miércoles, 16 de marzo de 2011

Desastre en Japón y Efectos Económicos

Acceder a mi columna Tintero Económico, que se publica hoy en el Universal

24 comentarios:

Paulina Moreno dijo...

Sin duda el mundo entero se suma a la causa de Japón después del terremoto que sufrió y que provocó innumerables pérdidas humanas, grandes daños a distintos sectores económicos, daños materiales a edificios y viviendas, etc. Es importante mencionar que económicamente Japón va a enfrentar distintos problemas, entre los que destacan pérdidas en el sector automotriz, pérdidas en el sistema de distribución, pues ferreocarriles, carreteras y puertos se mantienen cerrados, lo que repercute directamente en las exportaciones de partes japonesas al mundo entero. Asimismo, como bien dice el artículo, Japón producía el 30% de su energía con plantas de energía nuclear y debido a los daños provocados por el terremoto y tsunami, ha habido apagones e interrupciones. Me parece pertinente recalcar que el desatre nuclear si puede causar un gran impacto en el resto del mundo. Se habla de lluvia ácida que provoca alopecia, cáncer y otra enfermedades. A causa del desastre nuclear se puede iniciar un debate acerca de el uso de energía nuclear como energía alternativa a la que se produce a partir del petróleo, pues los efectos nucleares son por demás perjudiciales para los seres humanos. La pregunta es ¿qué medidas tomará el gobierno de Japón para mitigar los efectos del terremoto? Se habla de que el Banco de Japón planea inyectar capital en el sistema bancario para equilibrar los mercados, pues en lo que va de la semana la Bolsa de Valores de Japón ha registrado pérdidas. Como se menciona, Japón sostiene una deuda de 200% de su PIB y aun así es la tercera economía en el mundo. Es por eso que diversos economistas del mundo sostienen que la recuperación de Japón no tomará tanto tiempo. Ya quisieramos que eso pasara en México, pues aquí sin terremoto, ni siquiera figura como potencia emergente.

Anónimo dijo...

Me parece interesante que, a diferencia de pensar en las consecuencias del terremoto, del tsunami y de la alerta nuclear son sólo negativas, estosm hechos pueden generar beneficios, aunque no a corto plazo. No me queda muy claro cómo es que afecta más el daño que se generó en el sector energético que el causado por el petróleo si Japón en gran demandante del crudo y la cifra que mencionas en el sector energético es de 30%. Me parece una buena opción el uso de energía diferente a la nuclear.
Zaira González

Anónimo dijo...

Creo que el uso de energía nuclear es un tema controvertido.Si el reactor nuclear está bien contruido para resistir a los desastres naturales , la probabilidad de que ocurra un accidente es casi nula; sin embargo,si hay un accidente, las consecuencias son terribles. El problema es que nadie pensó que un tsunami afectaría los reactores nucleares de Japón... Yo creo que el uso de energía nuclar no disminuirá en otros países pues ya han invertido mucho en este tipo de energía y los resultados son relativamente buenosy prometedores para el futuro. Tal vez invertirán en investigaciones para la consttrucción de reactores más seguros.
Karla G.S.

Anónimo dijo...

A pesar de que Gerardo Rodriguez, sub secretario de Hacienda, afirmó que México está blindado contra las repercusiones económicas del desastre japonés debido a los niveles récord de reservas internacionales, lo cierto es que la interdependencia existente entre México y la nación nipona podrá tener efectos adversos en nuestra economía. Japón suspendió operaciones en diversas plantas automotrices, las cuales cuentan con inventarios únicamente por sesenta días. Esto podrá generar alzas en los precios internos relacionados con auto partes, ya que este tipo de bienes escaseará. Además, dado que la producción se ha interrumpido, en unos días se podrán registrar despidos en distintas empresas ensambladores de automotrices japonesas en México. Lo único que se puede percibir como favorable es el incremento en los precios del crudo a raíz del incremento de la demanda de éste en Japón. No obstante, yo me mantengo escéptico, como lo he discutido anteriormente, de que un alza en el precio del petróleo puede ser más nocivo que benéfico en México. JAVIER VILLALBA

Anónimo dijo...

No sé si este en lo correcto, pero resulta que la deuda japonesa es cinco veces la mexicana, y mientras que en nuestro país representa el 20% del PIB, en ese país es el 200%. Esto aunado a una recesión o bajo crecimiento económico que ya lleva varios años, desemboca en crisis. Sin embargo, como menciona, este acontecimiento puede que genere cambios a la economía nipona y les permita salir del estancamiento en donde están. Esperemos que el desastre nuclear no vaya más allá y que la reconstrucción empiece pronto.
José Luis Rangel

Anónimo dijo...

Me parece increíble que mientras el riesgo de una catástrofe nuclear se agrava en Japón conforme transcurren los días, países como Rusia continúan con una activa política pronuclear sin plantearse una revisión radical de las medidas de seguridad en sus cenrales nucleares ...
Estefanía C.

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Rusia/exhibe/activa/politica/pronuclear/pese/catastrofe/Japon/elpepuint/20110317elpepuint_2/Tes

J Eduardo dijo...

La tragedia de Japón nos incumbe sin duda a todos. Por supuesto que las pérdidas humanas son irreparables y la recuperación de las pérdidas materiales serán increíblemente costosas. Con todo, Japón sigue siendo la tercera economía del mundo y me parece que su éxito radica en su capital humano y en sus habilidades organizacionales. Esperemos que la recuperación sea rápida y homogénea.

Patrizio dijo...

Creo que los problemas que tiene Japón tanto económicos como sociales son de gran magnitud. No estoy de acuerdo con los que señalan que esta catástrofe puede mejorar el problema económico que ha presentado Japón durante los últimos años, por el contrario, siguiendo modelos neoclásicos de crecimiento creo que lo que este desastre causo fue un salto de curva de producción generando un stock de capital y aunque por lo mismo pueda tener una mayor tasa de crecimiento a corto plazo, su producto en el estado estacionario se vio afectado de manera negativa.
Además, creo que la pérdida más importante son los seres humanos y no vistos sólo como capital humano sino de una forma más filantrópica.

Anónimo dijo...

La catástrofe que sufrió Japón ha causado grandes pérdidas tanto humanas como materiales y en esta era de globalización todas las economías están conectadas de una u otra manera, las consecuencias del terremoto y la crisis nuclear se ha visto reflejada en los mercados internacionales. En cuanto al tema de crecimiento, creo que serían dos los mejores caminos para salir adelante, el primero sería motivar un cambio en la propensión marginal a ahorrar: en una sociedad en donde existen altas tasas de ahorro es inmediato suponer que existen bajos niveles de consumo interno, lo que resulta también en un menor nivel de producto realizado. En cuanto al segundo camino posible, para contrarrestar la pérdida económica del capital humano, se podrían emplear los modelos de crecimiento que adoptó Alemania tras la Segunda Guerra Mundial.

Hegel R

Anónimo dijo...

Creo que nadie puede negar que la mayor pérdida para Japón son las vidas humanas. sin embargo, es importante que se ponga atención en los impactos económicos del desastre porque quizá la mejor forma de ayudar a los que ahora están viviendo esta desagracia es garantizarles que la economía del país no se vendrá abajo.

Sarait C.

Anónimo dijo...

Me parece que una de las variables de mayor importancia para la recuperación económica es el estado de aparato financiero de Japón. Si bien, muchos países desarrollados, como Estados Unidos, tienen niveles de deuda similares, o incluso mayores a los de Japón, sin que esto sea motivo de preocupación, un desastre del tamaño del que está sufriendo este país, necesariamente necesitará que un aumento en los niveles de deuda para reponerse. Sin embargo, con el aparato productivo estancado, al aumentar el nivel de deuda externa sí puede ser preocupante puesto que se puede dar una situación de suspensión del pago. Sin embargo, Japón tiene una buena noticia: dado que tiene niveles de ahorro internos tan altos y un aparato financiero de buena calidad y estable, podrá buscar financiarse con deuda de bajo costo (apelando a la unidad nacional) y sin el riesgo internacional de caer en falta de pago. Sin embargo, para esto es crucial que, especialmente ahora, cuide de su aparato financiero y que el gobierno de buenas señales al público con respecto a esto.
Por otro lado, hablando de la pérdida de capital humano, si bien esto puede sonar un poco crudo, es importante darse cuenta que Japón no sólo tiene una gran cantidad de este capital, sino que el porcentaje de capital humano calificado es mucho más alto que el de muchas economías. Entonces, si bien es una tragedia lo que ha sucedido en Japón y si bien es cierto que la pérdida de capital humano tendrá un impacto negativo en la economía, yo creo que este impacto no será tan grande como pudiera serlo en un país que niveles bajos de calificación en la mayor parte de su población, como por ejemplo, México.

Isabel Martínez

Anónimo dijo...

El mundo entero está de luto por la tragedia ocurrida en Japón; sin embargo, coincido ampliamente con la visión de que es relevante analizar tanto las pérdidas como los beneficios futuros que este lamentable evento podría generar. Aunque es posible que este evento genere beneficios creo que éstos, si llegan a suceder, serán en el muy largo plazo. Además es importante considerar que un fuerte crecimiento después de una tragedia de este tipo no es una situación anormal, dado que estos desastres naturales suspenden temporalmente una parte importante de la economía por lo que cuando ésta logra arrancar motores de nuevo el crecimiento es mucho mayor. Con esto busco enfatizar que el crecimiento económico debe analizarse minuciosamente para poder observar cuál es la razón por la que un país crece.

Luis E. Tierrablanca

AKaren dijo...

Con respecto a la falacia de la ventana rota, me parece que el efecto final de un desastre está fuertemente relacionado con las instituciones de cada economía. Con esto me refiero a que, si bien es cierto que la reconstrucción de un país no genera riqueza adicional, los desastres naturales generan comúnmente unidad entre la población y el país afectado atrae apoyo económico. Me parece que la atención y la cohesión ganadas pueden servir no sólo para reconstruir lo perdido, sino para detonar cambios e incluso impactar la actitud de los actores económicos hacia el trabajo y el esfuerzo, los cuáles al final llevarían a una economía a crecer. El problema que menciono relacionado con las instituciones es que, debido a su estructura, éstas frenen o nulifiquen esos efectos positivos. Un ejemplo podría ser Haití, donde la corrupción y estructura de incentivos que genera incompetencia de las autoridades han sido factores que han entorpecido incluso la “primera etapa” de recuperación.

Anónimo dijo...

Con este desastre así como con otros que han existido, pienso que se debe de tener en cuenta la gravedad humana de lo que se esta hablando. Además de las pérdidas o beneficios que Japón pueda obtener no hay que perder de vista la explotación comercial que se le da. Por ejemplo, existe un estudio que analiza los beneficios económicos que el holocausto y la segunda guerra mundial ha representado para la industria cinematográfica y para otros sectores. Por ahora los medios de comunicación son algunos de los beneficiados, que me parece excesiva la forma en que lo explotan sacando "noticias" amarillistas. Pienso que se pueden aprovechar de que el ser humano sea sensible y se preocupe a situaciones como esta pero puede llegar al morbo y a una concepción deshumanizada.
José Alejandro Larios Barrientos

Oliver dijo...

Creo que la situación por la que pasa Japón actualmente es equiparable a la que tenía después de la segunda guerra mundial. Sin embargo, existen aspectos que llaman la atención: el capital humano que se perdió con el tsunami y el terremoto además de ser invaluable será muy complicado de reemplazar. Es más, los efectos de los altos niveles de radiación pueden tener consecuencias en el largo plazo similares a las del accidente de la empresa Dow en Bhopal. Lo anterior, tendrá que afectar la tasa de crecimiento de la economía japonesa en el largo plazo así como su motor de crecimiento económico en el corto plazo. El reto que representa sustituir su energía nuclear por alguna de otro tipo, modificará su estructura productiva y generará incentivos para innovar en otro tipo de tecnología menos peligrosa y más eficiente. Sin embargo, las medidas urgentes por reconstruir el país pueden llevar a que este acontecimiento benéfico para la economía mundial no suceda y nos quedemos inmersoss en un proceso más lento de recuperación económica mundial. Por lo que la ventana de oportunidades parece ser no tan grande y tendrá que decidirse con el tiempo su función.

Isaac dijo...

Es muy probable que este evento ocasione una reestructuración en términos económicos para Japón,quizás pueda darle el dinamismo que necesita tanto esta eocnomía, aunque sin cambios estructurales importantes (como la tasa de ahorro y la deuda pública) es posible que Japón vuelva a un periodo de crecimiento cercano a cero.

Anónimo dijo...

Me parece interesante conocer las consecuencias de este terremoto no solo para Japon sino para el mundo. Las perdidas humanas y los daños materiales son los mas comentados y, sin duda, la gente que murio es la perdida mas grande pero las implicaciones economicas no parecen tan claras. La caida en las exportaciones y el aumento en el gasto publico para la recostruccion parecen obvias pero las repecusiones a los mercados dependen de sobremanera la incertidumbre por lo que no se pueden predecir. Las especulaciones tambien tendran papel importante en el desarrollo de los mercados.
Majo GG

Profesor dijo...

La recuperación económica en Japón depende de más variables que no son tan fáciles de identificar, como lo menciona, ya ha ocurrido que después de un desastre se den las condiciones para un mayor crecimiento que el que se llevaba anteriormente, sin embargo, la deuda, la demanda del crudo y la perdida en las vías de comunicación no harán tan fácil la recuperación.

Jorge Nava

Anónimo dijo...

Japón que se abrió y se desarrolló desde la restauración meiji, y supo desarrollarse con pocas recursos naturales y medios geográfico particularmente desfavorable, pero Japón siempre mostró su capacidad volver a animarse frente a las dificultades engendrados particularmente por la movilización y la borradura de la población en provecho del estado, el país es pues capaz de rebotar otra vez después de la mas grande catástrofe de su historia
El texto presenta Interesante referencia a Bastiat sobre el crecimiento que provoca una guerra comparada con la de un desastre natural que va a engendrar la recuperación y el crecimiento por la actividad de reconstrucción ; pero antes de la reconstrucción, el crecimiento es afectado muy fuertemente por la destrucción de la infraestructura y de los medios de intercambio y comunicación. Pero para reconstruir necesidad de rendetterse o de revender bonos de la deuda americana porque Japón es el segundo poseedor de títulos de deuda americana detrás de la china, esta liquidación si se produce podría contaminar los mercados financieros.
Consecuencias también sobre el curso de las acciones de las empresas japonesas que fracasan, apreciación del yen, enorme costos para los seguros, las numerosas empresas no proseguido el trabajo, pánico sobre los mercados financiero.
Japón también es un grande importador particularmente de alimentario esto puede afectar los países exportadores.
En fin asistimos a una descuento en la cuestión de la energía con las variaciones del petróleo provocada por los acontecimientos de África del Norte y la reactivación del debate sobre el nuclear con la catástrofe japonesa. Pero las soluciones energéticas alternativas siempre no están listas.
PLASSOT thibaut

Anónimo dijo...

Como muchos han mencionado, el acontecimiento acaecido en Japón es algo lamentable ya que las pérdidas son enormes. A pesar de que las pérdidas humanas son las más importantes debido a su carácter de irreparables y dolorosas, existen a la par grandes pérdidas económicas, tanto de capital humano como capital físico que en el futuro traerán grandes consecuencias.

Por otra parte, no estoy en desacuerdo con que el evento podría traer efectos positivos para la economía japonesa. Como se menciona en la falacia, "la ventana rota", va a ir generando dinero y empleos en forma de espiral; sin embargo, esos recursos pudieron haber sido utilizados para crear más riquezas.

Juan David

Sandra dijo...

Me parece que la baja tendencia marginal a consumir japonesa en estos momentos puede ser de gran ayuda, puesto que los bancos tendrán más fondos que prestar y la recuperación será más rápida. Por otra parte, tal vez sea difícil una recuperación al corto plazo de una economía tan grande, aunque muchas empresas japonesas que tienen sucursales en otro lugar no han quedado del todo afectadas por el sismo. Por otra parte, el sector financiero está cayendo a cifras de 10 por ciento, lo que significa que las utilidades de las empresas japonesas que figuran en los índices están brindando más utilidades.
THALIA ESPAÑA

Anónimo dijo...

Creo que el desastre ocurrido en Japón deja entrever la importancia que tiene la naturaleza en el desenvolvimiento de la economía.
Sin duda, dependemos de ella; es por esa razón que el tema naturaleza-economía debería ser considerado con mucha mayor frecuencia en los múltiples debates que se generan de política publica, y no me refiero a la creación de empresas verdes sino a la prioridad que debería tener la naturaleza en nuestras decisiones de agentes económicos racionales.
Christian G. Jiménez V.

Daniel dijo...

Creo que es muy importante el punto que se aclara en la columna y siento que no se le da la debida importancia: El hecho de que Japón tiene un déficit público enorme y que, dado el nuevo choque de oferta supernegativo, el costo de volver a reconstruir parte del país no será trivial, y peor aun con los costos del desastre nuclear (que, si bien Japón cuida la calidad de sus productos, sabemos que las plantas nucleares en las que ocurrieron los incendios están cerca de sembradíos y que hay riesgo de que la producción agropecuaria se vea contaminada por la planta, por ello esto implica también un choque de oferta negativo) que reforzarán el efecto negativo en el PIB, por lo cual no sólo es de esperarse sino que es obvio que Japón pasará por una pequeña etapa de recesión en el corto plazo.

Anónimo dijo...

es muy preocupante para la humanidad pero si creen que se esta diciendo la verdad, conforme al tamaño de la contaminación.