martes, 26 de octubre de 2010

Aprueban Ley "Simi" en el Congreso

Hace unos momentos finalmente se aprobó en la Cámara de diputados la ahora conocida Ley "simi", que fue la propuesta de los verdes para que el IMSS tenga que otorgar vales de medicinas canjeables en farmacias privadas cuando no pueda proveer de una medicina.
Este es otro tema par mis colegas microeconomistas y del cual no tengo una respuesta muy clara. es evidente que este ha sido un enrome problema en el IMSS (el desabasto), e incluso, la misma compra de medicamentos por parte del Instituto esta llena de historias negras de poca transparencia, pero no esta claro que ésta sea la solución, salvo que cuenten con un mecanismo extraordinario y fabuloso para poder implementarla.
Pero además ésto me lleva a otro tema y problema asociado, que es la estructura poco competitiva en el mercado de farmacias y el papel de dos o tres enormes grupos de intermediarios que surten de estos productos a los vendedores finales. Esto es más grave porque como en otros mercados, esto es un enorme caldo de cultivo para prácticas poco competitivas y poco transparentes que terminarán siendo un costo para los contribuyentes..... aquí debería entrar la CFC para emitir una opinión!!!
.
Para mis lectores del extranjero, se llama Simi, en alusión a una cadena de farmacias de productos "similares" o sustitutos a los fármacos de marca, pero que adicionalmente su principal dueño es miembro de la misma familia de la cual forma parte el Presidente y ex Presidente del Partido verde Mexicano.....

5 comentarios:

Irving dijo...

ahora q sigue... pena de muerte no?
Creo que esta idea de los vales de medicina sólo complicará el problema, es cierto que hay gente que no "le tocan" medicinas pero esto se debe más un problema de corrupción que de abasto, sólo se dará cabida a más del mismo problema.

Anónimo dijo...

coincido con Irving, los vales no son una solución y mucho menos eliminan los importantes incentivos que tienen los funcionarios del IMSS para ser ineficientes. Con esta medida, sólo puedo esperar mercado negro de vales, reventa de medicinas y más ineficiencia en el abasto del IMSS. ¿Cómo se cubrirán todos estos costos? ¿Por qué el Estado insiste en seguir financiando la ineficiencia de sus dependencias? ¿No se aprendió nada con el caso Luz y Fuerza?

Cesángari

Arturo Romero Yáñez dijo...

El mercado de farmacias en México cuenta con un número mínimo de oferentes; gran parte se debe a la intervención, masiva e ineficicente, del Estado como oferente a este mercado. Dado la cantidad enorme de mercado que abastece el Estado, la demanda residual no da lugar para muchas farmacias privadas.

Por lo tanto, me parece que no sólo debemos de acusar los incentivos "perversos" que esta medida generará sobre la eficiencia del Estado como oferente, sino la reducción que generará sobre la demanda residual del mercado de medicamentos, lo que hace menos atractiva la entrada de nuevos oferentes.

Guillermo dijo...

Seguramente la medida tiene su claro-obscuros, pero no dar opción a quien requiere una medicina es una situación muy delicada. Criticar la medida y no aportar solución cuando se tiene poder de compra es cómodo, pero para quien gana el salario mínimo requiere soluciones ahora, las enfermedades no pueden esperar a encontrar soluciones perfectas.

Pedro dijo...

No tengo el dato preciso pero los casos en que el IMSS no tiene las medicinas necesarias no es "considerable", entonces esto en realidad abre la puerta a las dos o tres empresas dominantes de provisiòn de medicinas para ampliar aùn màs su mercado. DE igual manera coincido que uno de los principales problemas del desabasto es la corrupciòn al interior de esta instituciòn. Lamentable, en Mèxico nunca ha habido alternancia solo cambios de colores pero no de practicas..