miércoles, 14 de agosto de 2013

Sobre los Consejeros para IFETEL Y CFCE

Mi columna, Tintero Económico, que se publica hoy en el Universal

27 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante la columna. Estoy completamente de acuerdo con que la autonomía no se consolida con el proceso de selección innovador que se ha implementado por el gobierno. Elementos adicionales que regulen la institución, como el hecho de que los comisionados no tengan incentivos a favorecer a alguna empresa, son cruciales para garantizar la autonomía. Al igual que con Banxico, la autonomía de las instituciones es una buena dirección para garantizar un mercado eficiente y competitivo.

Un saludo!

Christian González Rojas

Anónimo dijo...

Buenas tardes, profesor.

Estoy de acuerdo con usted, la labor que realizan los académicos es admirable por la cantidad de conocimiento que poseen y como ayudan a resolver problemas económicos indispensables para el desarrollo del país. Como usted menciona, si se incluyeran en algún órgano de regulación, permitiría una mejor investigación a los problemas a los que se dedica cada organismo y permitiría una mayor autonomía tanto al IFETEL como al CFCE, que es uno de los principales objetivos de la reforma en materia de competencia.

Saludos cordiales,

Danae Hernández Cortés.
Quinto Semestre

Anónimo dijo...

Me parece interesante su columna, ya que en mi opinión la creación de estas entidades autónomas será relevante para la regulación de competencia en el país. Asimismo, considero que la selección de los aspirantes mediante una evaluación para presentarlos al Presidente fue la mejor forma de evitar sesgos en la selección de los comisionados. Adicionalmente, coincido con usted y espero que se considere a los académicos y, en general, a los mejor calificados para ocupar esos puestos.

Saludos,

Ma. Carmen Hdez. Ruiz
5to semestre

Anónimo dijo...

Buenas tardes,

Personalmente, este tema me parece interesante por la necesidad de regular ciertas sectores. Sin embargo, no creo que la sustitución de entidades de regulación es el paso adecuado para resolver el problema de la Cofeco.

Andrea Miranda González
5° Semestre

Anónimo dijo...

De acuerdo con usted sobre la participación de los académicos en los organismos autónomos. Esperemos que los seleccionados sean las personas más calificadas y no aquellas quienes consiguieron colarse por los “huecos” que usted menciona.

Fernando Varela
Primer semestre

Anónimo dijo...

Buenas tardes, profesor.
Considero al igual que usted, que la propuesta de académicos capacitados es una gran opción, ya que con su conocimiento y capacidad podrían dirigir adecuadamente estas instituciones, sin que se tenga la preocupación de que contribuyan a intereses políticos y empresariales; es decir, que se consoliden como autónomas. Sin embargo, esto como ya sabemos es imposible, ya que no hemos dejado atrás el sistema de "dedazo", y como usted menciona, los que entren a estas nuevas instituciones de esta forma, simplemente son "huecos" o "irregularidades".
Lo que nos queda es confiar que una vez creadas estas instituciones, hagan lo mejor posible para abrir el paso ha una libre competencia.

Saludos.
José Raúl Luyando Sánchez
1er semestre

Anónimo dijo...

Me parece muy interesante el punto acerca de la relación con los regulados sea de cualquier tipo, ya que la objetividad puede ser distorsionada por lo anterior. Considero que al incluir académicos se puede tener un panorama más amplio facilitando el trabajo y mejorándolo.
Saludos
Maffy Porras

Anónimo dijo...

Buenas tardes, profesor.
Considero al igual que usted, que la propuesta de académicos capacitados es una gran opción, ya que con su conocimiento y capacidad, podrían dirigir adecuadamente estas instiruciones, sin que se tenga la preocupación de que contribuyan a intereses políticos y/o empresariales; es decir, que se consoliden como autónomas. Sin embargo, esto como ya sabemos es imposible, ya que no hemos dejado atrás el sistema de "dedazo", y como usted menciona, los que entren a estas nuevas instituciones de esta forma, simplemente son "huecos" o "irregularidades".
Lo que nos queda, es confiar en que una vez creadas estas instituciones, harán lo mejor posible para abrir paso a una libre competencia.

Saludos.
José Raúl Luyando Sánchez
1er semestre

Anónimo dijo...

Buenas Tardes.

Efectivamente este es un tema de suma importancia, sin embargo considero que existen diversos puntos que si no se cuidan o se les toman la debida atención, podría resultar contraproducente; por ejemplo, considero que aunque se hayan convocado autoridades externas para elegir al comisionado, es necesario que la elección sea objetiva y que no se dé por relaciones de “compadrazgo”, ya que como comenta, esto traería como consecuencia “una enfermedad” aún mayor al no contar con gente calificada en el puesto. Para finalizar, concuerdo con usted al expresar la idea de que se deben de tomar en cuenta a Académicos, ya que, si bien no cuentan con la suficiente experiencia, poseen los conocimientos necesarios que requieren ser aplicados.

Mónica Olvera Méndez
5° Semestre.

Anónimo dijo...

Buenas Tardes.
Efectivamente este es un tema de suma importancia, sin embargo considero que existen diversos puntos que si no se cuidan o se les toman la debida atención, podría resultar contraproducente; por ejemplo, considero que aunque se hayan convocado autoridades externas para elegir al comisionado, es necesario que la elección sea objetiva y que no se dé por relaciones de “compadrazgo”, ya que como comenta, esto traería como consecuencia “una enfermedad” aún mayor al no contar con gente calificada en el puesto. Para finalizar, concuerdo con usted al expresar la idea de que se deben de tomar en cuenta a Académicos, ya que, si bien no cuentan con la suficiente experiencia, poseen los conocimientos necesarios que requieren ser aplicados.
Mónica Olvera Méndez
5° Semestre.

Anónimo dijo...

En mi opinión, no es una absoluta necesidad tener sólo académicos en esos puestos. Sin embargo, en México sucede que muchos puestos altos son equiparados por 'dedazos'. A veces tiene más importancia gente que ha estado formada más tiempo en la fila que cualquier otra. Podría suceder que alguien que no sea académico tenga un mejor desempeño. No obstante, estoy de acuerdo con que haya una fuerte correlación positiva entre el número de académicos en estos puestos y un desempeño sobresaliente en este tipo de instituciones.

Cien saludos,

Germán Villar

Anónimo dijo...

Saludos cordiales, profesor.

Me pareció muy interesante su columna. Concuerdo totalmente con sus observaciones. En verdad es de suma importancia llevar a cabo la regulación adecuada en estos ámbitos, pues la falta de competencia es tóxica para la economía. Sin embargo, usted hace notar que, por desgracia, ciertos candidatos a ocupar el cargo no están calificados para ello. Esperemos que el proceso de selección-- o más bien, lo que resta de él-- sea transparente y justo, tal que sean individuos con la capacidad y firmeza moral requeridas los que asciendan a los cargos.

Ricardo Ramírez Vargas
Primer semestre

Anónimo dijo...

Buenas Tardes.
El problema que enfrenta México en aspecto de competencia, no se soluciona con la creación de organismos autónomos, aunque si es necesario, como usted lo menciona. Si bien el proceso en el cual se elegirá a los comisionados es innovador, la elección correcta de los mismos es una pieza fundamental en alcanzar el objetivo con el cuál serán creados la CFCE y el IFETEL. Coincido con la idea de que académicos formen parte de estos organismos autónomos, ya que son personas especializadas en asuntos de competencia, además, de que al ser su campo laboral la docencia y/o investigación, se esperaría que fueran comisionados imparciales en la toma de decisiones.
Isamar Hernández Castillo
Quinto semestre

Anónimo dijo...

¿El que una institución sea autónoma es un signo de inclusividad en materia de transparencia y regulación? En mi opinión, sólo en algunos aspectos administrativo y económicos, pues ya que se goza de cierta independencia. Es en ese momento en el que se hace indispensable una tutela que vigile el cumplimiento de los objetivos que vigile el cumplimiento de los objetivos por el cual fue creado dicho organismo.
Referente a los comisionados, me parece conveniente que de este tipo de situaciones se hago uso de un criterio de imparcialidad y equidad. Sólo por añadir algo más que puede o no relacionarse con el tema, es importante considerar el caso del nepotismo en México que es muy común en cargos públicos.
Saludos
Fernando Lozano, 5ª Sem

Anónimo dijo...

Creo que el proceso de selección de comisionados que se ha implementado es un giro muy interesante, el cual permitirá que gente realmente capacitada sea elegida como comisionado. Estoy totalmente de acuerdo con usted en que se debe considerar seriamente la inclusión de académicos, pero también creo que para este tipo de organismos no solamente se necesitan académicos, sino académicos fuertemente familiarizados y vinculados con las políticas públicas del país.

Saludos,

Christian Rossbach Olivieri Sangiacomo

Anónimo dijo...

La inclusión de académicos en puestos políticos me parece una propuesta que debe tomarse en cuenta. Aunque no en su mayoría, sería conveniente que algunos expertos en el tema ocuparan un porcentaje considerable de las plazas para poder tener una mayor diversidad de ideas y llegar a soluciones.

Saludos,
Michelle Castillo
Primer semestre

Anónimo dijo...

Considero que menester la elección mixta entre académicos y ex funcionarios; ya que, la combinación acertada de estos lograría un mayor funcionamiento de la CFCE y del IFETEL, por sus diferente experiencia entre la academia y la política. Me parece muy interesante su columna.

Saludos,

Cesar Enrique Uribe Ortiz, 1er Semestre.

Luis Felipe Velázquez López dijo...

Coincido contigo en la urgencia (no adoptada aún) mexicana por darle la ponderación que el tema de la competencia demanda en un panorama tan desfavorable como el nuestro. Por esto mismo me encanta que reiteres en tratar este tema en tu columna.

Como estudiante del CIDE pienso: "Si los que toman decisiones en organismos de tanta relevancia no son en casi ningún caso las personas que han estudiado a fondo los temas referentes, entonces ¿quién diablos podría estar ahí?"

Si bien es cierto que es necesario cierto perfil que permita a los ratones de biblioteca sentarse detrás de importantes escritorios, es urgente que dejemos de politilizar cualquier cargo que sin duda requiere una formación académica del más alto nivel. Un ejemplo claro y sencillo que me viene ágilmente a la cabeza es el proceso totalmente oculto con el que se eligen funcionarios en el INAH. Afortunadamente vemos que, tanto en esta última institución así como en algunos destacables ejemplos como los que tú tratas, se ha comenzado a generar un interés por hacerlo de un modo más adecuado, más inteligente y menos suicida, digamos.

Anónimo dijo...

Coincido con la importancia de evaluar los conocimientos de los aspirantes y considero que es igualmente importante cerciorarse de su su compromiso ético con la sociedad; esto último difícilmente puede ser evaluado si no es con la reputación y la serie de valores que los han acompañado en su formación académica y profesional.

Saludos.

Carolina

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con usted, en que es necesaria la participacion de académicos dentro de las instituciones autónomas, que tomen las desiciones que el pais necesita.


Juan Wences Rivera
Primer semestre

Anónimo dijo...

Buenas noches. Concuerdo con que es necesario que los comisionados sean expertos técnicos y que tengan amplia experiencia para que desempeñen sus funciones debidamente. Sin embargo, se debe prestar atención a que los funcionarios permanezcan verdaderamente ajenos a los regulados y eso sólo se garantiza con su integridad moral (que nunca se acaba de garantizar) o con el sistema de incentivos al que se sometan. Espero que la legislación contemple este.
!Buena vibra!
Alejandro Sotelo

Anónimo dijo...

Sin duda es importante que entre los comisionados se encuentren individuos con una trayectoria académica y conocimientos técnicos sólidos; sin embargo, considero importante que también participen individuos con un conocimiento más práctico; es decir, creo que lo ideal sería tener un balance entre los comisionados elegidos para tener diversos puntos de vista. Esperemos que el proceso de selección realmente se desarrolle por méritos y capacidad y no se llenen "huecos" indeseados.

Jonas Yael López Niño

Anónimo dijo...

Concuerdo con usted respecto a que Mèxico necesita colocar a gente imparcial y experta en el tema como son varios acadèmicos en los puestos de estas nuevas organizaciones reguladoras, sobretodo en tun tema tan importante como lo es el de telecomunicaciones.

Saludos

Teo Palafox Morales
primer semestre

Anónimo dijo...

Nota muy interesante, me gustaría tocar tres puntos.

1. Innovadora la reforma, formar un comité especializado, que propicie las condiciones necesarias para una mayor competitividad del sector de las telecomunicaciones es fundamental para evitar condiciones de monopolio. A la reforma le falto un componente importante en la elección de candidatos, para que la elección del presidente no sea cuestionada como favores o alguna cuestión de índole político, también se tiene que crear un consejo de elección, similar al evaluador, que sea más riguroso en la elección de los comisionados, y así la decisión no recae por completo en el ejecutivo.

2. Coincido, no se puede garantizar el funcionamiento perfecto del mercado, sin embargo la correcta regulación, que no llegue a ser intervencionista, es la mejor solución a las imperfecciones del mercado. Por otro lado, adicionalmente al incremento de competitividad, garantiza un incremento en el bienestar de los consumidores, pues es la finalidad de estas instituciones, evitar los excesos (en tarifas, ganancias, calidad del servicio, tamaño en el mercado, etc.) en mencionado sector. Por último, se suma a la serie de reformas estructurales que necesita el país para aspirar a un mayor crecimiento económico.

3. Adicionalmente a los lineamientos que se solicitan a los aspirantes a comisionado, debería existir un apartado que involucre de manera obligatoria a los académicos en este tipo de instituciones. Otra alternativa, podría ser la existencia paralela de un consejo conformado exclusivamente por académicos, que evalué a los comisionados y las decisiones que tomen al ser elegidos para el puesto; involucrar a los académicos de manera formal, enriquecería la propuesta y le propiciaría decisiones mucho más acertadas.

Una reforma interesante, que sigue el camino que el gobierno de Peña Nieto se ha propuesto, el de hacer las reformas estructurales que necesita el país, como condición para aspirar a un mayor crecimiento económico.

Saludos.

Erik Allan Lozada Cortés
1er. Semestre

Anónimo dijo...

Hola profesor!
Totalmente de acuerdo en lo relacionado a la importancia de EQUILIBRAR organismos autónomos con la presencia de académicos; sin embargo, también me gustaría leer cuáles serían las posibles desventajas de asignar académicos, por naturaleza técnicos, a tareas tan prácticas. ¿Cuál sería, desde su perspectiva, el trade-off?

Anónimo dijo...

Hola profesor!
Totalmente de acuerdo en lo relacionado a la importancia de EQUILIBRAR organismos autónomos con la presencia de académicos; sin embargo, también me gustaría leer cuáles serían las posibles desventajas de asignar académicos, por naturaleza técnicos, a tareas tan prácticas. ¿Cuál sería, desde su perspectiva, el trade-off?

Saludos!

Oscar González

Anónimo dijo...

La competencia económica es esencial para generar eficiencia y, como mencionó implícitamente, es un factor importante para la productividad, el crecimiento y la igualdad. Por una parte, considero que este procedimiento y la autonomía de estas instituciones es de suma importancia para mejorar los mercados en la economía mexicana. Por otra parte, La participación de académicos e investigadores en estas instituciones reguladoras es importante para poder tratar de aplicar la teoría aprendida y buscar un mayor parecido con los mercados ideales. Sin embargo, siendo realistas creo que es importante tomar en cuenta que personas con estudios no están exentas de ser seducidas por ofertas de empresarios poderosos o políticos. A pesar de ello, creo que es un gran avance en materia económica.

Alan R. Figueroa Galaz
5to Semestre