jueves, 27 de noviembre de 2014

CIDE, EPN Y REFORMA AL SISTEMA DE JUSTICIA

Pues bien, el Presidente EP ofreció hoy un mensaje muy anunciado y esperado, producto de la efervescencia política y social en el el país como consecuencia del caso Ayotzinapa, pro en el fondo derivado del hartazgo de la sociedad a la inseguridad,corrupción, impunidad y violación a los derechos humanos que ha sufrido la sociedad mexicana desde hace varios años.  

El Presidente anunció 10 medidas para hacer frente a este problema, pero para sorpresa de muchos de nosotros, la única referencia de alguna persona  institución fue precisamente del CIDE y su director general en los siguientes términos: 

"[...] en el próximo Periodo Ordinario de Sesiones del Congreso de la Unión, impulsaré una amplia agenda de reformas para mejorar la justicia cotidiana. Para enriquecer estas iniciativas, le he solicitado al doctor Sergio López Ayllón, Director General del Centro de Investigación y Docencia Económicas, una de las instituciones más prestigiadas del país, que organice foros de consulta con juristas, académicos y representantes de la sociedad civil. Al finalizar sus trabajos, en un plazo máximo de 90 días, recibiré sus propuestas y recomendaciones. Y por ello, le agradezco a este centro público de investigación su compromiso con México".

Esto ha provocado diversas y encontradas reacciones. Creo importante reproducir paret de un mensaje de nuestro director: 

"Desde su fundación, el CIDE se ha concebido como un centro público de investigación de altísima calidad pero no desconectado de los asuntos públicos. Tiene, como parte de su misión, "la generación de conocimiento socialmente pertinente que auxilie en la toma de decisiones en temas clave de la agenda pública". Ante la posibilidad de que la institución pudiera participar no sólo como observador de los grandes problemas del país, sino contribuir con ideas a resolverlos --como lo ha hecho con tanto otros temas, desde la reforma judicial, la agenda de transparencia y rendición de cuentas, la política de salud, etc.--, me parece que el CIDE debe cumplir con su misión y apoyar, desde sus capacidades de investigación y su rigor científico, a resolver un problema central del país: un acceso a la justicia amplio, eficaz y equitativo para todos los mexicanos. Este tema, lo sabemos todos, es una de las líneas de investigación más sólidas de la institución.

Las implicaciones de esta tarea son importantes, pero claramente delimitadas. El CIDE será responsable de concebir y organizar los foros de consulta en todo el país, analizar y procesar las discusiones y articular un conjunto de recomendaciones que puedan orientar las decisiones públicas en esta materia. Los foros estarán abiertos a todos los que quieran participar. El resultado no será la posición de un investigador del CIDE, de su director ni de la institución en su conjunto, sino que reflejará necesariamente la diversidad de puntos de vista y de instituciones que participarán en el proceso.

Se construirán escenarios, alternativas, líneas de acción y estrategias de implementación, pero a partir de los foros públicos que organizaremos. El CIDE entregará los resultados del proceso, pero no será el vocero de un gobierno, el negociador en el legislativo ni el encargado de la operación. Ofrecerá, como lo requiere su mandato, recomendaciones para enriquecer las iniciativas legislativas.

La contribución que hará el CIDE en este proceso no tendrá implicaciones en la libertad de cátedra, en las actividades estudiantiles, en la vocación crítica de nuestra comunidad, ni en las opiniones que, como siempre, serán responsabilidad de cada investigador en un ambiente de pluralidad y respeto."

Creo que es importante enfatizar que el CIDE ha logrado posicionarse como un centro académico de excelencia; con una visión plural y democrática. Su trabajo lo ha realizado con administraciones de diversos colores y visiones política e ideológicas, buscando respetar sus principio técnicos y académicos, y espero ésta no sea la excepción. Este es un gran reto, no exento de altos riesgos, pero que estoy confiado enfrentará de una manera responsable. Al menos eso es lo que espero por el bien de nuestra institución.