viernes, 30 de diciembre de 2011

La Economía Mexicana en Gráficas al 2011



Está concluyendo el 2011 y es hora de realizar una breve y rápida revisión sobre el comportamiento de algunas de las principales variables de la economía mexicana durante este año, para lo cual recurro a las gráficas de coyuntura que proporciona el banco de México en su página.


¿Qué se esperaba del PIB? Al iniciar el año, las perspectivas eran relativamente optimistas e incluso se habló de llegar al 5% anual. A mediados del año el panorama se nubló por la desaceleración en USA y la crisis europea. No obstante, el cierre resultó mejor de los esperado, y aunque aún no tenemos datos al cuarto trimestre, es probable que la cifra final supere el 4% anual. Pero la gráfica muestra claramente la desaceleración, que será relevante durante el 2012.




La confianza de los consumidores no logra repuntar a los niveles previos a la recesión del 2009. Esta variable ha aumentado, pero durante los últimos meses parece haberse estancado.









La bolsa se recuperó aceleradamente después de la caída en octubre del 2008, pero es importante observar el segundo semestre del 2011, en donde se destaca la creciente volatilidad en los mercados derivada en buena parte por la crisis europea. No fue su mejor año, pero se mantiene en niveles razonables.







La inflación ha estado bajo control lo cual es normal en un entorno de demanda aún deprimida. Banxico señala que la brecha de producto aún es negativa y no existen presiones externas. El principal componente de presión ha sido el no subyacente como consecuencia de los precios administrados, como la gasolina y el gas lp.




El precio del petróleo también se recuperó de manera importante después de octubre del 2008, pero en los últimos meses se ha estancado alrededor de los 100 dólares por barril. Esto ayuda a controlar la inflación mundial y aún así, los ingresos fiscales petroleros resultaron mayores a los originalmente presupuestados.






El tipo de cambio destaca una importante depreciación durante los últimos meses. Esto obligó a que la comisión de cambios volviera a anunciar el uso de subastas en el mercado en caso de ser necesarias. este comportamiento lo seguiremos viendo durante los primeros meses del 2012.







Las reservas continuaron con su trayectoria ascendente alcanzando niveles superiores a los 140 mil millones de dólares. Esta variable hay que sumarla a la línea de crédito flexible contratada con el FMI y que supone funciona como un blindaje frente a la volatilidad del mercado.







Las tasas de interés se han mantenido dentro del margen propuesto por la tasa objetivo del banco central. No hay mayor comentario.








En términos generales, el crecimiento ha resultado relativamente aceptable considerando el entorno internacional, aunque raquítico para lo que requiere nuestro país. A pesar de la fuerte volatilidad en los mercados mundiales, nuestra economía ha mantenido un comportamiento aceptable. Sin embargo, esto no significa que estamos blindados, y que frente a una disrupción mayor en el mundo, por ejemplo debido a la crisis Europea, nos veamos en una situación poco deseable. La opinión generalizada es que el 2012 estará dominado por un menor crecimiento, lo cual no será un factor deseable en un año político electoral.