miércoles, 20 de octubre de 2010

Reflexiones sobre la Ley de Ingresos en Vías de Aprobación

Mi columna, Tintero Económico, que se publica hoy en el Universal

33 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece que una reducción tan pequeña del iva no tiene tanto impacto positivo sobre los individuos, y en cambio sí tiene un impacto grande en el gobierno, por lo tanto estoy de acuerdo con que no se modifique. Sin embargo, estoy de acuerdo que es buena idea abrir un fondo para apoyar a los estados que tuvieron desastres naturales.
Hernán Larralde

Frida H dijo...

Estoy de acuerdo contigo que una discusion más amplia de politica fiscal en necesario en el caso de México.

Anónimo dijo...

Los ajustes que ocurren año con año en el congreso parecen sólo obedecer a intereses políticos de corto plazo y resultan en paliativos que no resuelven los principales problemas que enfrenta México, por ejemplo, su gran dependencia del petróleo. Concuerdo con la columna en que decisiones como bajar el IVA o diagnosticar el precio del petroleo tienen que ser pensadas y evaluadas con toda seriedad y, no tomadas a discreción. Por lo tanto, creo que es importante que se evalúe seriamente en México el diseño de una política fiscal seria con visión de largo plazo.
Juan Pablo dBF

Anónimo dijo...

Como se menciona en la columna, mover las estimaciones es una cuestión meramente contable. Asimismo, como mencioné la semana pasada, este tipo de estrategias sólo disfrazan la negativa de los legisladores a discutir a fondo los graves problemas de recaudación en México; los cuales son ocasionados, en gran parte, por los casi inútiles y distorsionantes regímenes preferenciales. No importa cuánto esfuerzo se dedique a aumentar o disminuir un impuestos mientras existan muchísimas formas de evadirlos o pagar menos.
Por cierto, qué bien que bien que se aumentó el impuesto al tabaco.

Cesángari

Anónimo dijo...

Es extraño que el paquete de ingresos para el próximo año se haya aprobado tan rápido. Esto deja claro que los legisladores están preocupándose por su futuro político. Aunado a lo escrito en la columna, me preocupa que algunos inversionistas estén amenazando con sacar su capital del territorio nacional. Es bueno que hayan subido el precio esperado del petroleo y que auguren un crecimiento económico mayor a los años pasados. Espero que el paquete económico haya sido revisado correctamente para que después México no ande sufriendo por los errores de las cámaras y de los acuerdos que ahí se dan.
José Antonio H

Anónimo dijo...

Para tratar de contrarrestar la clara influencia de interéses políticos en la formulación del presupuesto se debería de implementar un proceso de evaluación de proyecciones al final de cada año. Es decir, ahorita nos preocupamos por la falta de seriedad económica con que se manejan proyecciones de variables críticas; por lo tanto, sería pertienente evaluar estas proyecciones el año que viene para realizar un análisis de lo errores que se cometieron ahorita.

No se puede juzgar o sancionar a nadie por fallas en predicciones, mas sí se puede crear un hábito en el que los diputados estén sujetos a experiencias pasadas de errores a la hora de decidir estas predicciones. Al final, esto podría crear mayor presión política en contra de los diputados al manejar las proyecciones económicas en el presupuesto y les daría menos margen de "maniobra contable".

Alejandro Robinson

Anónimo dijo...

Creo que es serio el asunto sobre las políticas fiscales y su aplicación. Considero que de tomarse más en serio el análisis de esto, los resultados serían más favorables. Sin embargo, creo que es una buena idea la creación de una reserva para situaciones como los desastres naturales, siempre y cuando, los recursos destinados sean utilizados correctamente.

Zaira González

Anónimo dijo...

La ineficiencia en la recaudación de impuestos opaca y/o denigra la iniciativa de mantener el IVA en su estado actual. En general, los motivos para dejarlo en 16% me parecen idóneos y pertinentes, pero también pienso que es una medida inútil si no va acompañada de una disminución en, cualquier cuantía, de la evasión de impuestos. Así, lo recaudado no sólo podría ser destinado a la restauración de los daños que se generan en el país por desastres naturales, sino también puede ser dedicado a otros sectores trascendentales como lo es el educativo. Es decir, creo que la evasión de impuestos es un problema que se tiene que resolver conjuntamente y se le debe brindar la misma importancia que a esta propuesta de la ley de ingresos.

José Antonio Hernández Chong Cuy

Anónimo dijo...

La idea de una reserva para los estados dañados resulta una muy buena propuesta en estoso momentos. Sin embargo me parece que como se menciona al final de la columna las propuestas no son soluciones a los problemas reales. Lo que se necesita es un cambio en la política macroeconomica en general enmendar algunos puntos puntos de ésta.
María José G

Anónimo dijo...

El paquete fiscal de ingresos debería estar basado en la recaudación de fondos que tengan poca incertidumbre. Como se mencionó anteriormente, en la columna de la semana pasada, los productos basados en la incertidumbre podrían no generar el rendimiento esperado por la federación; por tanto, encontrar una manera viable de obtener ingresos para el país de una manera predecible se convierte en uno de los menesteres en la discusión de la ley de ingresos.

Por un lado, los diputados del PRI plantearon reducir el IVA, pero hacer esto supondría reducir la cantidad de ingresos seguros del país. Por otro lado, el aumento de la deuda tampoco es una variable adecuada de obtención de ingresos, ya que la incertidumbre en la inflación podría provocar una pérdida del poder adquisitivo real de la economía mexicana.

Por lo tanto, en momentos de incertidumbre la obtención de recursos por parte de una entidad federativa recae, básicamente, sobre los instrumentos que generan un rendimiento predecible.

Luis Antonio Gómez

Anónimo dijo...

Saludos...Me asombran los argumentos en favor de mantener el IVA al 16%. Miren, si una reduccion tan pequena de un impuesto regresivo que impacta negativamente a los mas humildes y la clase media no tiene mucho impacto, entonces yo digo que establecer un ISR pequeno, no mas del 5% para comenzar, sobre los dividendos y ganancias bursatiles, un impuesto progresivo que impacta mayormente a las familias mas adineradas, tampoco tendra mucho impacto.

Vale?

Mi punto es que nunca me dejara de asombrar como muchos de ustedes se han dejado seducir por la UltraDerecha. Ni los Republicanos en EEUU argumentan por una politica fiscal tan regresiva como la de Mexico.

Anónimo dijo...

La ley de ingresos, al ser propuesta y aprobada por las dos cámaras, conlleva generalmente una fuerte carga de intereses políticos. Ahora bien, aunque este año se haya discutido sobre el iva y se pretenda aumentar el déficit creo que la situación no presenta grandes controversias o problemas. Dado lo anterior, será de mayor importancia observar qué ocurrirá el próximo año porque, con la cercanía de las elecciones del 2012, la carga política que esa ley de ingresos sustente seguramente será mayor a la habitual. Así pues, la ley final que observemos, más que ser el resultado de un análisis profundo de las finanzas nacionales será el reflejo de la competencia propagandística que desarrollarán los distintos partidos políticos como fin para alcanzar la presidencia. Lo preocupante será entoces ver de qué forma afectará esto al desarrollo del país.
M. Araceli Ramírez Rubio

Anónimo dijo...

Creo que destinar parte de los recursos recolectados con el IVA a un fondo para ayudar a los estados afectados por los desastres naturales es una buena idea. Sin embargo, es importante que haya transparencia con el destino de dichos fondos ya que se aproximan eleciones en varios estados y es imperativo que dichos recursos no sean utilizados para generar favor para algun partido pólitico.
Carlos Castillo

Anónimo dijo...

Desconozco el mecanismo mediante el cual se determinen los precios para los indicadores principales de la Ley de Ingresos (petroleo, impuestos, etc.). Sin embargo, el debate que se genera alrededor de ellos es una señal de que existe cierto grado de arbitrariedad. Creo que no debería existir este debate en primer lugar, los indicadores deberían ser estrictamente determinados por un mecanismo transparente con un sustento científico.

Carlos Grandet

Anónimo dijo...

Como usted ya lo mencionó, considero que los diputados están dejando de lado un tema crucial que tiene que ver con el sistema fiscal en México. Lo importante aquí en nuestro país es que la base fiscal aumente y que la recaudación se haga de manera eficiente.

Creo que hay muchas fugas en la recuadación que se hace en nuestro territorio. Es por esto, que las cámaras deberían de analizar más a fondo todas las evaciones fiscales que hacen las grandes empresas y se debería de comenzar a pensar en un nuevo sistema de recaudación, en el cual los bienes con demanda más inelástica sean a los que se le carguen más impuestos.

Sé que dentro de esta categoría de bienes se encuentran los alimentos y medicinas y que las personas que se verían más afectadas serían los que se encuentran en pobreza extrema. Sin embargo, estos agentes se verían altamente beneficiados si se armaran grandes proyectos de gasto, en los cuales éstos sean el objetivo principal de dichos proyectos (todos éstos solventados por lo que se recaude en materia fiscal).

Asimismo, considero que la mayoría de las veces el gasto se planea siempre pensando en los beneficios políticos que se pueden obtener. Es momento que los políticos comiencen a pensar más en su país y en el interés público y dejen de llenarse los bolsillos de dinero que no les pertenece.

René Kuster Rojas

Anónimo dijo...

La reducción del IVA podría no ser tan favorable para los ingresos nacionales dada la incertidumbre mundial.
Me parece una buena propuesta lo del Fondo Nacional para la Reconstrucción más allá de si los estados príistas, pues es un hecho que los desastres naturales seguirán afectando al país. Esto no se debe tomar como una medida de propaganda partidista, sino como un hecho que debe estar contemplado en el presupuesto y no sólo vía “recursos adicionales”.
Lo que sí es preocupante es que se prevea un crecimiento tan alto sin cambios estructurales y usando el precio del petróleo y la disminución de impuestos como única salvación.
Analuisa G

Anónimo dijo...

Me sorprendió la rapidez con la que fue aprobada la ley de Ingresos, la verdad 12 horas me parecen insuficientes para discutir y aprobar este importante aspecto que en gran medida definirá el rumbo económico del país. Debemos tener presente que si bien se hicieron pequeñas modificaciones contables respecto al crecimiento del PIB, el precio del barril del petróleo y el déficit fiscal, con todos estos cambios se van a obtener recursos por 3 billones 438 mil 887 millones 450 mil pesos, es decir, 60 mil 550 millones más de lo que propuso Felipe Calderón, por lo que es difícil imaginar que se modifiquen y aprueben estas variables macroeconómicas en tan poco tiempo sabiendo que el impacto en recaudación es considerable.

Otro aspecto importante a cuestionar es el aumento en 7 pesos el precio de la cajetilla, ¿Qué va a pasar con la industria tabacalera? A mi criterio el que fuma no dejara de fumar por esta medida y lo que sí es muy probable que pase es que se desincentive la inversión y por lo tanto haya más desempleados en el país. Hay que recordar que la industria tabacalera mexicana ocupa seis mil empleados.

Respecto a mantener el IVA a 16% no aplaudo, ni me opongo a esta medida, lo único decepcionante es que se haya solucionado este problema con la constitución del Fondo Nacional para la Reconstrucción, esta medida no es coherente para dar solución a un aspecto fiscal relevante.

Adriana Becerril

Irving dijo...

Estoy de acuerdo en que el IVA es un impuesto regresivo y por tanto se debería tener cuidado al hacer aseveraciones como que un aumento de un punto porcentual no es significativo, sin embargo, este impuesto es difícil de eludir y, dada la realidad de nuestro país, resulta necesario. Ahora, coincido en que antes de estar viendo que quito de aquí y q pongo allá se deberían analizar otros problemas estructurales como lo es la evasión de impuestos. La compleja estructura fiscal que tiene México es un obstáculo a lo competitividad y desarrollo económico. Claro que hay muchos que se benefician de esto (si no ya lo hubieran cambiando) como grandes empresas, contadores, abogados que simplemente aborrecerían un sistema claro y eficiente.

Anónimo dijo...

Si se mejorará el proceso de recaudación de impuestos no sería necesario tener un IVA de 16%, ya que se obtendría una mayor cantidad de dinero. El generar un proceso eficiente de recaudación de impuestos es un problema complejo, ya que es difícil diseñar políticas las cuales generen una recaudación eficiente. Por ejemplo, los vendedores ambulantes son un mercado que no paga impuestos y generaría una buena cantidad. Entonces, la solución no es aumentar el impuesto, sino diseñar políticas públicas que generen una recaudación eficiente.

Con respecto al alza en el impuesto al tabaco no estoy seguro si se logrará el objetivo deseado , ya que el tabaco es un producto inelástico con respecto al precio. A pesar de que se suba su precio, los agentes seguirán consumiendo el tabaco y no cesarán su consumo. Lo anterior suponiendo que el propósito en el impuesto en el tabaco era el de disminuir su consumo.

Sebastián Sandoval Olascoaga

Anónimo dijo...

En cuestión de ingresos es necesario hacer una reforma hacendaria integral y de fondo y no sucumbir ante paliativos otorgados por el cabildeo.
La realidad en México es que como casi nunca hay consenso dentro del congreso ni entre éste y el ejecutivo, se acaba por cabildear todo: presupuestos, votos para aprobar o no leyes.
Ahora bien, tampoco sorprendería que aún teniendo el sistema más eficiente de ingresos no aumentara la economía no creciera mucho. Aquí es donde está el otro punto: el gasto. El gasto también tiene que ejercerse de manera eficiente. De que sirve que seamos un país con ingresos muy eficientes en todos los sentidos si no se notan los resultados en el gasto, como puede ser gasto en educación o en salud. Un ejemplo: ¿porque el yerno de Elba Esther Gordillo es el subsecretario de educación básica?

Francisco Brito

Anónimo dijo...

lo primero que llega a mi mente cuando surge una política fiscal es la imagen de diputados con ojos brillantes. Esta vez, pienso que la decisión de dejar el IVA en 15% fue una decisión tomada con política más que con análisis económico. En contrate, esperar que los diputados piensen como: economistas, en los intereses del pueblo o el bienestar del país;es esperar un milagro. Lo que sí se espera es que : los precios bajen durante un corto plazo,tiempo suficiente para los agentes economicos ventajosos y más trabajo para economistas.

Anónimo dijo...

comentario de las 11:52 es de alejandra sánchez :S

Gabriel Alberto Martínez Roa dijo...

La verdad es que el tema del IVA es irrelevante y una medida populera del PRI para atraer votos con miras al 2012. Es cierto que en esencia es un impuesto regresivo, si el mercado mexicano fuera legal; pero ya antes he citado un trabajo del CIDE en el que se muestra estadísticamente que gracias al mercado informal, el IVA termina siendo en realidad un impuesto progresivo. Lo sé, es triste que este sea el motivo, y seguramente es un factor que promueve la demanda del mercado informal pero sólo ahonda en la falsedad del argumento de PRIista de la protección a los más pobres.

Por otro lado me sorprende que todos alaben la creación del fondo para desastres cuando más aya de los posibles beneficios del mismo, esto es una muestra de cómo las entidades federativas se han vuelto la pieza clave para el desintrincamiemto de las leyes de ingresos y de egresos. tema que Carlos Elizondo ha tratado en distintas ocasiones en su programa "La otra urna" como "entre tres"
lo cual es preocupante porque los estados son las entidades gubernamentales menos trasparentes en el ejercicio de su gasto

Ramón dijo...

De acuerdo. Me queda la duda, sin embargo, sobre lo del tabaco. Estoy de acuerdo que éste es un bien extremadamente inelástico. También pienso que todas las medidas anteriores estuvieron bien. Pero, no es un exceso subirle 7 pesos a cada cajetilla? Si es tan inelástico, no podría un aumento excesivo fomentar el mercado negro? Pienso que hay un balance, y que los politiquillos están jugado mucho con él.

Nahieli dijo...

Parece que la cámara de diputados se esforzó más en realizar ejercicios contables, tales como aumentar el precio previsto del petróleo o revisar a la alza la previsión de crecimiento del PIB que por tener una discusión fiscal de fondo sobre, por ejemplo, ampliar la base gravable del país o reducir la evasión fiscal. Finalmente, habrá que considerar que tan pertinente es aumentar las previsiones de precio del petróleo de 63 a 65 dólares, tomando en cuenta la cobertura con compra de opciones que realiza Hacienda, pues a mayor precio previsto del petróleo, mayor será el precio que tenga que pagar Hacienda por las opciones, sobre todo en época de alta incertidumbre. Si no se aumenta el precio previsto del petróleo, no aumentaría el monto que se tiene que pagar por las opciones, y de cualquier manera si el precio del petróleo sube, el país recibe tales recursos y se acumulan como excedentes petroleros.

Nahieli dijo...

Parece que la cámara de diputados se esforzó más en realizar ejercicios contables, tales como aumentar el precio previsto del petróleo o revisar a la alza la previsión de crecimiento del PIB que por tener una discusión fiscal de fondo sobre, por ejemplo, ampliar la base gravable del país o reducir la evasión fiscal. Finalmente, habrá que considerar que tan pertinente es aumentar las previsiones de precio del petróleo de 63 a 65 dólares, tomando en cuenta la cobertura con compra de opciones que realiza Hacienda, pues a mayor precio previsto del petróleo, mayor será el precio que tenga que pagar Hacienda por las opciones, sobre todo en época de alta incertidumbre. Si no se aumenta el precio previsto del petróleo, no aumentaría el monto que se tiene que pagar por las opciones, y de cualquier manera si el precio del petróleo sube, el país recibe tales recursos y se acumulan como excedentes petroleros.

Arturo Romero Yáñez dijo...

Como hemos dicho en las semanas anteriores, es necesario mejorar la información con la que cuentan los tomadores de decisiones. Con respecto al problema de reformar las finanzas públicas, nos podemos dar cuenta de que el problema para diseñar una política a largo plazo viene de la falta de incentivos para proponerla. Es decir, para una política pensada para el largo plazo, el costo político puede ser mayor a sus beneficios en los años siguientes de ser iniciada. Dado que el largo plazo es un periodo indefinido, el problema de reformar las finanzas públicas en México es poco atractivo para los tomadores de decisiones, que cuentan con un periodo de tiempo limitado y presión política por parte de su partido.

Sé que decir que hacen falta incentivos para crear políticas públicas de largo plazo no es una idea nueva. Es una idea permanente en las cabezas de los economistas; de hecho, parece que algunos piensan que decir la palabra incentivos es la clave de todo análisis profundo, pero esto no es así. Es necesario hacer análisis más complejos, mencionar las fallas y proponer nuevas ideas. Con estos objetivos en mente, se podría crear una comisión encargada de diseñar estos incentivos; ésta es una tarea de la que nadie se ha hecho cargo y parece ser de gran dificultad, pero es indispensable para corregir los errores estructurales de nuestras finanzas púbicas.

Anónimo dijo...

Claramente, como todos los años, a la hora de tomar la decisión sobre la ley de ingresos hay manipulación por parte de los diputados, siempre buscando llenar sus arcas con más dinero.

Creo que es necesario imponer más restricciones para decidir que se hara con el dinero que pagan todos los contribuyentes. Deben haber predicciones más detalladas y acertadas, este tema no se puede tomar a la ligera y es necesario tomar en cuenta las previsiones necesarias.

Otro punto que me gustaría mencionar es sobre la creación de este fondo para desastres naturales, es algo bueno sin duda si se destinan correctamente los recursos, sin embargo, los políticos aprovechan estas circunstancias y quedan 'bien' ante la sociedad, ¿quién gana realmente?

Luis Daniel J.R.

Jorge Gutiérrez dijo...

No cabe duda que todo esto es mera discusión mediática. Los legisladores priístas le atinaron a su propuesta de reducir el IVA. Al final, esta propuesta, que no contenía un argumento sólido, no se aprobó, pero crearon el "Fondo Nacional para la Reconstrucción". Sin duda, los legisladores del PRI se sentirán orgullosos de su creación. Ahora, habrá que ver cómo se destinan y manejan los recursos de ese fondo.

Majo Arteaga dijo...

Al parecer los priistas dieron a un blanco ciegamente. El flujo de recursos que podrían haber perdido, regresan por diferentes entradas. En lo referente a la aprobación de la Ley, está claro que faltan arreglos y que está muy lejos de ser una pura legislación efectiva a largo plazo; aún así, la manipulación en petróleo, IVA y déficit, pueden suponer un crecimiento en ingresos fiscales a corto plazo. Estoy de acuerdo en que el problema es de mayor magnitud, y se refiere a la problemática fiscal de base.

Jramirez dijo...

Me parecio interesante el hecho de que la prediccion del crecimiento del PIB no sea un tema que especialmente recuerde en la discusion de la ley de ingresos; sobre todo considerando lo preciso que es tener en cuenta esta proyección en materia presupuestal.

Quiza ésta sea una maniobra para de manera artificial asignar mayores recursos con el objetivo de cumplir compromisos politicos; pasándose por encima la discusión de la reforma fiscal.

Anónimo dijo...

lA reducción del IVA parecía una propuestra atractiva para los habitantes. Sin embargo, no creo que sea una buena idea ya que el gobierno necesita extraer dinero de alguna forma y tal vez habrían creado nuevos impuestos o algo que perjudicara a los habitantes. Karla

Anónimo dijo...

Parece ser que como se menciona en la columna, muchas de las decisiones tomadas en el congreso son pensadas a corto plazo y según interes políticos; por ejemplo el bajar el IVA de 16 a 15%. Los priistas y políticos en general deberían ampliar el campo de la política fiscal y no sólo tomar deciión basadas en la gananacia de simpatizantes. El hecho de dirigir ese aumento hacia la reconstrucción de las ciudades o estados afectados por los desastres naturales me parece bastante bueno, sin embargo, se podría pensar que esta decisión sólo fue tomada para, como usted dice, no darse un balazo en el pie, es decir, perder un poco del presupuesto para sus estados.

Valeria D