miércoles, 18 de agosto de 2010

Incertidumbres en la Elaboración del Paquete Fiscal

Les comparto el acceso a mi columna, Tintero Económico, que se publica hoy en el Universal

27 comentarios:

Jramirez dijo...

me pareció interesante realzar el papel de la FED en este panorama, de cierta manera fungiendo como "equilibrista" ya que por una parte, aunque sus reservas sean altas, no se puede dar el lujo aumentar su tasa de interés que represente una señal de desaliento al sector productivo.

Considero que Banxico a pesar de que se le impute un mayor protagonismo para resarcir los efectos de la recesión, se ha logrado mantener estable, lo cual es la mejor señal que pueda mandar al público.
Julio Andrés Ramírez González

Anónimo dijo...

Jramirez,

Por favor explicanos que es eso de que la FED tiene reservas altas.

También puedes explicarnos que significa que Banxico "se ha logrado mantener estable".

Por favor, aprende a expresarte.

Has de ser de la UNAM.

Carlos Villafranca dijo...

Las condiciones adversas que acompañan a la economía nacional parece colocar un reto para las tendencias ideológicas actuales, ¿cómo mejorar las condiciones de empleo y productividad sin provocar un sacrificio mayúsculo para las generaciones venideras? Usted que opina al respecto Dr. Alejandro.

Alejandro Villagomez dijo...

Carlos, estoy de acuerdo con el tema de productividad que es un elemento crucial, aunque no el único. Si tuviera la respuesta precisa ya la hubiera publicado. De hecho este es el tema central en la reunión de este año del Grupo Huatusco.

Rodrigo V dijo...

Creo que vale la pena preguntarse por qué la FED creció tanto su balance en los últimos dos años. Gran parte de las inyecciones de liquidez terminan por aumentar las reservas de los bancos en la FED. ¿No es peligroso que los bancos tengan tanto dinero disponible? ¿Existe el riesgo de qué si los bancos, cuando supongan que ya empezó la recuperación, usen esas reservas y se dispare la inflación en EE. UU.?

Anónimo dijo...

Profundizando sobre un punto que menciona en su columna acerca de la hoja de balance de la FED, es importante recalcar que hay cerca 900 millones de dolares de la banca comercial en las cuentas de reserva. Este dinero todavía no ha entrado a la "economía real" pero podría llegar a ocasionar un serio problema inflacionario. Profesor,que podría hacer la FED para combatir este esta posible inflación que algunos analistas creen que podría llegar a los dos dígitos?
Carlos Castillo

Anónimo dijo...

Es más que sabido que los efectos de la crisis económica han permeado a todos los estratos sociales del país, sin embago, no debe ser olvidado el hecho de que los pobres siguen siendo los más afectados. Por lo tanto, ante la incertidumbre que se vive y las constantes dudas que se desarrollan alrededor de cómo distribuir el gasto para el siguente año, es una necesidad imperativa presentar una propuesta que se enfoque en proteger tanto como sea posible al sector más vulnerable de la sociedad. En otras palabras, considero que el ejecutivo debe prestar particular atención a los recursos que destine a proyectos de asistencia social para que cuaquier error planteado en los Criterios de Política Económica los afecten de la menor forma posible.
M. Araceli Ramírez

Anónimo dijo...

Creo que es un error tener tanta fe a los ingresos provenientes del petróleo y que el gasto público debería reducirse, dado el contexto económico mundial. Debería considerarse con más atención el futuro de la economía de Estados Unidos, así como las decisiones de la FED que sin duda afectarán el precio del petróleo y otras variables.
Analuisa Guerra.

Anónimo dijo...

En definitiva, la estimación del marco macroeconómico contenido en los Criterios de Política Económica es importante para poder “pronosticar” los problemas económicos que se puedan suscitar en el año siguiente por lo que el contenido de este documento debe ser de nuestro interés y preocupación. Sin embargo, estando a tres semanas de que el gobierno presente el presupuesto de egresos y la ley de ingresos para 2011, sería importante analizar las consecuencias que tendrá la salida de Alejandro Mariano Werner, subsecretario de Hacienda, quien dejó varios temas por resolver entre ellos la entrega del presupuesto del próximo año.

Si bien este factor no debería ser crucial para la determinación de ciertas variables macroeconómicas para el ejercicio administrativo de la federación, sí sería relevante reflexionar sobre la falta de interés y de ética que tienen nuestras autoridades respecto a este problema que al final repercute a todos.

Adriana Becerril

Anónimo dijo...

Considero que es un error tener tanta fe a los ingresos provenientes del petróleo y que el gasto público debería reducirse, dado el contexto económico mundial. Debería considerarse con más atención el futuro de la economía de Estados Unidos, así como las decisiones de la FED que sin duda afectarán el precio del petróleo y otras variables.
Analuisa Guerra.

Anónimo dijo...

A mi parecer, el objetivo principal del presupuesto, en lo que a estrategias se refiere, debe estar enfocado en la reactivación del mercado interno; esto debido a que no se puede seguir dependiendo de una recuperación basada en exportaciones; las cuales, como se menciona en la columna, están directamente relacionadas con decisiones estadounidenses...
Profesor, ¿existe ya alguna propuesta "mediática/famosa", como fue el caso de la eliminación de la tenencia, enfocada en la reactivación del mercado interno? o, incluso, ¿ya se planteó una nueva medida (nuevo impuetso) que compense lo que se dejará de captar por la tenencia?

Cesángari López

Anónimo dijo...

A mi parecer, el objetivo principal del presupuesto, en lo que a estrategias se refiere, debe estar enfocado en la reactivación del mercado interno; esto debido a que no se puede seguir dependiendo de una recuperación basada en exportaciones; las cuales, como se menciona en la columna, están directamente relacionadas con decisiones estadounidenses...
Profesor, ¿existe ya alguna propuesta "mediática/famosa", como fue el caso de la eliminación de la tenencia, enfocada en la reactivación del mercado interno? o, incluso, ¿ya se planteó una nueva medida (nuevo impuetso) que compense lo que se dejará de captar por la tenencia?

Cesángari López

Anónimo dijo...

Pienso que sería interesante hacer una observación detallada acerca de las implicaciones de la incertidumbre en la elaboración del paquete fiscal y, posteriormente, llevar a cabo una comparación del gasto programado y el gasto neto 'real' del año en estudio: encontrar fallas y aciertos. Creo que al analizar y superar estas condiciones adversas se pueden obtener resultados satisfactorios acerca de cómo mejorar la productividad de la economía y así asegurar el crecimiento de la misma. El problema de la incertidumbre del gasto programado del próximo año no sólo vamos a tenerlo hoy, sino que muy probablemente también prevalezca los próximos años. Aunque, quizás, en esas ocasiones no se deba a las mismas razones que las de hoy y tampoco se requieran las mismas medidas dentro del paquete fiscal, sí es factible que se generen y/o se presente la misma situación de incertidumbre.

José Antonio Hernández

Nahieli dijo...

Considero que es importante que el gobierno tome en cuenta, como lo está haciendo, techos de endeudamiento razonables, pues, de lo contrario, aunque se reactive la economía a corto plazo a costa del déficit público, a largo plazo tal déficit podría provocar que las previsiones de crecimiento se estanquen.
Nahieli Vasquez

Anónimo dijo...

La incertidumbre después de una crisis económica, como la que comenzó hace dos años, es uno de los mayores peligros en la recuperación. Lamentablemente México tiene que añadir la problemática con el precio del petroleo y la necesidad urgente de combate a la pobreza. Esto dificultará más el trabajo de las autoridades económicas. Además no debemos olvidar que el próximo año es crucial para la política mexicana porque es el previo a las elecciones presidenciales. El ejecutivo estará obligado a velar por la "buena imagen" de su gobierno; ojalá esto no lo lleve a ver únicamente soluciones de corto plazo que puedan afectar la recuperación que, parece, llevará mucho tiempo.
Pablo Soto

Gabriel Alberto Martínez Roa dijo...

creo que esta situación podría ayudar políticamente al ejecutivo para meter a la mesa de discusiones el desarrollo de instrumentos que le permitan modificar el plan de gasto de forma más oportuna, y poder reaccionar mejor ante una crisis futura.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Ana Luisa, creo que no se debe tener tanta fe en los ingresos generados por el sector petrolero. Los Criterios de Política Económica para el 2011 deben buscar, a través del uso del gasto público en servicios de salud, educación y vivienda, el mejoramiento de las condiciones de vida del capital humano que promuevan un ambiente de estabilidad social en el territorio mexicano capaz de atraer la inversión privada.
Estefanía Chávez

Anónimo dijo...

El apartado sobre la incertidumbre del petróleo es muy importante en el presupuesto para el 2011 por dos razones principalmente. En primer lugar, como establece la columna de hoy, existe gran incertidumbre sobre la volatilidad del precio y la cantidad producida de petroleó futuras. Respecto al precio, el gobierno esta "asegurado" al parecer, como se observó en la caída del precio del petróleo el año pasado. Sin embargo hay que recordar que el precio que se paga por la opción financiera que "asegura" ese precio es alto y dependerá también de la volatilidad del mismo. La tendencia de la cantidad producida es a la baja y la capacidad de inovación futura de PEMEX es dudosa por razones ya conocidas; por lo tanto, tampoco se puede esperar un aumento en la productividad petrolera. En resumen, es erróneo pensar que el presupuesto de años futuros podrá seguir dependiendo tanto de los ingresos petroleros. Esto lleva al segundo punto importante. El presupuesto debe de ir acompañado de una reforma fiscal adecuada que comience la transición de las fuentes de ingreso al rubro fiscal. Es una reforma muy esperada y necesitada; sin embargo, hasta ahora, ni el legislativo ni el ejecutivo han podido (o querido) concretar una reforma fiscal que aumente la base gravable y aumente la recaudación fiscal.
Alejandro Robinson

Anónimo dijo...

Ante la gran incertidumbre sobre los ingresos reales del gobierno federal para el 2011 se deben adoptar medidas adecuadas. Una medida sencilla en la idea y complicada en la implementación es hacer eficiente el gasto público. Es difícil o imposible controlar y prever variables como el precio de la mezcla mexicana de petróleo dentro de un año, sobre todo considerando el panorama actual. Ante este tipo de situaciones creo que debemos pensar en un escenario más o menos pesimista y con base en este planear medidas necesarias. Una medida que veo de dificilísima implementación por ser altamente impopular y políticamente incorrecto puesto que las elecciones no se ven muy lejos (despedir burócratas en tiempo de crisis no creo que de mucho votos).
Es hora de evaluar la eficacia de programas de combate a la pobreza, apoyo al campo y otros apoyos de los que se duden del cumplimiento de sus objetivos.

Francisco E. Brito

Anónimo dijo...

Considero que el problema de fondo se encuentra en la proveniencia de los ingresos federales. El Universal publicó recientemente que hay 12.85 millones de personas en el sector informal. El que 28.8% de la PEA se encuentre en este estado dificulta la estabilidad fiscal del país. Creo que ya es hora de dejar de depender de variables sobre las que no tenemos incidencia como el precio de petroleo o el crecimiento de la economía estadounidense y atender áquellas que si podemos cambiar. Hacer más eficiente el sistema tributario mexicano sería un gran comienzo.
Carlos Grandet

Jramirez dijo...

Para Anónimo

"A pesar del enorme crecimiento en la hoja de balance de la FED, ésta ha decidido mantenerla en ese nivel para evitar una acción restrictiva en su política que retroalimente una posible desaceleración"

Reconozco que cometi una importante omisión al no describir a que me referia al mencionar las "reservas" de la FED.

Como preámbulo, mencionaré un asunto básico pero importante implicito en el enunciado anterior. En la FED, como en el Banco de México, los bonos por emitir (incluyendo los mortgage back securities, provenientes de Fannie Mae y Frreddie Mac) representan los activos en su hoja de balance, mientras que el dinero en circulación (la base monetaria) y la responsabilidad por los bonos emitidos son sus pasivos.

Al tomar la FED activos llamados "tóxicos", por ejemplo, de Bear Sterns y AIG, estos pasaron a ser, en sentido formal, parte de sus reservas. Como sabemos, fueron cantidades gigantescas, lo cual aumento los activos de la FED de 700 mil millones a 2 trillones de dolares.

Intuitivamente, podremos reconocer que a la FED no le conviene mantener un nivel tan alto de reservas, por el costo de oportunidad en que incurre. Por lo cual, en situaciones normales, la FED subiría su tasa de interés para hacer más atractivos sus bonos y colocar estos recursos en la economía. Esto sería parte de una politica restrictiva, lo cual es justo lo que FED desea evitar.

Los efectos de la politica anterior serían los siguientes:

a) al elevar la tasa de interés, los créditos se volverían más caros y por ende la producción se ralentizaría

b) asimismo, desestimaría los indicios de recuperación que muy dificilmente se han venido dando

Por consiguiente, la FED ha decidido seguir con una baja tasa de interés, lo que ha traído consigo una depreciación del dólar y lógicamente una aún mayor acumulación de sus bonos, por su poco atractivo en el mercado (a pesar del nulo riesgo que representan en un volátil escenario como el actual).

Esta ha sido la dirección que ha tomado la FED para evitar las consecuencias perniciosas en la economía de una temida expansión monetaria (mayor inflación).

El Banco de México, por una parte, ha seguido su política de aumentar sus reservas internacionales (pasivos) al fin de que representen una garantía de solidez en el mercado, todo esto con el fin de evitar una degradación de la calificación crediticia de los bonos soberanos de México.

Asimismo, ha seguido una politica monetaria neutral, de tal manera observamos que la tasa de interés de referencia, el CETE ha mantenido un nivel homogéneo a lo largo de este dificil período económico.

En una situación de tal incertidumbre, una politica monetaria expansiva tal vez sea eficaz a largo plazo, pero ineficiente a corto plazo.

Análogo a esto, una política restrictiva causaría los mismos efectos que los que describí en párrafos anteriores.

Esta es parte de mi opinión personal, soy alumno del CIDE por cierto, y realmente sería interesante el debate de ideas, te invito a que aportes, a la vez que eres libre de refutar mis puntos.

Saludos

Jramirez dijo...

Para Anónimo

"A pesar del enorme crecimiento en la hoja de balance de la FED, ésta ha decidido mantenerla en ese nivel para evitar una acción restrictiva en su política que retroalimente una posible desaceleración"

Reconozco que cometi una importante omisión al no describir a que me referia al mencionar las "reservas" de la FED.

Como preámbulo, mencionaré un asunto básico pero importante implicito en el enunciado anterior. En la FED, como en el Banco de México, los bonos por emitir (incluyendo los mortgage back securities, provenientes de Fannie Mae y Frreddie Mac) representan los activos en su hoja de balance, mientras que el dinero en circulación (la base monetaria) y la responsabilidad por los bonos emitidos son sus pasivos.

Al tomar la FED activos llamados "tóxicos", por ejemplo, de Bear Sterns y AIG, estos pasaron a ser, en sentido formal, parte de sus reservas. Como sabemos, fueron cantidades gigantescas, lo cual aumento los activos de la FED de 700 mil millones a 2 trillones de dolares.

Intuitivamente, podremos reconocer que a la FED no le conviene mantener un nivel tan alto de reservas, por el costo de oportunidad en que incurre. Por lo cual, en situaciones normales, la FED subiría su tasa de interés para hacer más atractivos sus bonos y colocar estos recursos en la economía. Esto sería parte de una politica restrictiva, lo cual es justo lo que FED desea evitar.

Los efectos de la politica anterior serían los siguientes:

a) al elevar la tasa de interés, los créditos se volverían más caros y por ende la producción se ralentizaría

b) asimismo, desestimaría los indicios de recuperación que muy dificilmente se han venido dando

Por consiguiente, la FED ha decidido seguir con una baja tasa de interés, lo que ha traído consigo una depreciación del dólar y lógicamente una aún mayor acumulación de sus bonos, por su poco atractivo en el mercado (a pesar del nulo riesgo que representan en un volátil escenario como el actual).

Esta ha sido la dirección que ha tomado la FED para evitar las consecuencias perniciosas en la economía de una temida expansión monetaria (mayor inflación).

El Banco de México, por una parte, ha seguido su política de aumentar sus reservas internacionales (pasivos) al fin de que representen una garantía de solidez en el mercado, todo esto con el fin de evitar una degradación de la calificación crediticia de los bonos soberanos de México.

Asimismo, ha seguido una politica monetaria neutral, de tal manera observamos que la tasa de interés de referencia, el CETE ha mantenido un nivel homogéneo a lo largo de este dificil período económico.

En una situación de tal incertidumbre, una politica monetaria expansiva tal vez sea eficaz a largo plazo, pero ineficiente a corto plazo.

Análogo a esto, una política restrictiva causaría los mismos efectos que los que describí en párrafos anteriores.

Esta es parte de mi opinión personal, soy alumno del CIDE por cierto, y realmente sería interesante el debate de ideas, te invito a que aportes, a la vez que eres libre de refutar mis puntos.

Saludos

Anónimo dijo...

Las buenas noticias de crecimiento en EUA se han ido atenuando; esto se debe a que la recuperación de nuestros vecinos del norte fue en gran parte gracias a la inyección de dinero por parte de dichas autoridades generando un crecimiento de cierta manera artificial. Como usted menciona en su columna, el comportamiento de la economía mexicana va de la mano del de la economía norteamericana poniendo un escenario desalentador para el próximo año. Sin embargo la crisis no son tan malas, podemos aprender de ellas: es bueno comerciar con la economía más grande del mundo (aunque ahora se estima que es la segunda) pero confiarles 90% de nuestras exportaciones parece excesivo; esto desafía la teoría de un portafolio bien diversificado. Lamentablemente, el humano es el único ser que tropieza dos veces con la misma piedra.

Irving Alejandro González Hernández

Jorge Gutiérrez dijo...

Profesor,
Como mencionó en su columna, el siguiente año será de suma importancia estar al tanto los ingresos del sector externo vía petróleo y remesas (concepto que considero le hizo falta mencionar, aunque no es fácil de cuantificarlo) para respetar la regla de déficit público establecida. Sería una lástima que los precios internacionales de la mezcla mexicana no aumentaran lo suficiente para contrarrestar la caída de la producción y, así, poder mantener los ingresos similares al año en curso. Y digo que sería una lástima porque un menor gasto público, aunado a un mayor déficit, podría hundirnos en una contracción mayor a la de los demás países que tienen diversificado su portafolio de ingresos.
Jorge Gutiérrez Barajas

Anónimo dijo...

Saludos...Algunos de ustedes han opinado que temen que las reservas de los bancos con el FED pueden desatar la inflacion cuando venga la recuperacion. Bueno, actualmente el FED paga una tasa de 25 pb sobre las reservas, y facilmente puede aumentar esa tasa a 75 pb o a cualquera tasa que desee, para desalentar que las reservas se conviertan en prestamos en la economia (lo que si podria propiciar la inflacion). Francamente, no creo que la inflacion vaya a ser un problema en EEUU. Si lees las encuestas de los negocios pequenos en EEUU (que son responsable por la mayoria de los nuevos puestos), se daran cuenta que el problema #1 es falta de demanda aggregada, y no falta de prestamos. Tambien, la ultima vez que hubo una inflacion material en EEUU fue en los 70s, cuando los sindicatos tenian mucho mas poder que actualmente. Hoy dia, a pesar de los esfuerzos de los Democratas para fortalecer los sindicatos (muy estilo AMLO, todo lo de Obama en torno a los sindicatos, pero todos sabemos que si AMLO fuera un politico en EEUU, seria considerado un Democrata moderado), los sindicatos estan muy debil. Veo muy dificil que haya inflacion en EEUU cuando los ingresos crecen 0.5% real, ano tras anos............

Anónimo dijo...

Me parece importante subrayar la razón por la que las dos variables de importancia mencionadas en el texto, precio del petróleo y sector externo, son importantes para la economía mexicana. Las dos varables adquieren gran importancia debido a que son grandes fuentes de ingresos para el país. Entonces, si tomamos en cuenta que las variables que determinan una función de beneficios simple son la demanda del bien y la tecnología de la empresa que determina su función de costos, podemos pensar que hay varias formas de manipular estas variables.

Por un lado, los ingresos petroleros se pueden manipular mediante la inversión en el sector, ya que si se invierte en tecnología, los costos de la industria se verán disminuidos y de esta manera los beneficios aumentarán, lo que puede disminuir los efectos negativos de una baja no esperada de los precios del petróleo. Además, la creación de tecnología asegura ingresos aún cuando las reservas de petróleo mexicanas estén agotadas.

Por otro lado, el llamado sector externo puede crecer si la demanda de los productos mexicanos aumenta; una manera de mejorar esto es mediante mejoras en la calidad de los productos; para esto, es importante diseñar un programa impositivo que minimice las distorsiones en los mercados más relevantes del sector externo. Si las distorsiones en estos mercados son mínimas, se permite a las empresas tener mayores beneficios para mejorar la calidad de los productos mediante investigación en sus areás de interés y reducir sus costos. De esta manera, la calidad del producto mejoraría y, eventualmente, la demanda de estos productos se podría ver aumentada.

Si, probablemente se recauden menos impuestos en estos sectores por algunos años, sin embargo, estos sectores pueden crecer lo suficiente como para diversificar las industrias en los que se basa la recaudación fiscal y no depender de la decreciente producción y venta de petróleo mexicano que, eventualmente, se agotará. Por lo tanto, parece ser urgente la creación de un mejor sistema impositvo que incentive la inversión para investigación en áreas clave de la economía mexicana con la finalidad de cubrir esa tercera parte de ingresos que el petróleo aporta actualmente al país.

Arturo Romero Yáñez

Anónimo dijo...

Considero que es importante que se busquen nuevas fuentes de ingresos y que no se dependa tan directamente del petróleo. Actualmente, las reservas de petróleo de los Estados Unidos Mexicanos se están agotando y al parecer el gobierno federal no tiene contemplado un "plan b" para recuperar estos recursos en el momento en el que se termine el crudo que hay en nuestro territorio.
Creo que es el mejor momento para que el gobierno comience a apostarle a las energías sustentables y renovables; sé que no es una tecnología que se pueda conseguir a un precio bajo, pero el gobierno debe de hacer un buen esfuerzo para conseguir los recursos y comprar esta tecnología (creo que a largo plazo sería bastante benéfico).
Ahora bien, existe una alta correlación entre la economía mexicana y la estadounidense; entonces profesor, ¿no correríamos un gran riesgo si la FED aumenta la oferta monetaria, en el sentido en que habría una inflación, se correría el riesgo de que el dolar se devaluara y por lo tanto nuestras exportaciones disminuirían (debido a que nuestros productos se encarecerían)?

René Kuster Rojas