¿Potencia del S XXI?

Por un error técnico en mi columna de hoy se volvió a publicar la de la semana pasada. En el Universal On Line ya se corrigió y en la vresión impresa, mañana saldrá publicada

Les dejo la columna correcta

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Si bien es cierto que los costos laborales en China han aumentado, se podría creer que los inversionistas fijaran la mirada en países con costos laborales menores tales como México. Sin embargo, coincido con el artículo y me parece apresurado concluir que México será la próxima potencia económica mundial. Es cierto que los bajos salarios atraen a empresas extranjeras como el caso de la nueva planta de Audi que se instalará en Puebla. Sin embargo, cabe mencionar que la decisión fue con base en, justamente, los bajos costos laborales y la exención de impuestos en algunas regiones. Es evidente que ambas características no son propias de un crecimiento económico óptimo.

Ana Belén Bárcenas Jiménez

Anónimo dijo...

La idea de que México podría llegar hacer la nueva potencia del siglo XXI, genera muchas especulaciones. Debido a que en el país, se vive una oleada de violencia, lo cual entiendo no han contemplado para decir que seremos una nueva potencia mundial. Ya que se ha reducido en parte la inversión extranjera en algunas zonas del país. Esperemos que México sea la nueva potencia, aunque debe de contrarrestar muchos puntos débiles que tiene la economía mexicana.
Alejandro J. Cruz M.

Anónimo dijo...

En los factores indispensables para encaminar al país a un crecimiento sostenido y estructural agrego la administración eficiente de PEMEX y eliminar la volatilidad que el precio del petróleo le transfiere a la renta petrolera y, a su vez, al gasto público.

José Eduardo Ortiz Gross

Anónimo dijo...

Creo que la idea principal del artículo, y a la que apoyo totalmente, es dejar de crear meras especulaciones respecto a la economía mexicana: si la economía crecerá a pasos agigantados, si seremos una nueva potencia, etc. Lo que hay que hacer es trabajar en los eslabones débiles que la componen y fortalecer los que nos dan cierta seguridad o estabilidad. Esperemos que el gobierno actual preste atención al tema y busque posibles opciones para un mejor nivel en la economía nacional. Tarea que, claramente, no será fácil.
Diana Colín Astudillo

Anónimo dijo...

Interesante que alguien vea un futuro prometedor para nuestro país a pesar que los indicadores económicos no señalan lo mismo, por ejemplo, las bajas tasas de crecimiento mencionadas en la columna.

Jesús Elias Ruiz G.

Anónimo dijo...

Todas las preguntas del texto resumen muchos de los retos que tiene México en su desarrollo. Efectivamente, creo que la pobreza, la productividad y las tasas de crecimiento, son temas fundamentales para establecer como prioridades en la agenda del país. Con respecto a la productividad considero que el primer paso hacia una mejora, es la educación. Sin embargo, no es simplemente la educación, sino la educación de calidad, como menciona en la columna. Por esta razón veo con entusiasmo los actuales movimientos que tiene el sistema educativo, desde la reforma educativa, hasta la búsqueda de transparencia en las finanzas de los sindicatos. Creo que si bien, el discurso triunfalista es poco objetivo, se debe tomar en cuenta que muchos mexicanos estamos buscando las respuestas a las preguntas escritas en la columna, cada quién desde su área, pero en conjunto, creo que tenemos en mente que queremos un mejor México.
Aline Cossette Aragón Bustamante

Anónimo dijo...

Los mexicanos vivimos en la nostalgia del crecimiento: los discursos políticos prometen "regresar" a los días en los que crecíamos arriba del 6% anual. Nos sabemos capaces e incapacitados; pero desde los Pinos se hace lo posible por mantener el optimismo por el "regreso del nuevo partido": la detención de EEG, un pacto por México y la promesa de una nueva estrategia de seguridad mantienen "buenas" expectativas.

Sí, tenemos algunas condiciones (necesarias, no suficientes) para reactivar nuestra economía y hacerla crecer. Sin embargo, el desarrollo no es una cuestión de gobierno sino de Estado: territorio, gobierno y población.

Gustavo Hernández Torres

Anónimo dijo...

Me parece que así como Friedman expresó una idea acerca de la economía mexicana e incluso planteó la posibilidad de que México pudiera convertirse en la potencia del siglo XXI, así puede suceder con cualquier persona externa y que no ha sido bien informada acerca del panorama económico mexicano, pues como sucedió con él, "se dejó llevar" por cifras positivas. Es importante ser críticos, analíticos y sobre todo objetivos, especialmente nosotros los mexicanos, ya que no podemos construir una utopía y creer en ella, debemos enfocarnos en lo que realmente tenemos y nos hace falta mejorar. Considero que podemos aspirar a un crecimiento si trabajamos en lo que es necesario reforzar y no simplemente creer en números "bonitos" que nos presenten.

Cristina Linares Pavón

Anónimo dijo...

Es realmente difícil creer, a pesar de las aspiraciones de éxito, que México será una potencia mundial. Sobretodo porque en economía comparada nuestra tasa de crecimiento es bastante inferior a la de otros países. Declaraciones como estás, más que optimismo, generan desconfianza y amargos recuerdos ya descritos en la nota.
Ciertamente falta incrementar la producción, los incentivos, la inversión... Pero la aplicación es el problema. Un buen intento son las reformas constitucionales; No obstante, las reformas no son la panacea. La mejora económica del país y de las tasa de crecimiento van a ser un arduo trabajo.
Por último, estoy totalmente de acuerdo con los beneficios de acceso a la OCDE. Hace falta más critica, estudio e investigación de las políticas nacionales para mejorar.

David Morales Ruiz

Anónimo dijo...

Tal vez en lo que analizan tales publicaciones puede destacar la mano de obra mexicana, la cual es barata pero, que se distingue del nivel de vida de los trabajadores chinos. El crecimiento económico depende de la confianza que tenga la inversión extranjera respecto a nuestro país; por la misma razón, los artículos pueden beneficiar la perspectiva mundial sobre México y así tener más protagonismo que países asiáticos y latinoamericanos.

Gonzalo Ares de Parga Regalado

Anónimo dijo...

Considero que este es un tema muy importante para todos los mexicanos. Es cierto lo que el artículo comenta, todos queremos ver a nuestra Nación como una potencia mundial pero, que tan real es esto situación hipotética? Es fundamental comprender que un país no emerge como potencia de un día a otro, o por mantener ciertos sectores de la población en un buen estado. Pienso que este fue el caso del artículo publicado por Friedman, ya que pudo haber llegado a sus conclusiones gracias a datos incorrectos y una mala interpretación de la situación en nuestra país. De cualquier manera, será importante trabajar para el correcto funcionamiento económico, social y cultural del país para lograr mejorar como Estado.

Guillermo Verduzco Bustos

Anónimo dijo...

Creer en lo que las instituciones o las personas con ciertos estudios digan, ciegamente, es una falacia de autoridad. El comentario de Friedman me parece irrelevante y sesgado. Lo interesante es observar cómo algunas personas pueden emocionarse por una lectura de manos formalizada.

Raquel Yunoen Badillo Salas

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con que hay problemas más importantes que resolver para después pensar que podemos ser una potencia internacional. Además, México aún tiene otros retos como la corrupción y la falta de capital humano eficiente.
Aldo Abarca

Anónimo dijo...

Como usted lo menciona, me parece apresurada la opinión de Thomas Friedman. México es un país lleno de contraste. Mientras en Monterrey se puede apreciar el gran desarrollo de la industria, en otras partes de México se observa un completo retroceso por lo que no se puede generalizar la situación de un país tan heterogéneo. Le faltan datos al autor y mayor crítica.

Rebeca Rodríguez Benvides

Anónimo dijo...

Creo que si bien México se encuentra lejos de ser la potencia del futuro, tampoco se puede descartar esta idea. México actualmente es uno de los países, que menos ha sufrido la crisis actual. Incluso México le ha ganado mercado a China. Por lo que si se realizan las Reformas adecuadas y se toman las decisiones correctas, México podría aspirar en un futuro a ser una potencia económica.

Diego Balam Sánchez Espinosa

Anónimo dijo...

El artículo de Friedman me parece precipitadamente optimista. Creo que el problema de México reside principalmente en la debilidad de sus instituciones, aspecto que, a mí parecer, Friedman desestimó en exceso. Esperemos que este sexenio se fortalezcan las instituciones, se trabaje en materia de seguridad con resultados positivos para así atraer inversión extranjera (e incluso evitar la salida de inversionistas mexicanos) y se dejen a un lado los discursos políticos que prometen todo, pero nada cumplen.

Alejandra Retana Betancourt

Anónimo dijo...

Las críticas de Friedman se podrían utilizar, como usted menciona, de forma positiva por el gobierno, pero el problema no es como lo utilicen ellos, sino como los mexicanos tenemos poca información de se encuentra nuestra economía, y mucho menos la economía China, pues a pesar de saber que está creciendo, no se tiene el cocimiento que muestra las diferencias con las que aún pelea aquella nación para llegar a ser una potencia (aún está en debate que lo sea).
Por otro lado, muchos mexicanos han perdido la fe de que el país crezca, pues al contar con tantos recursos y Ventajas comparativas, no hemos obtenido un crecimiento como el de muchos países con no tan buenas condiciones y más pequeños.
Espero una respuesta positiva y acción inmediata por parte de la autoridades, como usted menciona, el estar en organismos internacionales, forza a nuestro gobierno a jugar un mejor papel en el ámbito internacional y hacer de México un país competitivo.

Nadia Dennis Correa Medina

Anónimo dijo...

Creo qeu podría pasar qeu México fuera una de las siguientes potencias del mundo, pero para ello se requiere muchisisimo trabjo. Se requiere hacer un cambio estructural de fondo y por supuesto no permitir qeu todas estas supociciones nos hagan creer qeu ya todo esta hecho.

Alexandra Hernández Nakakawa

visionario dijo...

la cosa es que no solo es una voz internacional lo dice, ya son varios expertos que lo dicen, algo han de ver.