miércoles, 2 de marzo de 2011

Los Impactos Negativos del Petróleo

Acceder a mi columna, Tintero Económico, que se publica hoy en el Universal

29 comentarios:

AKaren dijo...

Si bien es cierto que el aumento en los precios del petróleo trae efectos negativos en el largo plazo, también lo es que el impacto contrario ocurre. Así, de manera incidental el petróleo sirve como especie de buffer para la economía mexicana de tal suerte que los choques no son extremosos para el país. El petróleo, nos guste o no, tiene funciones muy importante en la economía. Por ello, es particularmente preocupante que el tema de una reforma más profunda y adecuada se esté dejando hasta el último. Justo para cuando la urgencia sea inminente y cualquier ley mal hecha sea aprobada. Como frecuentemente ocurre, el petróleo ha sido, al mismo tiempo, una bendición y una maldición para el país.

Anónimo dijo...

Me parece interesante que países como España- el cual depende en gran medida de las importaciones de crudo para satisfacer su demanda energética-esté instrumentando medidas desde ahora orientadas al ahorro enérgetico y al uso de energías autóctonas alternativas.
¿Qué estará haciendo México para aminorar las consecuencias negativas en el largo plazo del problema petrolero?
Estefania C

Isaac dijo...

La dependencia que México ha tendido históricamente con el petróleo ha sido, en el largo plazo, perjudicial para el crecimiento sostenido del país. Ahora es evidente que debemos diversificar nuestra oferta de energéticos, pues estar expuestos a variaciones grandes en el precio del petróleo sólo trae invertidumbre en los mercados financieros y vuelve el crecimiento en el largo plazo muy incierto.

Paulina Moreno dijo...

Como bien se mencionó "el aumento de los precios del petróleo" es provechoso para México en el corto plazo. Sería genial que fuera al largo, pero eso es una utopía. Desafortunadamente nuestro crecimiento económico depende, en gran medida, del país limítrofe del norte, quies es dueño del 83% de las exportaciones mexicanas. Si el crecimiento económico de Estados Unidos se ve mermado por la alza de precios en el petróleo, eso significa que su poder adquisitivo disminuiría, lo que provocaría un impacto en la economía mexicana. Si bien es cierto, que México venía esperando cifras como 5.5% de crecimiento, sería intereante saber a qué se debe el crecimiento y qué sectores tuvieron mayor impacto en el PIB. Saber eso daría la pauta para conocer cuáles son los puntos débiles o en proceso de desarrollo para impulsar su fortalecimiento. Probablemente así habría un juego de pesos y contrapesos que evitaría tensiones por incertidumbre.

Paulina Moreno

Anónimo dijo...

Los precios internacionales del petróleo seguirán incrementando conforme los conflictos en el mundo árabe continúen. En cuanto a las consecuencias que esto trae a México, es inevitable recalcar una vez más la gran dependencia que existe entre nuestras finanzas públicas y el mercado petrolero. Para empezar, se deberían crear reformas para que PEMEX no fuera la gallina de oro para la economía nacional, apenas ayer el Financial Times exhibía que nuestra paraestatal, el año pasado, había incurrido en pérdidas por 3.8bn de dólares a pesar del aumento en los precios del crudo. Mientras que en Brasil, por ejemplo, PETROBRAS había tenido ganancias significativas en el mismo periodo.

Hegel R

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/tapensinha#p/a/u/0/BaJJOlmVnEk

Daniel dijo...

Sí, es de esperarse que en el mejor de los casos este aumento en precios del petroleo conlleve a un aumento moderado y temporal de la inflación gringa. Los mayores precios en gasolina pueden reducir la cantidad de dinero que los consumidores tienen que gastar en otras cosas (dado que la gasolina es un bien super necesario y dominaría el efecto renta), lo que obviamente reduce la demanda de los demás bienes. Pero este aumento también podría aumentar las expectativas de inflación, en cuyo caso empeoraría la situación. Sin embargo la subida de los precios del petróleo que hemos visto hasta ahora no representan un riesgo significativo para un aumento inflacionario demasiado importante en la economía gringa, a la cual se le pronosticaba una muy baja inflación para este año.

Anónimo dijo...

El aumento en los precios del petróleo tendrá consecuencias negativas: es preocupante que países en pleno crecimiento industrial como cHINA necesiten d eese petróleo paraa seguir creciendo, ésta necesidad, en conjunto con la escasez de petróleo que aumentará con los años puede generar una disminución del ritmo de la tasa de crecimiento, o una guerra por petróleo si no se encuentra una energía alternativa.
Karla González

Anónimo dijo...

Pienso que México debe crear reformas donde el aprovechamiento en el alza del precio del crudo sea mayor, para así contrarestar los efectos negativos de largo plazo que son inevitables. La reforma petrolera es urgente en nuestro país.
Majo gg

Anónimo dijo...

Es interesante darnos cuenta de cómo existe una relación estrecha entre los países del Medio Oriente, Estados Unidos y el nuestro, pero sobre todo, cómo está nos afecta.

El petróleo ha sido, como mencionas, la mayor esperanza para los mexicanos pues siempre nos hemos confíado de él en momentos de crisis y, en general, en cualquier momento, como ahora, en el que todo parece indicar que "está dando la cara" por nosotros una vez más. Sin embargo, me parece preocupante, al igual que algunos de mis compañeros, que no se tengan considerados los efectos a largo plazo y que pueden ser no tan benéficos. Quisiera también, saber más acerca de cómo o cuáles serían los efectos por los cambios en la oferta en el mercado petrolero en México.

Zaira González

Anónimo dijo...

Dada la decreciente producción de petroleo en México, considero que el aumento en la incertidumbre del precio del energético es más una noticia mala que buena ya que la fragilidad de la economía mexicana en estos momentos nos hace bastante susceptibles a choques de este tipo. Creo que hay que poner bastante atención al comporamiento de los precios, ya que un efecto del aumento del precio del barril, eventualmente producirá presiones inflacionarias, esto aunado a la muy baja producción de alimentos el año pasado en el país. En estos dias ya vimos un aumento al precio de la tortilla. Tal vez la amenaza por parte del petroleo todavía no sea tan significativa pero como se menciona en la columna, todo dependerá de la magnitud del choque petrolero.
Es increible darse cuenta cómo eventos tan lejanos pueden impactar tan directamente en nuestra economía.
Fidel M.

Gonzos dijo...

Creo que es un momento importante para evaluar la relevancia del petróleo dentro del proceso productivo. En primer lugar el recurso se vuelve más escaso, lo que probablemente traiga conflictos y mayor volatilidad en el precio del petróleo. En segundo lugar, hay que considerar que la inestabilidad en el norte de África y el Medio Oriente no es pasajera: a pesar de la poca cobertura que se ha hecho, ha habido movimientos similares en Yemen, Argelia, Iran, Syria, Irak, Bahrain...y es poco probable que se llegue a regímenes estables en el corto plazo en la región. En ese sentido, el precio del petróleo continuará siendo volátil en el futuro cercano. De esta forma, soy de la opinión que nos encontramos en una coyuntura importante para comenzar a pensar seriamente en alternativas al petróleo, porque por el lado en el que se vea, el precio del petróleo va a seguir siendo un factor de inestabilidad.

Anónimo dijo...

En lo personal yo no me muestro optimista ante los altos niveles de excedentes petroleros producidos a raíz de las revueltas árabes. Las distorsiones de la oferta del crudo representan mayores ingresos para nuestro país, ya que el precio del barril rebasa los 100 dólares; sin embargo, creo que más allá de que estos excedentes se traduzcan en una ampliación del presupuesto para el sector agrario o educativo, el elevado precio del petróleo resulta perjudicial en tres sentidos. En primer lugar, los precios de los commodities se incrementarán como consecuencia del aumento en el precio del petróleo. Esto genera presiones inflacionarias para la economía mexicana. En segundo lugar, el precio de la gasolina, turbosina y demás combustibles se elevará, lo que generará un aumento significativo en los precios de transportistas, empresas logísticas y ramas afines a los sectores de comunicación y transporte. Por último, el consumo de nuestro principal socio comercial, Estados Unidos, caerá como consecuencia de las distorsiones en los precios relativos. Esto es altamente perjudicial ya que podría desestabilizar la balanza comercial y golpear a los productores exportadores nacionales. En síntesis, me parece que más allá de beneficiar al país, el excedente petrolero resulta dañino para nuestra economía. JAVIER VILLALBA

Anónimo dijo...

Otra vez queda claro que vivimos en un mundo que depende del petróleo y esto lo podríamos evitar si nos enfocáramos en explotar otras fuentes energéticas. No entiendo la parte de porqué este suceso le afecta a México y me parece interesante estudiar que consecuencias habría en México si la economía de EU vuelve a caer por los altos precios del crudo.
José Luis Rangel

Anónimo dijo...

Es interesante ver la relación tan estrecha que tienen los países por más lejanos que se encuentren, y con temas como el petroleo, es evidente que todos los países se ven afectados porque es uno de los productos más importantes a nivel mundial debido a la necesidad de combustibles. Es importante hacer mención a los países árabes cuando se habla de problemas de este tipo debido a la gran concentración de petroleo en esta zona, la cual ha estado en conflicto constante desde hace décadas por este combustible.
Creo que México debe encontrar nuevos caminos para el desarrollo económico que le permitan aprovechar todos sus recursos y no centrar su crecimiento en el petroleo; además, considero que debe expandir sus lazos comerciales con más países para no depender tanto de Estados Unidos.
Pablo López Esteves

Anónimo dijo...

Como dije en mi comentario pasado en tu blog, creo que algo de suma importancia, de nuevo, son las espectativas. El petróleo es, sin duda, uno de los asets más impotantes que tiene el país y sobre el que recae muchísima de la actividad económica. Como tal, el precio del barril de crudo es un indicador muy importante sobre la economía de México y es objeto de mucha espectativa. Así, creo que lo importante es que el gobierno actúe con calma y se asegure de cuáles son las causas del aumento de precios antes de tomar ninguna acción, para evitar crear espectativas sin fundamentos que agraven más la situación.

Isabel Martínez

Sandra dijo...

El petróleo es un recurso muy importante para muchos países, incluyendo México, ya que es el principal sector de nuestra economía. Además, es el principal energético utilizado en el mundo. El aumento en sus precios ocasionará el aumento en otros bienes y servicios que requieren comprarlo, para distribuir u obtener sus productos. Los beneficios para México son inciertos, debido a que si se presenta una escasez de este bien, tendrá que comprarse al precio. THALIA ESPAÑA

jorge dijo...

El aumento del precio del petroleo, es un acontecimiento que afecta fuertemente a México debido a su dependencia economica respescto a este energetico. Es conveniente fortalecer otras fuentes de ingreso para que en el largo plazo, este aumento en el petroleo pueda tener un impacto menor.

Jorge Nava

Toño dijo...

Considero que México debe realizar planes de acción para poder disminuir el impacto que tendrá a largo plazo el aumento en los precios del petróleo. Además, en el corto plazo se pudiera observar una mejoría en ingreso del país, sin embargo, en el mediano plazo la distorsión en los precios generara una baja en el consumo de nuestro mayor comprador que es Estados Unidos.
Antonio Sánchez Castañeda.

Oliver dijo...

Creo que el tema clave es el impacto desde el lado de la oferta en la economía estadounidense ya que de esto dependerá en que escenario se encuentra la economía mexicana en el mediano y largo plazo. Otra cosa que parece interesante es la decisión de las autoridades energéticas acerca de los ingresos extras que se deriven del aumento en precios del crudo mexicano. Creo que ante la situación geopolítica que sufren los países árabes un plan de prevensión ante un incremento disparado en los precios del crudo debe ser diseñado en México

Anónimo dijo...

Me parece que los recientes cambios en el precio del petróleo no sería un tema de preocupación si el tuviera una política económica definida. Una vez más la falta de una reforma fiscal y nuestra dependencia de la economía de EU ponen al país en una situación de incertidumbre.

Sarait C.

Anónimo dijo...

Esta nueva crisis del petroleo permite ver la fragilidad de la economía mundial a expensas de un recurso hasta cierto punto innecesario. Las condiciones ambientales actuales han obligado al mundo a buscar otras alternativas de recursos energéticos, que son posibles debido al desarrollo tecnológico enfocado en estos temas en varios países. Antes de la crisis, Suecia esperaba eliminar la dependencia del petroleo para el 2020. Aunque obviamente este panorama esta muy lejano para la realidad mexicana, se debe de comenzar a desarrollar tecnologias energéticas sostenibles, como la generación de energía con las olas, así como una cultura y políticas más responsables. Sin embargo, dado que Estados Unidos es un adicto al petroleo, las crisis de este recurso le seguirán afectando a este país, al igual que a México debido a la relación comercial.
José Alejandro Larios Barrientos

Bruno dijo...

Retomando un tema viejo en la política nacional pero mencionado brevemente en la columna es el relacionado a los excedentes petroleros y los ingresos fiscales. Estos ingresos principalmente benefician a estados que pueden discrecionalmente gastar estos recursos. Yo considero oportuno que si ingresos provenientes de fuentes no renovables (como el petroleo) deberían ser etiquetados de alguna forma para evitar que se vayan en gasto corriente o caprichos estatales en cambio utilizados en infraestructura o algo más que garantice ingresos futuros precisamente porque eventualmente esos ingresos sacados del suelo no van a existir más.
bruno

J Eduardo dijo...

Una vez más, mientras México no se preocupe por hacer reformas estructurales en la economía, cualquier choque externo tendrá importantes consecuencias en el país. En el caso de aumentos en el precio del petróleo, la dependencia de los ingresos petroleros no es problema para el presupuesto público. Sin embargo, la dependencia de las exportaciones hacia EUA podría traer caídas en el crecimiento si la economía norteamericana se contrae.

Pepedu.-

Anónimo dijo...

Pienso que cualquier inestabilidad que se de en los precios del petróleo es muy dañina para la economía mexicana. Esto no es un tema nuevo para los encargados de las finanzas públicas en nuestro país, pero en vez de que los políticos se preocupen por estas desestabilidades económicas, deberían pensar en hacer una serie de reformas que contrarresten estos duros choques externos. Pero como sabemos que en nuestro país es muy difícil llegar a ciertos acuerdos, dudo que alguna reforma que ayude a fortalecer la economía mexicana en caso de choques externos se realice y se apruebe en un corto plazo.
Alayn González

Anónimo dijo...

Efectivamente el aumento en los precios del petróleo es un tema bastante preocupante para el mundo. Estoy totalmente de acuerdo en la visión de que en el CP, México se puede ver beneficiado mientras que en el LP nuestro crecimiento se puede ver críticamente afectado. Dada esta visión me gustaría hacer hincapié en el hecho de que los excedentes petroleros son inadecuadamente manejados y una mínima cantidad de éstos se utiliza para modernizar PEMEX; por lo que, a raíz de la crisis que se avecinará en los próximos años, es necesario que México haga un manejo apropiado de estos excedentes, los cuales son recursos esenciales para intentar suavizar lo más que se pueda la futura crisis de energéticos.

Luis E. Tierrrablanca

Anónimo dijo...

Como mencionas, el tema de el aumento en el precio del petroleo es de suma importancia. Con todo lo ocurrido, en lo que va de 2011 el promedio del precio de la mezcla mexicana cerró este viernes en 22.85 USD/barril por arriba de lo establecido en la Ley de Ingresos de la Federación de 2011 (65.40 usd/barril) lo que nos indica que los estados se verán beneficiados con esta alza de precios. Estos ingresos podrán ser gastados a discreción de los estados. Entonces, debido a que este beneficio por los precios del petroleo sólo se verá reflejado al corto plazo, considero que sería una buena alternativa que en vez de que sean destinados a la discrecionalidad de algunos estados, estos recursos se utilicen en algo que pueda traer beneficios a largo plazo.


Juan David

Anónimo dijo...

Creo que, dadas las condiciones mundiales y dada la dependencia que tiene nuestro país respecto a lo que pasa, no sólo en EU, sino también en el resto del mundo; esta es una gran oportunidad de realizar reformas estructurales que permitan que México comienze a utilizar nuevas alternativas de energía, esto con el fin de suavizar de alguna manera el impacto de los choques de oferta en el crecimiento y desarrollo.
Christian Jiménez V.

noticias dijo...

guaaa!! me encanta el blog, siempre encuentro temas muy interesantes.