jueves, 27 de febrero de 2014

Pacto Fiscal ¿Positivo?

Hoy el gobierno anunció un Pacto Fiscal cuyo principal mensaje es que no se realizará ningún aumento de impuestos en lo que resta de esta administración (2018). Comparto una primera reflexión a bote pronto.

La propuesta tiene elementos positivos y otros negativos. El principal argumento que se ha repetido por parte de las autoridades es la de generar certidumbre (fiscal) en lo que resta de la administración. La reforma realizada a finales del año pasado fue muy compleja y hay heridas que sanar con distintos sectores. Es cierto que la certidumbre es un elemento que es fundamental para garantizar el buen funcionamiento de la economía y contribuye al crecimiento. Este pacto es similar a una regla fiscal, como acotar el déficit o la deuda, y permite garantizar a los agentes económicos el comportamiento fiscal futuro de la autoridad.
Sin embargo, no parece ser una gran idea considerando los problemas estructurales de las finanzas públicas. Para muchos la reforma del año pasado fue limitada y dejó muchos temas en el tintero. No resuelve el problema de la petrolización de las finanzas públicas ni la ampliación de la base y otros aspectos que se han discutido en el pasado. No es seguro que genere importantes aumentos en el ingreso público como lo han mostrado estimaciones no oficiales. La autoridad se amarra las manos para tratar de corregir en los próximos años algunos de estos problemas.
Por otro lado, tampoco es una decisión radical. Sabemos que una recomendación ha sido que cuando un gobierno decide plantear una reforma fiscal, es mejor hacerlo al principio de la administración para diluir el costo político. Eso fue lo que sucedió y, aún sin Pacto, era poco probable que la actual administración planteara nuevos cambios fiscales importantes.
En todo caso, no creo que sea una gran idea amarrarse las manos y la certidumbre fiscal puede obtenerse por distintos medios sin necesidad de cancelar el uso de un instrumento importante que es el manejo de este componente de la política fiscal.