miércoles, 9 de marzo de 2011

El FMI y el Debate de la Macroeconomía

Mi columna, Tintero Económico, en el Universal

28 comentarios:

Anónimo dijo...

Considero que este debate puede ser una gran oportunidad para que se analicen los planteamientos macroeconómicos alternativos de otras escuelas diferentes a la predominante durante el periodo de la Gran Moderación.Asimismo,coincido en que el papel que está desempeñando el FMI es plausible, debido a que promueve la revisión e incluso la modificación de los principios que han dominado la Macroeconomía durante los últimos años.
Estefania C.

Anónimo dijo...

Me parece que el Fondo Monetario Internacional refleja un mayor grado de apertura en materia de debate económico. La crisis reciente ha obligado a esta insitución a realizar cambios, menos ortodoxos, y más orientados hacia el control y la regulación de diferentes economías. Creo que estas acciones muestran un avance y podrán ser benéficas para la recuperación y el desarrollo económico de otros países. JAVIER VILLALBA

Anónimo dijo...

Desde mi perspectiva mi parece que no hay mejor plan que discutir los principales temas de nuestra economía. No hay que cerrarse e implementar una teoría, porque la historia nos ha demostrado que la economía mucho se puede basar en modelos matemáticos y proyecciones, pero al final del día no dejará de ser una ciencia social.

Por ello, creo que la mejor forma de contrarrestar este efecto es escuchar todas las opiniones ya que creo que una teoría general es muy difícil que exista, y una teoría o modelo se complementa con otro.

Ojalá que este debate se he llevado de la mejor manera, pero sobretodo que sirva para mejorar las condiciones actuales y evitar catástrofes futuras.
Iván C.

Daniel dijo...

Pues sí, no sólo era lógico sino era necesario un cambio en las recomendaciones del FMI. Las recesiones en varios países latinoamericanos a fines de la década del noventa y crisis financieras como la de Argentina a finales de 2001, son presentadas como pruebas del fracaso de las "recetas" del Fondo Monetario Internacional, por cuanto esos países determinaron su política económica bajo las recomendaciones del organismo.

Cabe recordar que, a diferencia de las del BM, las políticas del Fondo Monetario Internacional son determinadas por funcionarios que no entienden cabalmente la situación de los países sobre los que deciden. Sin embargo, tales funcionarios están en condiciones de diseñar y aun alterar radicalmente en pocos días políticas de comunidades enteras que hasta ahora funcionaban bien y fueron modelo de éxito económico.
Por lo general, algunas de las condiciones obligan a los países a renunciar a sus políticas de protección a empresas e intereses nacionales y a abrir rápidamente sus economías, especialmente en el sector financiero, a la propiedad extranjera.
En fin... qué bueno que el FMI está dejando atrás la etapa de dar "recetas" sacadas de libros de texto y comience a hacer algo útil.

Oliver dijo...

Las enseñanzas de la crisis financiera definitivamente deben de aprovecharse. Lo que hace Oliver Blanchard y su equipo en el FMI es enriquecer un debate acerca de los instrumentos ortodoxos de política monetaria y fiscal para enfrentar los choques financieros. Lo más importante que puede surgir de este debate es el papel esencial de la política monetaria en su interacción con el factor financiero. Ya que actualmente este sector tiene un impacto en la economía equiparable a la estabilidad de precios.

Anónimo dijo...

Creo que sería bueno que las reglas del FMI cambiaran, pensando en la interdependencia que va creciendo con la globalización: el beneficio de uno puede servir para el beneficio de los otros.Sin embargo, el Fmi no deja de ser una especie de banco que necesita cierta seguridad para que le paguen( con la condición de austeridad es más probable que le paguen)...la reforma en alguna regla podría poner en peligro esta seguridad... y quien sabe si esto sería conveniente para los países que proporcionan recursos.
Karla González.

Anónimo dijo...

La reciente crisis es la oportunidad perfecta para revisar las reglas de varias instituciones, no solo el FMI. Como hemos visto, en las recesiones es donde las teorias se cuestionan y surgen nuevas, POr esto la decison del FMI es aplaudible aunque hay que esperar los resultados. Esta organizacion ha dado un paso adelante y mostrando el camino para q otras lo haga.
Majo gg

Anónimo dijo...

Los politicas macro habian permitido de calmar la calefacción demasiado de la economía los ultimas décadas antes el crisis pero en realidad solo habían aplazado el vencimiento , provocando una crisis de mas grande amplitud.
En el artículo de BLANCHARD , subraya que debieron utilizar más instrumentos de reglamentación y de pol monetaria , es también interesante ver que BLANCHARD se pregunta si debemos utilizar blanco/objetivos de inflación más alto para obtener más margen de maniobra en periodo de mala coyuntura , además subraya el vuelta de la importancia que debe jugar la política presupuestaria.
Por fin parece esencial de ampliar el debate sobre los políticas heterodoxias y el papel que pueden traer ,debemos crear un debate real.

PLASSOT Thibaut

Anónimo dijo...

Esta es una oportunidad para enriquecer a una ciencia relativamente joven. Aunque ya existen teorías macroeconómicas, existe la posibilidad de mejorarlas, ya que la falibilidad de estas teorías se vio expuesta en la reciente crisis. Seguramente los cambios no se verán reflejados si no hasta dentro de algunos años, pero esto puede ser de gran avance para esta ciencia.
José Luis Rangel

Anónimo dijo...

Como bien dice Daniel, muchas de las crisis en latinoamérica demuestran el fracaso del recetario mágico. Si bien la economía ortodoxa ha tenido un gran desarrollo, no podemos olvidar que son abstracciones de la realidad. Los modelos son la mejor guía para explicar la realidad, pero su generalización es un paso difícil de dar. Pueden existir ciertos principios básicos, pero deben de estar situados en el contexto de cada país, región o situación. No puede haber políticas Top-down como las que eran propuestas por los organismos internacionales. Como explica Easterly en su libro "The White Man's Burden", se necesita tener información local sobre el lugar que se quiere ayudar. Además no existe solución perfecta, es un mecanismo de prueba y error. Lástima que tuviera que ser depués de la crisis para que el FMI se diera cuenta de ello.
José Alejandro Larios Barrientos

Anónimo dijo...

Me parece que si bien es cierto que el FMI ha liberalizado un poco sus políticas desde la crisis y gracias a su nuevo dirigente, es importante no perder de vista que no todas sus políticas han sido ajustadas y que es necesario seguir estando atentos a las reformas que se hagan dentro del organismo para garantizar que este proceso continúe.
Isabel Martínez

Anónimo dijo...

Con la última crisis se han promovido importantes cambios en diversas instituciones, desde la implementación del BASEL III hasta la aplicación de políticas menos ortodoxas por parte de organismos internacionales, en este caso el FMI. Es importante mantener el canal de discusión abierto a nuevas corrientes de pensamiento con el fin de aprovechar los diversos enfoques que las escuelas ofrecen. Al final, el objetivo sigue siendo el mismo, promover el desarrollo económico de los países.
Hegel R

Profesor dijo...

El que una institución como el Fondo Monetario Internacional abra el debate acerca de las políticas macroeconómicas correctas, es reflejo del manejo incorrecto durante la crisis de 2008, así mismo las secretarías deberían aceptar la ayuda de expertos para mejorar el manejo del sector económico.
Jorge Nava

J Eduardo dijo...

Me parece un avance significativo que se discuta la visión del FMI, pues existe gran evidencia de que querer aplicar el modelo de Harris-Todaro a todos los países que recurren al Fondo ha tenido muchos fracasos. Hacer préstamos para reducir la brecha de financiamiento (diferencia entre la inversión requerida y el ahorro nacional) para alcanzar objetivos arbitrarios de crecimiento, no funciona si no se toman en cuenta los incentivos y muchas de las condiciones locales del país. Creo que el FMI podría tomar un mejor camino si se dejan de lado las prescripciones estándares y se toman en cuenta factores específicos de los países.

Pepedu.-

J Eduardo dijo...

Me parece un avance significativo que se discuta la visión del FMI, pues existe gran evidencia de que querer aplicar el modelo de Harris-Todaro a todos los países que recurren al Fondo ha tenido muchos fracasos. Hacer préstamos para reducir la brecha de financiamiento (diferencia entre la inversión requerida y el ahorro nacional) para alcanzar objetivos arbitrarios de crecimiento, no funciona si no se toman en cuenta los incentivos y muchas de las condiciones locales del país. Creo que el FMI podría tomar un mejor camino si se dejan de lado las prescripciones estándares y se toman en cuenta factores específicos de los países.

Pepedu.-

AKaren dijo...

Las críticas al FMI han sido contradictorias; por ejemplo, hay quiénes lo han criticado por forzar la devaluación en sus “protegidos” contra no insistir en tasas tipos de cambio más flexibles o por prestar muy fácilmente contra no dar préstamos aún más grandes, etc. En 1999 Eichengreen hizo una crítica al FMI donde dice que éste debería de funcionar más como un consejero sobre regulación prudente y el guardián que contribuya a evitar crisis financieras en lugar de ser un defensor acérrimo de la liberalización de la cuenta de capital.
Me parece que este cambio de visión es muy trascendente incorpora conocimiento acumulado que se ha logrado en la macroeconomía. Sin embargo, el cambio de papel mencionado podría ser aún más importante que el mero hecho de modificar la visión con la cuál seguir imponiendo condiciones que están orientadas a la liberalización y que en ocasiones han llegado a ser muy dañinas.

Anónimo dijo...

Considero que es importante que la investigación sobre lo que ocasionó la crisis así como las mejores soluciones para enfrentarla no sólo se quede en la academia. Es de reconocerse que organismos como el FMI muestren interés en explorar soluciones que no necesariamente estén atadas a una ideología.

Sarait C.

Anónimo dijo...

Es alentador que el FMI abra las puertas al debate. En primer lugar, porque es importante la discusión de los temas que mencionas sobre todo cuando las situaciones se vuelven menos predecibles; en segundo lugar porque otras instituciones pueden imitar este hecho, debatir y proponer soluciones, que al final, es lo que importa.

Zaira González

Paulina Moreno dijo...

Es interesante saber que la FMI está promoviendo un espacio de debate para discutir la situación del mercado. Sin embargo, como organismo macroeconómico encargado de evitar las crisis en el sistema monetario y alentar a los países a adoptar medidas de política económica, es lógico pensar que esta medida debió de haberse adoptado desde un principio, tal vez eso hubiera disminuido los estragos de las recesiones recientes. Finalmente, se espera que el debate logre lo que se propone y que no se quede en una sala de discusión.

Paulina Moreno

Toño dijo...

Me parece muy bien que el FMI tenga la apertura para iniciar este tipo de debates, que son de mucha utilidad para el mejoramiento de la macroeconomía. Espero que las conclusiones que surjan de estos debates ayuden al mejoramiento de la disciplina, ya que en consecuencia las medidas que se tomen en los casos prácticos van a ser mejores.

Anónimo dijo...

Creo que la decisión del FMI de buscar nuevos mecanismos para la resolución de problemas macroeconómicos y abrir debates para que se expongan diferentes puntos de vista es muy acertada y útil para una economía que acaba de salir de una gran recesión.
Ademas, al abrir la discusión para integrar nuevos aspectos de análisis para las economías, permite la formulación de nuevas teorías para el desarrollo de los países y la posibilidad de sostener el crecimiento económico.
Pablo López Esteves

Gonzos dijo...

Coincido con la posición de la mayoría sobre lo importante que es que se consideren diferentes visiones que no pueden más que enriquecer el debate. Se ha observado que los efectos de la "condicionalidad" de los apoyos del FMI han sido, en general, negativos por lo que abrir el debate sobre los principios macroeconómicos fundamentales es una oportunidad para transformar y aumentar el alcance de las políticas del FMI para con el mundo. En ese sentido, sería importante que el debate pueda llevarse hacia políticas reales y conseguir así que el FMI pueda convertirse en un actor con cada vez más relevancia en un mundo cada vez más interconectado.

Isaac dijo...

Es interesante cuestionar las políticas del IMF a la luz de la creciente crisis financiera; muchas interrogantes que no se hubiesen planteado de otra forma enriquecen el debate sobre la ortodoxia de sus políticas.

No olvidemos que muchas veces que las reformas precipitadas sin suficiente discusión conducen a modificaciones que pueden tener efectos indesedos o sorpresivos en la economía.

Creo que mucho del supuesto fracaso de las políticas del IMF en países en desarrollo se deben a su mala o incompleta implementación antes que a la propia efectividad de éstas.

Patrizio dijo...

Creo que abrir el debate de las decisiones o imposiciones que realiza el FMI es una excelente idea pues, suponiendo que los principios acutales realmente sean los mejores BLanchard no está dictando que deban ser cambiados. Además, las purebas empíricas como la última crisis exigen la necesidad de buscar soluciones de raíz y me parece que ésta puede ser una de ellas.

Anónimo dijo...

Sin lugar a dudas, el inicio del debate en temas tan esenciales como lo es la política monetaria y fiscal es una buena e importante noticia. Comparto fuertemente la opinión de la columna sobre la nueva relevancia y perspectiva que está adoptando el Fondo Monetario Internacional. Además, estas acciones nos muestran a los economistas como nuestra ciencia no tiene principios irrefutables e indiscutibles; sino todo lo contrario, nuestro oficio contiene altos niveles de incertidumbre y, gracias a ello, debemos de estar preparados para adaptarnos y evolucionar al nivel que tanto la economía como el bienestar de la sociedad lo piden.

Luis Enrique Tierrablanca

Anónimo dijo...

Considero que el debate y la discusión, como mencionas, son las mejores formas de hacer avanzar una ciencia. Es importante no cerrarse a nuevas corrientes de pensamiento; más aún, considero importante el hecho de aprovechar los diversos enfoques que las escuelas ofrecen para enriquecer la opinión que se pudiese dar y no sólo encerrarse en recetas mágicas que pueden llegar a no funcionar.

Juan David

Anónimo dijo...

Si es cierto que la apertura al debate genera cierta expectativa de cambio en la política del FMI, es cierto también que estos cambios se darán en la medida en que las demás entidades gubernamentales fomenten la discusión y el debate. Creo que no es suficiente con que una entidad genere el debate; es preciso que la discusión sea mas incluyente, de tal manera que los cambios no sólo se logren a nivel de entidades independientes.
Christian G. Jiménez Villarreal

Sandra dijo...

me parece que una no intervención en los flujos de capital sería perjudicial para una crisis financiera, ya que los ingresos de las empresas disminuirían y eso facilitaría el quiebre o el recorte de personal de muchas empresas
THALIA ESPAÑA