miércoles, 13 de abril de 2011

Europa y los Problemas de Portugal

Mi columna, Tintero Económico, que se publica hoy en el Universal

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece que una de las partes más importantes de este artículo son las consecuencias que estas crisis puedan tener para la Unión Europea. Y no me refiero a las crisis que se desprenda de la necesidad de rescate a las economías en crisis, ni al peligro de un "contagio" de sus crisis al resto de la UE, me refiero a las implicaciones que esto tiene para la estructura de la UE, a los problemas de fondo. Cuando la UE comenzó a expandirse y a aceptar como miembros a países menos ricos se dijo que esto era justo lo que se necesitaba para que toda la región creciera al parejo y los "pobres" por fin alcanzaran a los ricos. Incluso cuando se le negó, o se le postergó la entrada a algunos de los países "pobres" de Europa occidental, se criticó a la UE por no ayudar a estas economías. Sin embargo, ahora se ha visto que el entrar a la UE no es una cura mágica, que no con el simple hecho de ser miembro se garantiza el crecimiento, y que incluso, el ser miembro puede agravar el problema cuando se tapa el sol con un dedo.
Isabel Martínez

Daniel dijo...

Sí pues sus problemas no son cualquier cosa, Portugal tiene un vencimiento de deuda de 4.900 millones de euros (casi US$7.105 millones) el 15 de junio.

Ahora, las negociaciones se complicarán por el hecho de que el 5 de junio habrá elecciones generales anticipadas y todos los partidos quieren evitar asumir la culpa del rescate.

El Ejecutivo socialista actual gobernará hasta entonces con una estrecha capacidad de decisión y ya ha dicho que no tiene los poderes como para acordar un rescate, lo que implica que la oposición socialdemócrata deberá involucrarse en las negociaciones políticas, que comenzarán el lunes.

Además, la base de las negociaciones con los organismos de la UE y el FMI serían los planes de austeridad del Gobierno que se presentaron y fueron rechazados por el parlamento en marzo.

Sin duda Portugal y la Unión Europea se las verán negras... A ver si no nos hunden a todos los demás que estamos en este barco llamado globalización.

Bruno dijo...

Frente al rescate griego Merkel enfrento una situación muy particular. Ya que si Merkel no titubeaba y rescataba a Grecia inmediatamente mandaba la señal a los demas países con problemas de deuda (Portugal, Irlanda, Italia, España) que Alemania con tal de mantener la solidez de la zona euro era capaz de rescatar a los gobiernos, pero si no rescataba a Grecia la crisis de deuda se haría mucho peor. En este caso, decidió esperar para mandar la señal a los demás países que Alemania no rescataría inmediatamente a ningún país y que habría que asumir ciertos costos. Al final el costo de la deuda de Grecia se disparo y no se han realizado los cambios necesarios para no posponer el default griego. Ojalá la Union Europea tome apuntes sobre estos casos para imponer mayores sanciones y mejores medidas de vigilancia frente a los países de la zona Euro

Anónimo dijo...

El caso Portugal se veía venir desde meses atrás. Agencias calificadoras como Moodys habían cambiado la calificación de riesgo país de esa nación, argumentando que Portugal se enfrentaba con serios problemas fiscales. No sorprende el hecho de que Portugal haya pedido asistencia económica a la Unión Europea, dado el manejo irresponsable de sus finanzas públicas: sobre endeudamiento y morosidad de pago, el colapso de Portugal era una epifanía. Habrá que ver qué medidas de austeridad se tomen, concuerdo con Villagómez, estos planes frenan el crecimiento y el país entra en un circulo vicioso de estancamiento e incluso retroceso en materia de crecimiento económico y competitividad. JAVIER VILLALBA

Anónimo dijo...

Siendo Portugal el tercer país al que tiene una crisis de deuda dentro de la Unión Europea, se evidencia la necesidad de controles más rígidos para los países miembros. Entrar en la Unión Europea no es sinónimo de finanzas sanas y sostenibles, algo que tarde o temprano te cobra el mercado.

Sarait

Oliver dijo...

Creo que la re estructuración en Portugal tendrá que ser agresiva para que no impacte más a la zona Euro. El caso español y en particular el de las cajas de ahorro no es nuevo ya hubo un momento en el que varias cajas regionales desaparecieron, si esto se vuelve a repetir la economía española tendrá grandes presiones por parte de los mercados internacionales en sus mecanismos de ajuste fiscal.

Anónimo dijo...

Como se menciona en el articulo la crisis era evidente solo era cuestion de tiempo para que Portugal pidiera ayuda a la UE. Lo importante aqui es analizar las consecuencias de estas crisis constantes en los paises europeos, que es lo que las esta ocasionando para tratar de evitar que se propaguen y de que España e Italia sean los proximos, o si bien para estos casos ya es muy tarde que para otros no lo sea. Además, es vital para la UE romper el esparcimiento pues salir al rescate de un país no es cualquier cosa trae efectos negativos para el desarrollo de la union como tal.
Majo gg

Anónimo dijo...

Creo que uno de los aspectos cruciales que implica este shock para la UE es la estabilidad del euro. La unión monetaria es el nivel de integración más grande que puede existir dentro de una comunidad económica conjunta y por lo mismo, una de las más difíciles de lograr y mantener. La posibilidad de abandonar al euro como moneda ya fue considerada por grandes sectores del pueblo irlandés, lo que hubiera provocado retomar la libra irlandesa y desconocer la deuda que los bancos nacionales tenían con sus semejantes alemanes. Mientras sean más los países dentro de la unión monetaria que se encuentren con problemas de liquidez, mayor será el riesgo de que un país abandone la unión; lo que conllevaría a un alza en las tasas de interés que enfrentan los países restantes y aún mayores serían las tasas cargadas a los países desertores. Sería interesante analizar más a fondo el sistema de incentivos que existe que permite la estabilidad de la unión.

Hegel R

Patrizio dijo...

Creo que, efectivamente, no se puede intentar ir en contra del mercado. Además, existen muchos países entre ellos México los cuales necesitan urgentemente de cambios estructurales lo cual los detiene del progreso.

Patrizio

Anónimo dijo...

Lo interesante es entender porque no aprenden de los errores y si la situación sigue así lo más probable es que suceda lo que menciona: que España e Italia entren en crisis. Y como dice, en este momento son economías pequeñas pero cuando el problema se extienda a las economías más grandes, la UE ahora si enfrentará severos problemas. Lo que no entiendo es porque se resisten a plantear una reestructuración a las deudas de estos países antes que el efecto domino acabe con el resto del continente.
José Luis Rangel

AKaren dijo...

La columna de esta ocasión me pareció particularmente interesante. Cabe destacar que este tercer caso acaba de desatar un intenso debate en la unión Europea. Los alemanes están muy molestos y apuntan hacia el peligro que representa España de caer en un caso similar. Ellos afirman que hay duda sobre que la UE pueda dar ayuda ante semejante situación

Anónimo dijo...

Situaciones como la descrita en su artículo me llevan a convencerme más de la afirmación de que la UE es una organización con fines fundamentalmente políticos y no económicos.
Estefanía C.

Paulina Moreno dijo...

Será que nadie ve que las medidas que están tomando Grecia e Irlanda no son suficientes, o más bien no lo quieren ver?. Hay artículos que sugieren que la crisis portuguesa si no se trata a tiempo y con las medidas necesarias, puede extenderse a España. Sin embargo, Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, dijo que "España no enfrentará los mismo problemas que Portugal, pues ya se ha enfrentado a los principales desafíos". Siendo la OCDE una institución de peso en temas económicos es posible sus argumentos sean válidos. Sin embargo, si las medidas que ésta tomando España, no son del todo efectivas a la vista de algunos economistas, abría que cuestionar el progreso que dicen tener.
En cuanto a Irlanda, Portugal y Grecia, no me queda claro por qué estos países toman medidas fiscales de austeridad cuando éstas frenan su crecimiento económico? Creo que la Comunidad Europea debería de ayudar realmente a estos países, no solo prestándoles recursos, si no hacer una re-estructuración en sus planes para saldar su deuda y poder crecer.

Anónimo dijo...

Como ya se ha mencionado, estos tres casos son evidencia clara de que es necesario un mejor control de quienes se adhieren a la UE. Si el fin de la adhesión de algunos países es lograr mayores tasas de crecimiento, buscar la convergencia con otros países y lograr un crecimiento sostenido, considero que esta no es la manera adecuada ya que quizá, esta acción resulte contraproducente.

Juan David

Anónimo dijo...

¿Las medias que tomará Portugal serían similares a las de Grecia?
Por otra parte, coincido con algunos compañeros respecto al hecho de cómo quedará La Unión Europea frente al escenario mundial puesto que muchos podrían empezar a cuestionarse sobre la solidez de ésta.
Zaira González

Anónimo dijo...

Considero que por la situación de crisis por la que el mundo acaba de pasar, era previsible que la situación financiera en Portugal decayera. No obstante, creo que es correcto que pida ayuda a la comunidad internacional, ya que debido a sus relaciones con los otros miembros de la Unión Europea se verá obligado a tomar las medidas correctas si no quiere despertar el descontento de economías grandes como Alemania, que ademas le puedan causar conflictos dentro de la Unión. Con esta alerta, es necesario que se tomen medidas para prevenir un contagio hacia España, que aunque no cuente con un desarrollo como el de Alemania, repercute en gran medida en las economías europeas. A diferencia de algunos de los comentarios de esta nota, creo que la anexión de los países a la Unión Europea no es perjudicial, ya que ha impulsado la creación de políticas monetarias comunes que beneficien a la comunidad europea y ademas que excluyan los intereses particulares de los gobiernos.
Pablo López Esteves

Toño dijo...

Considero que la UE debería imponer a los países con las economías más débiles planes para evitar este tipo de problemas. No debe esperar a que el país lo solicite, sino que exigírselo para evitar que los efectos sean más grandes. De lo contrario, se genera un conflicto porque las economías más fuertes deben, constantemente, sostener a las más débiles.
Antonio Sánchez

Sandra dijo...

es importante resaltar que un aumento en el gasto de gobierno en una economía abierta no necesariamente representa un aumento en el ingreso. En el caso de Portugal, al accesar a la UNión Europea abrió su mercado a mercados de capitales muy grandes, y contrajo una deuda insostenible por el crecimiento del sector público. Si la deuda se hubiera utilizado para impulsar la inversión, no tendría crecimientos del 1% (como el actual), o 0% (como el pasado) o -2.6% (como el antepasado). Portugal no aprovechó los beneficios de pertenecer a la Unión Europea para aumentar su crecimiento económico, sino para ampliar su aparato burocrático.
THALIA ESPAÑA

Gonzos dijo...

Es interesante ver como se van cumpliendo las afirmaciones que varios economistas han hecho en el sentido de los problemas de deuda, primero con Grecia, luego con Irlanda y después con Portugal. Por eso mismo preocupa la situación española, puesto que, aunque las medidas han sido bastante más agresivas que en los otros países mencionados, debido al tamaño de su economía una eventual crisis de deuda sería mucho más grave. En ese sentido, el frágil crecimiento que se esboza en las economías desarrolladas está amenazado por los problemas que puede acarrear una crisis en las economías europeas. En ese sentido, los apoyos del Banco Central Europeo deben estar dirigidos a evitar un circulo vicioso que únicamente lograría frenar al crecimiento mundial.

jorge dijo...

El caso de Portugal cuestiona las políticas económicas de la UE, al igual que Irlanda y Grecia la intervención era necesaria, pues la integración no es una formula mágica que puede garantizar el crecimiento de los países miembros. Las medidas que se tomarán deben ser con visión de largo plazo sino sólo postergaran el problema. La estructura de la UE debería ser mas rígida con las condiciones económicas de los países miembros para evitar rescates que frenan el fortalecimiento de ésta.
Jorge Nava

Anónimo dijo...

El problema que enfrentan Portugal, Grecia e Irlanda señalan los beneficios/pérdidas de la integración económica en bloques continentales. Si es cierto que estas economías, al entrar al bloque europeo recibieron una serie de beneficios por el hecho de pertenecer a una organización estable, es cierto también que en cierto sentido les perjudicó al no preocuparse por realizar reformas estructurales de fondo que eran necesarias en estos países y que, probablemente, se hubieran hecho con mayor rapidez si el bloque europeo las ponía como condiciones necesarias para la entrada a la unión europea.

Christian G. Jiménez V.