sábado, 7 de junio de 2014

Banxico reduce su Tasa a 3%: ¿Medida Correcta, Oportuna y Efectiva?

El Banco de México anunció ayer una reducción en 50 puntos base en su tasa de referencia para ubicarla en 3%, lo que provocó cierta sorpresa entre analistas. Una rápida reflexión para el debate:

1. En lo personal creo que fue adecuado dada los condiciones de debilidad en la actividad económica del país y el bajo crecimiento reportado.

2. Sin embargo, no creo que sea oportuna en el sentido de que esta acción debió tomarse al menos desde la reunión pasada de la Junta. Los indicadores de debilidad de la economía los hemos estado viendo desde hace tiempo. Por otro lado, sabemos que el impacto de la política monetaria requiere de varios meses por lo que si bien ayudará en la esperada recuperación, pudo haber ayudado desde hace tiempo.

3. Desde mi perspectiva Banxico se tardó, al igual que en el 2008, no porque no se diera cuenta del problema en la economía real, sino porque siguen una política monetaria mucho más estricta en términos de su objetivo inflacionario. En esta paper que publiqué hace tiempo modelamos el comportamiento de la autoridad con una regla similar a la de Taylor, pero para México y mostramos su fuerte apego al objetivo inflacionario, pero adicionalmente su reacción en forma no lineal al tipo de cambio. En este sentido, (ver gráficas abajo), el tipo de cambio se estuvo depreciando desde finales del año  pasado, y aunque inició su apreciación ya hace varias semanas, es probable que Banxico esperara a ver una tendencia más sólida. En cuanto a la inflación, el impacto de la reforma fiscal a inicios de año provocó un aumento en precios, pero en febrero fue menor y después ha tendido a disminuir. Aunque Banxico sabía y así lo manifestó, de que sería un impacto temporal, mi impresión es que no quiso arriesgar. En suma, al igual que en el 2008, la autoridad le ha dado más peso a componente de inflación (lo cual es su objetivo) y menos al de la brecha del producto, a pesar de la gran debilidad en la economía real.

4. Finalmente, queda la duda de la efectividad de esta acción, particular a bajos niveles de inflación y tasas. De alguna forma, las reducciones en tasas en México no se trasladan como se quisiera al resto de las tasas en el mercado, por lo que al final el impacto en demanda agregada es menor al esperado. Pero este será un tema empírico.


5 comentarios:

Raúl Lases Zayas dijo...

Hola Alejandro
Disculpa que exprese de nuevo mi inquietud, alguna vez ya lo hice hace meses aquí y en otros blogs, respecto a que nuestros economistas más connotados del país muy poco se atreven a hacer propuestas concretas de política económica de corto plazo, básicamente solo comentarios o críticas a toro pasado sobre lo ya realizado por SHCP, Banco de México, etc. Por ejemplo sobre la baja en las tasas de interés que se acaba de anunciar, ahora resulta que era una buena medida y hasta se tardaron, pero no observé que previamente se hubiese impulsado en ese sentido una corriente de opinión de economistas favorables a esa medida. ¿será la regla esperar a ver que hace el gobierno y luego criticar o comentar? Hace unas semanas dejé también un comentario semejante en el Blog de J. Heath, que me parece magnífico, preguntando si no sería entonces el momento de un relajamiento de la política monetaria, pero no vi respuesta.
Saludos cordiales, espero mañana como siempre tu recorrido semanal por la Econoblogósfera

Alejandro Villagomez dijo...

Raúl, gracias por tu comentario. Es cierto, suele suceder lo que señalas. En mi caso, hace tiempo que no comentaba sobre pol monetaria pero mi posición ha sido sobre acciones contra cíclicas, particularmente en la fiscal lo cual expresé todo el fin del año pasado y sobre monetaria en el 2008 y en mi libro de la crisis.
Sobre responder comentarios, en mi caso no siempre encuentro el tiempo para responder todos, en el blog, FB y twitter. un saludo

Anónimo dijo...

¿Qué cree usted que le interesa más a Agustín Carstens, conseguir el objetivo de inflación o ser ratificado en su puesto?

La reducción de la tasa de política monetaria para apoyar a la actividad económica termina con dos mitos. Uno, que el Banco central tiene como único objetivo el control de la inflación. Hace unos meses hubo discusión en algunos círculos sobre la posibilidad de que tuviera un mandato dual pero esa posibilidad fue rechazada con severidad por el mismo Banco de México. Ahora se tienen que comer sus palabras. Dos, se acaba el mito de que el banco central es inmune a presiones políticas. La reducción de la tasa de interés se suma a otras muestras muy claras de que Agustín Carstens quiere tener excelente relación con el Presidente para conseguir su ratificación al final de 2015.

La ratificación del Gobernador del Banco de México es muy importante porque le permitiría competir otra vez por el puesto de Director del Fondo Monetario Internacional, el cual estará vacante a mediados de 2016 y podria competir otra vez en 2021. Un excelente lugar para hacer campaña es el Banco de México.

¿La sorpresiva reducción de la tasa de interés es coherente con el objetivo de inflación? No, por las siguientes razones (no puede ser una casualidad que nadie la esperaba).

Hace apenas unas pocas semanas el Banco de México baja pronóstico de crecimiento del PIB en 2014 de un rango de 3-4% a 2.3-3.3% y deja claro que no hay cambios en su estimación para la inflación. Es decir, se tenía la misma inflación y crecimiento del PIB más bajo. Por tanto, es contradictorio que el Banco de México ahora postule que si hay espacio para disminuir la tasa, apoyar el crecimiento del PIB y que de todos modos la inflación converge hacia el nivel objetivo.

La sorpresa que ha dado el Banco de México no puede producir menos inflación sino más. Para que la sorpresiva reducción de la tasa de interés pueda apoyar el crecimiento, necesariamente debe provocar un poco de inflación.

TODOS los pronósticos, indican que se espera una inflación por encima del objetivo. La encuesta de expectativas del propio Banco de México revela que las expectativas de inflación para todos los horizontes son mayores que el objetivo: la expectativa para el final de 2014 es de 3.8%, para los siguientes doce meses a partir de mayo es de 3.7% y para el final de 2015 y 2016 es de 3.5%.

Es muy negativo que el Banco de México hace a un lado su objetivo de inflación cuando tal objetivo ni siquiera tiene credibilidad. Actualmente, la inflación es de 3.5%, lo que significa que los analistas esperan que la inflación se aleje un poco más del objetivo ( la frase que usa el Banco de México para decir que las expectativas están firmemente ancladas es incompleta y engañosa porque no aclara que están ancladas en niveles indeseables).

No habia espacio para que el Banco de México disminuyera la tasa de política monetaria y de hecho va en contra de su objetivo pero esta claro que se alinea con el objetivo del Gobernador.

Anónimo dijo...

Estimado profesor

Usted señala que la medida de política monetaria es adecuada, pero no es oportuna. Sin embargo las medidas fiscales y monetarias se aplicaron en sentidos opuestos, en la práctica operan juntas y con cierta coordinación o al menos en la misma dirección.

La pregunta es ¿Por qué se tomó la decisión de relajar la política monetaria hasta ahora? Un relajamiento de la política monetaria podría poner en la peligro su credibilidad.

Los economistas señalan que se puede conducir a un caballo hasta el agua pero no se le puede obligar a beber, o bien que la política monetaria es como una cuerda, sirve para tirar pero no para empujar. Además, la decisión de política monetaria no se reflejará de manera inmediata en la economía y los riesgos para el crecimiento de la actividad económica seguirán presentes.

El Banco tiene un gavilán, se formó con grandes profesores, como Gary Becker, Lucas, James Heckman y Fogel, entre otros. Es un gavilán y su prioridad es el combate a la inflación, siempre ha manifestado el reconocimiento de la estabilidad de precios como el objetivo fundamental de la política monetaria y que es la mejor contribución que puede hacer para el crecimiento económico.

En la próxima minuta de la reunión conoceremos las posturas de la junta y con una lectura cuidadosa se pueden identificar algunas posturas de los integrantes de la Junta de Gobierno.


Saludos

Anónimo dijo...

Estimado profesor:


En la minuta de la reunión de la junta de Gobierno se identifican dos miembros que manifestaron su posición de mantener sin cambio la tasa de referencia.

Es una lectura interesante, esperemos que pronto aparezcan los nombres para conocer las posturas personales, además es una medida que implementan otros bancos centrales.

..."El integrante que se opuso a la reducción de tasa argumentó que el posible efecto sobre la actividad
económica de una disminución en la tasa tomaría tiempo, ocurriendo en todo caso cuando la economía ya esté en una expansión más notoria, y añadió que el nivel de la tasa no parecería haber inhibido el crecimiento".

Saludos